11.3 C
La Plata
29/07/2021
InicioTendenciasJeff Bezos comenzó a hacer realidad su sueño de vuelos espaciales para...

Jeff Bezos comenzó a hacer realidad su sueño de vuelos espaciales para turistas

El hombre más rico del mundo, fundador y ex CEO de Amazon, se subió a su nave New Shepard junto a otros tres tripulantes y llegó al límite entre la atmósfera terrestre y el espacio profundo. Fueron 10 minutos de vuelo por US$ 28 millones el pasaje, pero constituye uno de los puntapiés iniciales de los viajes al cosmos para civiles.

Publicidad
Publicidad

Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, dejó por diez minutos el planeta Tierra para llegar hasta el espacio exterior a bordo de su propio cohete y comenzar a hacer realidad el sueño del turismo espacial. Con él llevó a dos tripulantes de 82 y 18 años, que se convirtieron en los astronautas “más viejo” y “más joven” de la historia, el día en el que se cumplen 52 años del primer alunizaje.

La cápsula New Shepard, con la que superó los 106 kilómetros de altura para luego emprender el regreso a la Tierra, hizo un viaje de 10 minutos y 29 segundos de duración. El viaje costó 28 millones de dólares por persona, lo que equivale a US$ 2,5 millones por minuto. Todo fue transmitido en vivo por las redes sociales de Blue Origin, la empresa de vuelos al espacio fundada por Bezos, y retransmitido a su vez por sitios de noticias de todo el mundo.

Durante el trayecto, la cápsula en la que viajaron los pasajeros se separó del cohete propulsor una vez que alcanzaron los 76 kilómetros de altura, para luego continuar por su cuenta los restantes 30 kilómetros hasta una distancia de la superficie terrestre que les permitió experimentar por unos minutos la ingravidez.

Bezos llevó a dos tripulantes de 82 y 18 años, que se convirtieron en los astronautas “más viejo” y “más joven” de la historia.

A las 10.10 de Argentina la cápsula aterrizaba en medio del desierto de Texas. Desde la ventanilla se podía ver al empresario -fundador de Amazon y de Blue Origin, su emprendimiento para viajes al espacio- sonriente y con los puños en alto.

Pocos minutos después salieron sanos y salvos sus cuatro tripulantes: Bezos, su hermano Mark, la expiloto Wally Funk, una mujer de 82 años, y el holandés Oliver Daemenen, un joven de 18 años a quien su padre le compró en una subasta el único pasaje a la venta. Entonces hubo gritos y festejos con champagne en medio del desierto.

“Es el mejor día de mi vida”, dijo Jeff Bezos al aparecer.

La nave New Shepard fue lanzada desde una instalación remota en el desierto del oeste de Texas llamada Launch Site One, unos 40 kilómetros al norte de Van Horn, la ciudad más cercana.

Fue allí donde volvió a aterrizar la nave al separarse de la cápsula que llevaba a los cuatro tripulantes, quienes regresaron minutos después en un lento aterrizaje guiado por un paracaídas.

La cápsula de la nave New Shepard. (BlueOrigin.com)
La cápsula de la nave New Shepard. (BlueOrigin.com)

Los participantes

En su hazaña espacial, Bezos estuvo acompañado por su hermano Mark, un financista que dirige la Fundación Familiar Bezos y trabaja como bombero voluntario.

Además, el despegue quedó a cargo de Wally Funk, una mujer de 82 años y una leyenda de la aviación. Así Funk es la persona de mayor edad en volar al espacio.

Por el contrario, el holandés Oliver Daemenen, otro de los tripulantes, fue, con 18 años, el más joven luego de que su padre participara de una subasta para conseguirle un lugar en la nave.

Quien no fue parte de la tripulación es el anónimo ganador de una subasta por un asiento, que tuvo “problemas de agenda” y participará en un vuelo futuro. Pagó 28 millones de dólares por ese lugar, pero “se le complicó” como a cualquier hijo de vecino.

La carrera espacial

La misión de Bezos se concretó después de que el fundador de Virgin Galactic, el magnate británico Richard Branson, realizara el domingo pasado el primer viaje de turismo espacial. Durante una hora, su cohete avión Unity cruzó la frontera final del planeta con seis tripulantes a bordo.

A este duelo espacial entre multimillonarios se sumará en septiembre Elon Musk, quien lanzará Space X con la que también busca sumarse a la carrera del turismo espacial.

“Esto no es una competencia, se trata de construir un camino hacia el espacio para que las generaciones futuras puedan hacer cosas increíbles allí”, dijo el lunes Musk al programa TODAY en NBC.

Por su parte, Bezos rivalizó con el fundador de Virgin porque la nave de Branson alcanza una altitud de 80 kilómetros, mientras que la de Blue Origin llegó a los 100.

“Solo el 4% del mundo reconoce el límite de 80 kilómetros o 50 millas como el principio del espacio. New Shepard vuela por encima de ambos. Uno de los muchos beneficios de volar con Blue Origin”, dijo la compañía en un comunicado sobre la misión de su aeronave. Bezos insistió en que el espacio comienza en la llamada línea de Kármán, a 100 kilómetros de altitud, límite que sí traspasó su aeronave.

La última frontera… por ahora

Blue Origin fue fundada por Bezos en el año 2000 con el propósito de construir colonias espaciales flotantes con gravedad artificial y en las que pudieran vivir millones de personas.

Con una fortuna valuada en 200.000 millones de dólares, según la revista Forbes, Bezos, de 57 años, acaba de renunciar como director general de Amazon para dedicarse por completo a sus incursiones espaciales.

En una rueda de prensa del domingo, el director ejecutivo de Blue Origin, Bob Smith, aseguró: “Aprendimos cómo hacer que un vehículo sea lo suficientemente seguro para que estemos dispuestos a poner a nuestros seres queridos en él y enviarlos al espacio”.

Apenas 18 metros

La New Shepard llegó al espacio utilizando un motor de hidrógeno líquido/oxígeno líquido sin emisiones de carbono y, según Bezos, más ecológico que la de su competidor Virgin Galactic.

El lanzamiento de la nave reutilizable New Shepard. (BlueOrigin.com)
El lanzamiento de la nave reutilizable New Shepard. (BlueOrigin.com)

La nave consta de un cohete reutilizable del que se desprende una cápsula con capacidad para seis pasajeros. Comparado con otros cohetes como el Falcon 9 de 63 metros de alto, el New Shepard es pequeño. Mide 18 metros de alto y la cápsula que se desprende de la punta tiene un volumen interior de unos 15 metros cúbicos, por lo que los tripulantes viajarán mucho más cómodos que en las cápsulas Soyuz usadas por los tripulantes de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Los asientos se distribuyen en forma circular. Cada uno tiene acceso a una amplia ventana para poder tener una vista del espacio exterior y de la Tierra. En el centro se ubica un sistema de escape para emergencias.

La New Shepard realizó 15 vuelos sin tripulación para ponerlo a prueba y testear los mecanismos de seguridad, como disparar la cápsula lejos de la plataforma de lanzamiento si el cohete explota o aterrizar con un paracaídas menos.

El lanzamiento histórico en la carrera espacial comercial moderna se produce en el 52º aniversario del alunizaje de Neil Armstrong y Buzz Aldrin, aquel 20 de julio de 1969. (DIB) MM

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad