4.3 C
La Plata
29/07/2021
InicioPolíticaMurió Carlos Reutemann, senador, exgobernador de Santa Fe e ídolo del automovilismo

Murió Carlos Reutemann, senador, exgobernador de Santa Fe e ídolo del automovilismo

Tenía 79años y estaba internado por varios problemas de salud. Lo confirmó su hija Cora a través de un sentido posteo en su cuenta de Twitter.

Publicidad
Publicidad

El ex piloto de Fórmula 1, senador y exgobernador de Santa Fe, Carlos Reutemann, falleció este miércoles, según lo confirmó en un posteo en la red social Twitter su hija Cora.

“Papá se fue en paz y dignidad después de luchar como un campeón con un corazón noble y fuerte que lo acompañó hasta el final. Siento orgullo y bendición por el padre que tuve. Sé que me acompañará todos los días de mi vida hasta que nos volvamos a encontrar en la casa del Señor”, escribió.

Reutemann estaba internado en un sanatorio de la ciudad de Santa Fe y se encontraba sedado, en estado irreversible.

El dos veces gobernador santafesino había sido internado por un cuadro de anemia y deshidratación el 5 de mayo pasado y a partir de allí su cuadro se fue deteriorando por otros factores, como sangrado digestivo y desmejora de su función renal.

Sus dolencias estaban relacionadas con un cáncer de hígado por el cual fue intervenido quirúrgicamente en 2017 en la ciudad de Nueva York.

Nacido en 1942 en Manucho, a 30 kilómetros de la ciudad de Santa Fe, se ganó el apodo de “Lole” debido a su cariño por el campo y los animales. La anécdota reza que siempre pedía ir a ver a los lechones, por lo que el sobrenombre derivó de esa insistencia de niño.

Antes de entrar en política, Reutemann fue una de las grandes figuras del deporte nacional. Entre los 26 pilotos argentinos que formaron parte de la historia de la Fórmula 1, el santafesino fue por amplia ventaja el de mayor presencia, con la participación en 146 Grandes Premios, entre su debut en 1972 y su retiro en 1984.

“Lole” casi que triplicó la marca del “Chueco” Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón de la categoría reina y protagonista de 51 carreras desde 1950 a 1958.

A lo largo de sus once temporadas en la F1, el piloto santafesino obtuvo 12 victorias, 6 pole positions y 45 podios con cuatro constructores diferentes: Brabham (1972-76), Ferrari (1976-78), Lotus (1979) y Williams (1980-82).

Volantazo

Carlos Reutemann fue uno de los primeros outsiders de la política argentina que accedió a un puesto de poder por el voto popular, de la mano del primer gobierno de Carlos Menem, al comienzo de la década del ’90.

Su carrera deportiva como piloto de Fórmula 1 y su popularidad le permitieron triunfar en las primeras elecciones para gobernador de Santa Fe en las que compitió, el 8 de septiembre de 1991, al imponerse con holgura el sublema que encabezaba frente a los demás sublemas del PJ.

En una de las pocas entrevistas que otorgó a lo largo de su vida política, en el año 2009, Reutemann reveló que acudió al expresidente Arturo Frondizi para recibir algún consejo, sobre si era acertado o no desembarcar en la arena política. La respuesta que recibió es obvia.

Reutemann asumió su primer mandato como gobernador el 11 de diciembre de 1991 y condujo Santa Fe hasta fines de 1995, cuando se anotó para competir por una banca en el Senado de la Nación en representación de su provincia.

El expiloto no llegó entonces a terminar su primer mandato en el Senado y se inscribió para ser nuevamente gobernador en 1999, cargo que ejerció hasta 2003, cuando Néstor Kirchner asumió la Presidencia de la Nación.

En tiempos de elecciones, Reutemann reconocía que el voto femenino le era mayoritariamente adverso y admitía que no comulgaba tampoco con los sectores progresistas e intelectuales que lo cuestionaban, decía, con el argumento de que “hablaba poco”.

De hecho, en las casi 600 sesiones de la Cámara Alta que transcurrieron durante los cuatro mandatos de Reutemann como senador (de 1995 a 2001, aunque renunció en 1999 para asumir por segunda vez como gobernador, y en 2003-2009, 2009-2015 y 2015-2021), habló en el recinto media docena de veces, no más de 10 minutos en total. También leyó intervenciones cortas, durante otros 20 minutos en unas 12 oportunidades. Eso fue todo, en 21 años.

Durante la etapa kirchnerista, sus cortocircuitos con el justicialismo se acrecentaron con el conflicto por las retenciones móviles de 2008 y su tensa relación con la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner, de quien había sido compañero de banca en el Senado.

En 2015, el expiloto rompió su relación con el PJ tradicional al convertirse en uno de los primeros dirigentes de las provincias que apoyó públicamente la candidatura de Mauricio Macri para la Presidencia.

Desde entonces acompañó al PRO de Macri en cada una de sus votaciones en la Cámara Alta, ya en su tercer mandato como senador, para el cual fue electo por Cambiemos.

Aunque no le gustaban del todo las comparaciones, aceptaba que había “semejanzas entre la Fórmula Uno y la política: la competencia, la lucha por llegar y por mantenerse” pero también por lo que definía “como las serruchadas de piso”.

Cuando repasaba los motivos por los que no había traído al país el título de campeón del mundo, Reutemann respondía que era muy creyente y que, cerca del retiro de su carrera deportiva, él tenía la sensación de que Dios le decía: “Hasta acá llegaste, esto no te lo dejo porque ya sería demasiado”. (DIB, con información de Agencia Télam) ACR

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad