15.2 C
La Plata
01/08/2021
InicioJuegos OlímpicosClara Barberi: “Calculo que voy a terminar de caer el día que...

Clara Barberi: “Calculo que voy a terminar de caer el día que pise la Villa Olímpica”

La arquera azuleña forma parte del plantel de “Las Leonas” que en tres semanas competirá en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Publicidad
Publicidad

Por Gastón M. Luppi, de la redacción de DIB.

De Buenos Aires a Valencia, de Valencia a Sakai y de Sakai a Tokio, donde el domingo 25 de julio “Las Leonas” debutarán contra Nueva Zelanda. La selección femenina de hockey sobre césped inició la semana pasada su camino hacia los Juegos Olímpicos. El miércoles viajaron hacia España, donde afrontan una serie de amistosos contra las locales y Alemania. El próximo domingo se trasladarán hacia Sakai, ciudad con la que el Comité Olímpico Argentino firmó un convenio para que los deportistas realicen diferentes “pre-camps”. Y el lunes 19 “Las Leonas” entrarán a la Villa Olímpica.

La arquera azuleña Clara Barberi forma parte de la delegación. “La verdad, todavía no caí”, le decía a la Agencia DIB la semana pasada, en momentos en que armaba la valija con la indumentaria oficial recién recibida. “Creo que hasta que no nos acomodemos en algún lugar, incluso hasta que no pase Valencia y estemos en Sakai, no voy a caer en la cuenta. Y calculo que voy a terminar de caer el día que pise la Villa Olímpica, o el mismo día de la inauguración”, intenta imaginar sus próximos días la jugadora surgida del Club de Remo.

Barberi tiene 29 años y viaja a Tokio como arquera de reserva. Su regreso a la Selección se dio el año pasado, en momentos de cuarentena estricta, y cuando ser parte de “Las Leonas” ya parecía un capítulo cerrado. “Más que nada por mi edad”, explica. Además, cuando en 2017 quedó fuera de la Selección, uno de los argumentos que le dieron fue su estatura. “Eso era algo que yo no podía cambiar, es lo que me vino de fábrica y es lo que tengo. Sí podía mejorar mucho mi entrenamiento para suplir la altura con potencia, o con otras cosas. Pero en ese momento vi que esa puerta se estaba cerrando”, admite.

Por eso, “me cayó de sorpresa esta última convocatoria, porque encima fue durante la cuarentena estricta. La vida de una persona, de un jugador, va tomando distintos caminos, y yo estaba muy enfocada con mi trabajo, en el club”, explica la arquera de Lomas Athletic. A la hora de equilibrar la balanza, con edad y estatura de un lado, “creo que también hay otras cualidades, como ser referente en el club, haber salido campeona, haber tenido un papel importante en ese período de 2019”. Pero sobre todo, “cuando uno es más chico no entiende la importancia del puesto de arquero, la responsabilidad que conlleva, y un arquero más formado puede aportar otra cosa al equipo. Creo que puede venir por ese lado la convocatoria”, analiza.

Clara Barberi: “Calculo que voy a terminar de caer el día que pise la Villa Olímpica”
La azuleña Clara Barberi, arquera de la selección argentina de hockey. (Prensa CAH)

Fútbol, tenis…

Clara Barberi comenzó su carrera hockística en la séptima del Club de Remo azuleño, a los 13, 14 años. Por entonces practicaba tenis: “Cuando hacés carrera en un deporte individual, empezás a conseguir mejor ranking, tenés que empezar a viajar por el país, a jugar torneos y a competir solo. Mis viejos laburaban, no podían estar pendientes de una carrera así para mí, y siempre me decían: ‘Por qué no buscás un deporte de conjunto’”. Y así se dio el volantazo: “Mi grupo de amigas hacían hockey en el club. Y como yo también había jugado fútbol, empezaron a hincharme para que me pruebe en el arco, con la excusa de que podía ser buena con los pies por el hecho de haber jugado al fútbol. Ellas necesitaban una arquera, me convencieron, me puse el equipo y fue una especie de camino de ida”, recuerda entre risas.

Barberi dejó Azul en 2010 no solo por estudio, sino también para continuar su carrera en el hockey. “Los que salimos de ciudades como Azul, Olavarría o Tandil, terminás el colegio y buscás emigrar a otras ciudades para estudiar, más allá de que en la actualidad las facultades regionales han crecido un montón. Desde chica yo sabía que ese era mi futuro. Pero a medida que iba avanzando en el hockey, para mí era superimportante seguir jugando, y no como algo recreativo. Siempre quise buscar clubes que fuesen importantes y poder aspirar a llegar a jugar en una Primera del Metropolitano”.

Así, el hockey “siempre estuvo en la balanza, e incluso pesaba bastante más que la facultad”. Y completa: “Si bien no era el objetivo principal venir a buscar la convocatoria a la Selección, sí era un objetivo importante seguir mi carrera en un club como Lomas. Y después, todas las demás cosas se fueron dando”. Y a la prueba se remite: integrante de “Las Leonas”, “los estudios aún no los terminé. Siempre por una cosa o por otra fui priorizando el deporte, tanto si tenía que dejar alguna materia por ir a jugar ‘play off’, o en su momento, en 2016, cuando decidí ponerle una pausa a mi carrera universitaria para dedicarme 100% al deporte”.

Desde su lugar

Para los Juegos Olímpicos son 16 las jugadoras convocadas y otras tres forman parte del plantel en calidad de reservas, entre ellas Barberi. “Sabemos que es una plantilla corta, 16 personas dentro de la cancha es muy poco”, le explica a la Agencia DIB, y recuerda que entre “Los Leones” campeones olímpicos en 2016 en la final estuvieron los “reservas” Luca Masso e Isidoro Ibarra, en reemplazo de los lesionados Matías Rey y Matías Paredes. “Voy con la cabeza preparada para eso. Si bien sé que está la posibilidad de no poder entrar a la cancha, tengo que ir superpreparada mentalmente para el caso de que tenga que hacerlo. Tengo que estar al pie del cañón porque si me toca, voy a tener que entrar y rendir como lo vine haciendo”.

Así y todo, y como lo dijo al comienzo de la charla, todavía no cae. “El Juego Olímpico es el máximo torneo al que un deportista puede aspirar. Entonces, más allá del lugar que me toca hoy, de entrar o no a una cancha, el haber formado parte de un proceso, con las chicas, con todo el equipo, con el cuerpo técnico, lo siento como un logro altísimo. Y también el poder vivir un Juego Olímpico desde adentro. Creo que va a ser de las experiencias más enriquecedoras y lindas que voy a poder vivir”. Y cierra: “El solo hecho de haber podido estar dentro del proceso y de haber podido quedar dentro de las 19 jugadoras para representar al país, para mí es un sueño”.

Clara Barberi: “Calculo que voy a terminar de caer el día que pise la Villa Olímpica”
La azuleña Clara Barberi, arquera de la selección argentina de hockey. (Prensa CAH)

El legado

En este plantel de “Las Leonas” hay jugadoras desde la categoría 1984, como por ejemplo Noel Barrionuevo (cuartos Juegos Olímpicos para ella), hasta 1999, tal el caso de Julieta Jankunas. Y Clara Barberi, nacida el 19 de abril de 1992, estaría en el medio. “Crecí viendo a la mejor época de ‘Las Leonas’, a las que ganaban todo, a las que tuvieron a la mejor jugadora del mundo y el resto del equipo la podía acompañar; es un legado superimportante. Las que somos más grandes dentro del equipo y que las pudimos vivir realmente, tanto de ir a verlas a una Champions Trophy, a algún mundial; o incluso en su momento cuando yo era junior, entrenar con jugadoras de esa experiencia, de esa calidad, todo eso te nutre muchísimo”, opina Barberi. “Este tipo de situaciones y de oportunidades uno las valora muchísimo más cuando es grande, y cuando también ha vivido otras cosas, en mi caso con mi club, buenísimas y muy malas. Esa experiencia de haberlas pasado todas se puede reflejar en el seleccionado. Creo que uno también se puede nutrir de esas cosas y puede nutrir al equipo con experiencias propias y cosas que le han pasado”.

Y vuelve a ese estar “en el medio” de la lista de convocadas. “Ponele que estoy en ese rango etario de entre las más grandes, pero con muy poquita experiencia internacional. Espero que sea un comienzo, o un camino para de acá a algunos años poder seguir estando en la Selección”.

Del club a la Selección

Si bien el Metropolitano de hockey es la principal liga del país, el paso al ultraprofesional mundo del seleccionado implica un salto enorme. Aunque en este caso, cree Barberi, las circunstancias le jugaron un poco a favor. “No sentí tanto ese golpe porque todas veníamos de estar entrenando en casa, no tan ‘al palo’. Las chicas que ya venían entrenando con la Selección y yo estábamos un poco en la misma sintonía”.

Ya en ritmo habitual de trabajo, “hay una gran diferencia” entre los entrenamientos en un club y los de la Selección. “Si bien eso fue cambiando mucho, te lleva un tiempito adaptarte, estar a la altura de lo que es un entrenamiento de selección. Y más como son acá, que se entrena todos los días, se hace gimnasio, todos los días se corre y hace cancha…”.

¿Especialista?

El 3 de abril de este año, por la FIH ProLeague, Argentina y Alemania igualaron 0-0 en el Cenard. Para el desempate, vía “shoot out” (penales australianos), ingresó Clara Barberi y fue victoria de “Las Leonas” (3-2). En 2019, cuando “Las Conejas” de Lomas volvieron a consagrarse campeonas después de ocho años, allí también Barberi fue determinante en los desempates de la semifinal y de la mismísima final ante GEBA.

Consultada acerca de si considera que los llamados penales australianos son su especialidad, reflexiona: “No sé si lo definiría como mi especialidad, porque también tengo otras cualidades en cuanto al juego en cancha que son importantes. Es una cualidad más y gracias a Dios en las últimas definiciones que tuve me fue muy bien. Podríamos decir que es una de las cualidades altas, o una de las mejores cosas que me salen en el arco. Pero también hay toda otra parte que se tuvo en cuenta para citarme de nuevo a la Selección”. (DIB) GML

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad