23.9 C
La Plata
17/04/2021
InicioPolíticaSarlo respondió con una chicana a los dichos de Quereilhac, pero ratificó...

Sarlo respondió con una chicana a los dichos de Quereilhac, pero ratificó que fue “vulgar”

La escritora y ensayista se refirió a las críticas que le hizo la esposa del gobernador, pero reconoció que “quizás hubiera tenido que explicar mejor”.

Publicidad
Publicidad

La escritora Beatriz Sarlo respondió con una chicana los dichos de Soledad Quereilhac, la esposa del gobernador Axel Kicillof, quien ayer por la tarde la acusó de “sobreactuar honestidad” en la polémica generada por las declaraciones de la ensayista, quien dijo -aunque después pidió disculpas- que le habían ofrecido una vacuna “por abajo de la mesa”. 

En declaraciones a LN+, Sarlo dijo que Quereilhac, quien fue alumna suya hace 20 años, “podría ser mejor si hubiera aprovechado sus cursos en la facultad de Filosofía y Letras”. 

Chicanas al margen, la ensayista reconoció que la expresión “por debajo de la mesa”, que usó para definir cómo le habían ofrecio vacunarse, “fue demasiado vulgar”. “Quizás hubiera tenido que explicar mejor: lo que quise decir es que no sabía quién era el funcionario que estaba armando el operativo, ni cuántas personas notables eran los favorecidos”, dijo.

Sobre su declaración ante la Justicia, Sarlo dijo que afirmó que solo contó que le “habían ofrecido la vacuna”. Y agregó: “Lleve las pruebas, que son los mails; eso es todo”.

Respecto de su posición frente a la campaña de vacunación con famosos, la ensayista señaló que “soy igualitarista por principio, no porque crea que pueda impartirse de la noche a la mañana, pero me parece que los intelectuales debemos comprometernos cuando ese igualitarismo se lastima, es por eso que decidí no vacunarme”.

La polémica

La polémica se desató en la mañana de ayer, cuando Sarlo declaró como testigo ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti, quien la citó luego de que contara públicamente que le habían ofrecido “por abajo de la mesa” acceder a la Sputnik V, en el inicio del plan de vacunación. En ese contexto, la escritora describió que la invitación “llegó desde provincia de Buenos Aires, a través de la esposa del gobernador de Buenos Aires, Soledad Quereilhac”, quien había sido alumna suya.

Pero precisó que “el ofrecimiento fue a fines de enero por intermedio de mi editor de Siglo XXI, Carlos Díaz. Por lo que yo entendí, desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente”. 

Mientras escalaba la polémica, la Provincia aclaró rápidamente que el nombre de la intelectual era parte de una posible campaña para concientizar a la población, que fue anunciada el 26 de enero por el propio Kicillof, pero nunca llegó a concretarse porque en principio la vacuna Sputnik V no podía ser usada para mayores de 60 años, y luego apareció el aval de la prestigiosa revista The Lancet.

Según se desprende de las copias de los correos electrónicos presentados por Sarlo ante la Justicia, la primera comunicación quedó registrada el 22 de enero. Carlos Díaz escribe desde su correo electrónico de la editorial: “Me llamó Soledad Quereilhac porque está colaborando con la campaña de concientización para que la gente se vacune. Me pidió una mano para contactar alguna gente, empezando por vos”.

“Es una campaña bien pensada (o sea, no le van a dar un uso político berreta, pero claramente es la campaña a favor de la vacunación de la Provincia de BA). Es todo por derecha, nada trucho”, remarca.

En la respuesta, Sarlo destaca que le parece “muy bien hacer campaña” para que la gente se vacune, aunque no comparte ese “privilegio” de recibirla antes. Sin embargo, pese a su rechazo, aclara que “no tengo ningún inconveniente en que se utilice mi nombre expresando mi deseo de vacunarme”. (DIB) JG

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad