6.7 C
La Plata
15/06/2021
InicioViajesLa Patagonia, tierra de pingüinos

La Patagonia, tierra de pingüinos

Varios meses al año estas simpáticas aves llegan a la costa argentina y se quedan para alegría de los viajeros y los locales.

Publicidad
Publicidad

PUNTA TOMBO

Graciosos, refinados aunque algo tardos en sus movimientos. Así son los pingüinos de Magallanes que copan la costa marítima de Chubut cada año para ampliar sus familias. Llegan cada año durante octubre, aunque un mes más tarde comienzan a nacer los pichones y Punta Tombo pasa a vivir al ritmo manso de estos animales monógamos, ya que mantienen de por vida la misma pareja, a la que cuidan de sus principales predadores.

El Área Natural Protegida Punta Tombo, geográficamente situada en el paraje “Dos Pozos”, a unos 110 kilómetros de las ciudades de Rawson y Trelew y a unos 170 km. de Puerto Madryn, ha contado con un crecimiento de la población de aves notable desde su creación en 1979 a la actualidad, convirtiéndose en la mayor reserva continental de pingüinos de Magallanes. El espectáculo natural se puede ver en esa reserva protegida de 210 hectáreas, que en estos días está en su etapa más poblada del año, con más de un millón de ejemplares de distintas edades.

Cada año, y desde hace mucho sin saber bien por qué, los pingüinos eligieron este rincón del planeta para reproducirse y cambiar el plumaje. Los primeros en llegar desde el sur de Brasil son los machos. Excelentes nadadores, promedian una velocidad de diez kilómetros por hora, aunque algunos la duplican.

Además, estas aves palmípedas de no más de cuatro kilos y unos 45 centímetros pasan gran parte de su vida en el agua, donde incluso duermen. Al llegar a Chubut, hacen un nido y esperar a la hembra en las mejores condiciones. Esta pone dos huevos y con suerte sobrevivirá un pichón. Hacia marzo, vuelven a nadar esos 3 mil kilómetros que los separan de la costa de Brasil, donde regresan en busca de los alimentos como anchoas, merluza y camarones.

RESERVA ISLA PINGÜINO

Otro de los atractivos turísticos de la provincia de Santa Cruz es un parque marítimo al sur de la ciudad de Puerto Deseado. Se trata del Parque Isla Pingüino que incluye una serie de islas costeras, entre las que se destaca Isla Pingüino por ser la más grande y de la que se ha tomado su nombre para denominar esta área protegida.

Tierra de estas aves de espaldas negras y pecheras blancas, la reserva se convierte hacia fin de año en un sitio elegido por los turistas. Con la llegada de las hembras, se conforman unas 1.200 parejas, a las que en cada diciembre se suman aproximadamente 500 juveniles.

La reserva Isla Pingüino, es una de las áreas naturales protegidas por la provincia, ubicada a sólo 20 kilómetros del casco urbano y accesible al turismo a través de una breve navegación. Allí se darán cita unos 2.000 pingüinos de penacho amarillo que conviven con 30.000 pingüinos de Magallanes en la nidificación y cuidado de sus crías.

Los días que median entre la llegada del grupo y la postura de los primeros huevos se dedican a la búsqueda y acondicionamiento de los albergues. Son momentos de extrema actividad y frecuentes escaramuzas. Las parejas ya consolidadas localizan el viejo nido y se ocupan de remozarlo. Las nuevas, en cambio, buscan un buen sitio para cavarse uno. Algunos machos, en vez de utilizar el nido del año anterior -tal vez demasiado alejado de la costa-, se traban en furiosas peleas por conseguir una mejor ubicación.

A la isla Pingüino se llega en naves pequeñas y los desembarcos suelen hacerse sobre la costa norte. A la colonia de los penacho amarillo se llega luego de una caminata que atraviesa la isla, en cuyo centro hay un viejo faro abandonado que data de 1903. Detrás del faro están los pingüinos penacho, conocidos también como pájaros bobos saltadores por su costumbre de moverse de un lugar a otro con saltos torpes y muy pequeños. Al ser una comunidad agresiva, para caminar entre ellos hay que guardar una distancia prudencial para que los animales no intenten morder al turista.

La colonia de penacho amarillo le da color a la Isla Pingüino. (Archivo)

LA ISLA MARTILLO

La Isla Martillo, a la que se llega a través del tour náutico que sale de la ciudad de Ushuaia, es un espacio de tan solo 32 hectáreas de tierra y piedras. En esta región se puede encontrar la colonia más austral de pingüinos del país.

Y si bien la mayoría de los ejemplares son de la variedad Magallánica, también pueden verse algunos Pingüinos Papúa y en menos cantidad algún Pingüino rey. En la isla además hay variedades de vida animal para disfrutar, como aves o lobos marinos.

CABO DOS BAHÍAS

Ubicada al sur de la provincia de Chubut en la costa del océano atlántico se encuentra la reserva faunística Cabo dos Bahías. Se puede recorrer a través de un sendero interpretativo que llega hasta la costa, atravesando la zona donde se encuentra una colonia de unos 20 000 individuos principalmente de pingüinos de Magallanes que la habitan desde septiembre a mayo.

El marco natural es muy llamativo, con rocas de distintos colores y un campo poceado por miles de nidos.

La reserva está incluida dentro del Parque interjurisdiccional marino costero Patagonia Austral, que a su vez es parte de la Ruta Azul, el itinerario que une los parques nacionales costeros y marinos de las costas de Chubut y Santa Cruz. (DIB) FD

*Nota del suplemento De Viaje

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad