18.5 C
La Plata
02/12/2021
InicioSociedadSe revel贸 el misterio del autor de la estatua de Mar del...

Se revel贸 el misterio del autor de la estatua de Mar del Plata

Publicidad
Publicidad

Dur贸 una semana la novela de misterio que se teji贸 en torno a la escultura de la mujer de Playa Chica que se convirti贸 en el principal atractivo de Mar del Plata en el cierre de la temporada: este s谩bado, el gobierno de Guillermo Montenegro puso fin al anonimato y revel贸 que Mario Magrini es el creador de la obra que despert贸 la curiosidad de todos los marplatenses y turistas.

Con un acto que se celebr贸 por la ma帽ana en el centro cultural Victoria Ocampo, y con la presencia del secretario de Cultura, Carlos Balmaceda, y la directora de Restauraci贸n de Monumentos Hist贸ricos, Costanza Addiechi, el artista mostr贸 su cara p煤blicamente por primera vez y ley贸 una extensa carta en la que reconstruy贸 la historia que finaliz贸 con el emplazamiento de la novedosa obra.

Magrini es el hermano del director de la Guardia del Mar, Alejandro Magrini. En la conferencia que brind贸 junto a las autoridades en el complejo ubicado en Matheu al 1851, el hombre reconoci贸 que no se dedica al arte sino es que es un m茅dico cirujano pl谩stico con m谩s de 35 a帽os de trayectoria. Sin embargo, asegur贸 que a trav茅s del dibujo, la pintura y el modelado pudo cultivar una 鈥減asi贸n que irrumpi贸 en distintos momentos鈥 de su vida.

Al brindar detalles de los or铆genes de la misteriosa escultura, el marplatense revel贸 que no se trata de una obra nueva sino que data de fines de 1996, cuya creaci贸n se vio inspirada en la necesidad de canalizar un momento 鈥渕uy dif铆cil鈥 que vivi贸 junto a su familia. 鈥淟a estatua tiene una forma de mujer pero representa m谩s un sentimiento de un grupo de personas y de una familia que pasaba por una situaci贸n dif铆cil. En realidad, es una emoci贸n que tiene cuerpo de mujer鈥, explic贸.

Cuando le dio su primera forma hace 25 a帽os, la pieza art铆stica de cemento, estructura de hierro y pintada con acr铆lico, era de color terracota. Pero a partir de la idea 鈥渢ransgresora鈥 que le propuso una arquitecta amiga -cuyo nombre se mantuvo en reserva- de irrumpir sin permiso en el espacio p煤blico la restaur贸 para que se 鈥渕imetizara鈥 con las rocas que nutren el paisaje natural que se forma en el camino que bordea a la zona de Playa Chica.

鈥淓leg铆 el paseo frente al Parque San Mart铆n porque es la pasarela donde suelo caminar. Lo pens茅 como una travesura de una noche con todos los riesgos que pod铆a presentar, como que me encontraran en plena acci贸n al instalarle en un lugar p煤blico. Pero como lo correcto siempre fue el camino a seguir en mi vida, me di un permiso y me dej茅 llevar por mi intuici贸n y mi deseo. Esta trasgresi贸n art铆stica me resultaba muy peligrosa pero muy atractiva鈥, reconoci贸 Magrini.

Entonces, el hombre dijo que mont贸 la escultura en la madrugada del 5 de febrero: la traslad贸 desde su casa, en el ba煤l del auto y con la ayuda de un montacargas. 鈥淟a roca donde la iba a emplazar ya la hab铆a elegido antes y le puse una base de mezcla de cemento para que no se desplazara. No puedo negar mi taquicardia por la emoci贸n de cumplir el deseo de concretar este loco proyecto鈥, afirm贸.

鈥淪inceramente no pens茅 que fuese a durar poco m谩s de una semana por ser removida, por robo o por destrucci贸n. Volv铆 varias veces incluso para escuchar la respuesta de la gente y no pod铆a creer la aceptaci贸n. Los deseos de que la obra permaneciera all铆 me llenaron el alma鈥, dijo, y al mismo tiempo aprovech贸 para agradecer “inmensamente a los marplatenses que se manifestaron con tanto cari帽o” frente a la curiosa obra.

El artista marplatense reconoci贸 que el anonimato fue buscado pero “no como estrategia de marketing ni con la intenci贸n de generar mayor inter茅s sobre el autor sino para que la obra misma pudiera ser la principal protagonista”. “A partir de una aparici贸n inesperada y sorpresiva quer铆a saber lo que despertaba en las personas que la ve铆an. Estas caracter铆sticas le dieron un halo de misterio que enriqueci贸 y hasta super贸 la obra misma. El misterio hubiera querido que quedara en el hecho art铆stico pero tambi茅n me involucr贸 como autor, cosa que no era mi deseo. Por esto esta presentaci贸n me incomoda y me hace salir de mi 谩mbito habitual”, confes贸.

La 煤nica certeza que prefiri贸 no develar Magrini es el significado de su trabajo art铆stico. “Es mi deseo que ese misterio que envuelve a la imagen femenina permanezca intacto para que cada espectador siga jugando con su imaginaci贸n. Lleg贸 el momento de soltar esta obra chiquita, imperfecta, fr谩gil, para que viva una nueva historia frente al mar con cada uno de los que se detengan a contemplarla”, sostuvo el artista.

Hace una semana, a partir de la sorpresiva aparici贸n de la estatua que representa a una mujer sentada que se toma las piernas mientras mira hacia el mar, las autoridades municipales decidieron convocar al escultor an贸nimo para que iniciara los tr谩mites formales que permitan autorizar la instalaci贸n definitiva de la estructura de cemento.

La escultura de la mujer fue furor entre turistas y marplatenses que se vieron intrigados por el misterioso origen. Las primeras im谩genes sobre la intervenci贸n en el camino que bordea la zona de Playa Chica se empezaron a viralizar el s谩bado. Sin embargo, el Municipio no pudo identificar a trav茅s de las c谩maras de seguridad de la zona c贸mo hab铆a llegado hasta ese lugar semejante figura. (DIB)

 
 

脷ltimas noticias

Publicidad
Publicidad