8 C
La Plata
21/09/2021
InicioJuegos OlímpicosRemo: punto final para Milka Kraljev y un primer paso para Evelyn...

Remo: punto final para Milka Kraljev y un primer paso para Evelyn Silvestro

Con un triunfo en la final C, la representante de Tigre cerró su campaña olímpica; la de Zárate se ilusiona con París 2024.

Publicidad
Publicidad

Por Gastón M. Luppi, desde Tokio

Milka Kraljev y Evelyn Silvestro se despidieron de los Juegos Olímpicos de Tokio con una victoria en la final C del doble par ligero de los remos. Este triunfo marca seguramente para Kraljev el punto final de su carrera olímpica, en tanto Silvestro se ilusiona con la posibilidad de que haya sido tan solo el comienzo.

Para Kraljev, de 38 años, y quien en Tokio tuvo su tercera experiencia olímpica, el balance fue “bastante bueno”. “Fuimos creciendo regata a regata y nos vamos contentas porque pudimos demostrar en el agua lo que realmente somos. Si bien fue en la última regata y nos hubiese encantado tener un poco más de roce para que fuera así desde la primera y llegar un poco más confiadas desde el principio, esto es deporte, es alto rendimiento, y la verdad es que nos vamos contentas”, le dijo a la Agencia DIB al término de su participación en el Sea Forest Waterway.

Para Silvestro, de 21 años y oriunda de Zárate, esta fue su primera participación olímpica. “Estamos muy contentas porque esta última regata fue verdaderamente lo que somos nosotras, dimos nuestro 100 por 100 y ganamos una regata de los Juegos Olímpicos. Más allá de que sea la final C, es una regata, la ganamos y estamos felices por eso”, le manifestó a DIB.

En esa final de esta mañana (noche del miércoles argentino) se impusieron con un tiempo de 7m05s82, con 9s43 de ventaja sobre las australianas Valentina Cavallar y Louisa Altenhuber. De esta manera, culminaron en el 13º puesto de la clasificación general, la mejor colocación para Kraljev, que fue 17ª en Atenas 2004 y 15ª en Londres 2012.

A propósito, con la experiencia de otros dos Juegos sobre sus espaldas, Kraljev definió a Tokio 2020 como “un juego incómodo, raro. No poder abrazar; no poder estar cerca de los conocidos o los amigos; que mi familia no haya podido viajar, o la falta de público, que quizá también hubiese hecho un poco la diferencia…”, enumeró. Sin embargo, “los argentinos obviamente buscamos la manera de que ese encanto se mantenga, como siempre. Seguimos tomando mate, cada uno con el suyo pero todos juntos, y tratamos de que esa familiaridad no se pierda”.

Pero la pandemia es lo que ha tocado en suerte. “Quizá, si no nos hubiésemos contagiado hubiésemos tenidos más roce, hubiesen pasado mil cosas si toda esta pandemia no hubiese estado”, resume sin más Kraljev, aunque destaca: “Pero no hay que quedarse con lo malo solamente, sino con el poder haber estado acá, haberlo disfrutado, haber corrido, haber ganado nuestra regata”.

Y en la misma línea, la zarateña Silvestro: “Es todo prueba y error, y de los errores se aprende más que de las victorias. A nosotras nos pasaron las dos cosas, perdimos y ganamos, y entonces de las dos cosas aprendimos”. Y cuenta de su proceso: “Es muy difícil llegar acá, clasificar es un camino muy largo. Pero vale la pena luchar por eso. Estoy feliz por todo el proceso que pasamos, que superamos. Eso te hace más fuerte, te hace abrir los ojos y aprender verdaderamente lo que es el alto rendimiento”. Y deja un mensaje: “Podés llegar a cumplir cualquier objetivo que te propongas por más difícil que lo creas. Todo se puede cumplir, todo se puede lograr”.

¿Fue la última?

Kraljev le pone punto final a su carrera olímpica, 17 años después de haber competido en los Juegos de Atenas 2004. “A partir de ahora el próximo Juego va a ser del otro lado, del lado de entrenadora quizá, que me encantaría. Si remo, voy a remar por gusto, no para competir. No sé si esta fue mi última regata o qué, pero de Juego Olímpico sí creo que cuelgo”, sentencia con algún margen de duda.

Consultada por DIB acerca de la permanencia durante tantos años en el alto rendimiento, Kraljev responde: “Cuando uno se propone un sueño, es difícil que lo bajen. Y cada vez que me dieron la oportunidad, traté de estar a la altura y por suerte pude demostrarlo. No fue fácil y menos en un país tan lejos de las regatas internacionales, que generalmente son en Europa o en el Hemisferio Norte. Pero también está bueno porque le das esperanzas a un montón de gente de que los sueños son posibles”.

Ahora deberá continuar con la posta Silvestro, quien en Tokio vivió su primera experiencia olímpica. Y para Kraljev, eso es clave para el futuro de la deportista de Zárate: “Para cualquier deporte que uno practique, ver una final olímpica en vivo es hipermotivante, son cosas que no te olvidás más y cosas que querés vivir, que querés experimentar. Si vivís un Juego Olímpico y no te motiva estar en el próximo y hacer un mejor resultado, hacer final o estar en el podio, no tenés sangre, directamente”.

No obstante, Silvestro pone paños fríos a la charla: “Primero, paso a paso. Hay que clasificar y después, si se da y sale todo bien, vamos a estar en los próximos Juegos, pero primero hay que clasificarse”.

“El orgullo de Zárate”

Así como Kraljev representa al deporte de Tigre, Silvestro es la representante de la ciudad de Zárate en estos Juegos. “Zárate tiene un reaguante. Siempre están ahí, alentándote, vaya como te vaya, siempre están. ¿Entendés? Tiene un aguante increíble”. Ella es la segunda zarateña mujer en un Juego Olímpico, detrás de la también remera Julieta Ramírez, quien fue 13ª en Atlanta 1996. También es olímpico y de Zárate el entrenador Mariano Sosa. “Hay mucha gente que me dice: ‘Sos el orgullo de Zárate’, y a mí me da un poco de vergüenza. Pero bueno, si a ellos les hace feliz, a mí me hace feliz el doble”. (DIB) GML

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad