20.6 C
La Plata
20/04/2021
InicioPolíticaLa “vacuna” a Sarlo: la campaña con famosos y la verdad sobre...

La “vacuna” a Sarlo: la campaña con famosos y la verdad sobre el ofrecimiento

La habían elegido como parte de la campaña de personajes conocidos. Sin embargo, eso quedó trunco cuando The Lancet publicó los datos de la Sputnik V.

Publicidad
Publicidad

Luego que la escritora y periodista Beatriz Sarlo asegurara este miércoles que fue Soledad Quereilhac, esposa del gobernador Axel Kicillof, quien le ofreció vacunarse de manera anticipada, desde la Gobernación aclararon que el nombre de la intelectual era parte de una posible campaña para concientizar a la población, algo que ella misma ratificó con los correos electrónicos que aportó en la causa de la investigación por el escándalo del vacunatorio VIP. 

“El ofrecimiento fue a fines de enero por intermedio de mi editor de Siglo XXI, Carlos Díaz. Por lo que yo entendí, desde provincia de Buenos Aires estaban vacunando para lograr fotos que persuadieran a la gente. En ese momento todavía había cierta duda de la efectividad de la vacuna”, declaró Sarlo ante el fiscal Eduardo Taiano y la jueza federal María Eugenia Capuchetti.

Convocada como testigo en el marco de la investigación por el “vacunatorio VIP”, Sarlo describió que la invitación “llegó desde provincia de Buenos Aires, a través de la esposa del gobernador de Buenos Aires, Soledad Quereilhac”, quien había sido alumna suya en tiempos pretéritos. “(El editor) Carlos Díaz me dijo que la idea era legitimar la vacuna a través de figuras públicas. Yo soy de Capital, no estaba anotada en el registro. Como Soledad fue alumna mía, ella se puso en contacto con mi editor”, reiteró.

La primera comunicación quedó registrada el 22 de enero. Díaz escribe desde su correo electrónico de la editorial: “Me llamó Soledad Quereilhac porque está colaborando con la campaña de concientización para que la gente se vacune. Me pidió una mano para contactar alguna gente, empezando por vos”.

Y continúa: “Es una campaña bien pensada (o sea, no le van a dar un uso político berreta, pero claramente es la campaña a favor de la vacunación de la Provincia de BA). Mi primera reacción fue pensar que vos jamás te prestarías pero frente a la posibilidad de que te puedas vacunar de inmediato me pareció que te tenía que preguntarte. Es todo por derecha, nada trucho”, remarca.

Durante el mail, Díaz comenta que “mucha gente conocida” piensa sumarse a la campaña y completa: “Sabés que a mí no se me juega nada con esto, así sí decís que sí o que no todo me parecerá muy bien”. “Pensé que tus ganas de volver a circular por el mundo cuanto antes podía hacer que vieras el plan con más encanto. Decime qué te parece y contá conmigo para gestionar los detalles en caso de que aceptes”, cierra, con un abrazo grande.

En la respuesta de Sarlo, que ella misma aportó en la Justicia, la escritora destaca que le parece “muy bien hacer campaña” para que la gente se vacune, aunque no comparte ese “privilegio” de recibirla antes. Sin embargo, pese a su rechazo, aclara en el mail mandado a Díaz: “No tengo ningún inconveniente en que se utilice mi nombre expresando mi deseo de vacunarme. Pero no quiero vacunarme antes de que me toque solo porque soy un nombre conocido”.

Los mails de Sarlo con Díaz.

Aclaración oficial

Desde el Gobierno, en tanto, dicen que jamás se ofreció vacunar a Sarlo “antes d tiempo o sin esperar turno”, sino que se la invitó a participar de una campaña de concientización anunciada el 26 de enero, que nunca llegó a concretarse porque apareció la publicación sobre los datos de la vacuna Sputnik V en la prestigiosa revista The Lancet y no fue necesaria.

En ese contexto, y para intentar generar confianza en la población, es que las autoridades provinciales empezaron a convocar a diferentes celebridades. Algunos casos, como fue el del periodista Mauro Viale incluso fue público, ya que el mismo lo contó al aire en su programa que se emite por la señal A24. También Moria Casán lo había dicho en una entrevista.

El 26 de ese mes, tal como contó DIB, el propio Kicillof sostuvo que de la totalidad de las dosis recibidas se iban a destinar 100 para “la campaña de concientización”. Seis días antes, el 20 de enero, el Ministerio de Salud, con una recomendación de la ANMAT, había aprobado el uso de la Sputnik V para mayores de 60 años. La idea de Kicillof era que esas 100 personalidades provinieran de diferentes ámbitos: cultura, deporte, intelectuales.

Sin embargo, el 2 de febrero, tras la publicación de los resultados de la Face 3 en la The Lancet que avalaban la eficacia de la Sputnik V, la inscripción al programa aumentó fuertemente, por lo que ya no fue necesario llamar a concientizar y se dio de baja la campaña.

De hecho, el porpio Díaz aclaró este miércoles en declaraciones a Radio con Vos que nunca el ofrecimiento fue “por debajo de la mesa” como lo dijo en TV Sarlo, y destacó que fue ahí donde se desató el error sobre lo que pasó. (DIB) FD

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad