En enero, una familia de cuatro integrantes necesit贸 $ 56.459 para no ser pobre

Lo inform贸 el Indec. En enero la canasta b谩sica aument贸 por encima de la inflaci贸n.

Una familia necesit贸 en agosto de $ 68.359 para no caer en la pobreza
La canasta b谩sica mide la pobreza. (Archivo)

Una familia tipo necesit贸 $ 56.459 para no ser pobre y $ 23.722 para no caer debajo de la l铆nea de la indigencia, seg煤n inform贸 esta tarde el Instituto Nacional de Estad铆stica y Censos (Indec).

El informe del organismo indic贸 que en enero la Canasta B谩sica Total (CBT), que mide el nivel por debajo del cual una familia cae bajo la l铆nea de la pobreza, se increment贸 un 4,2% en el primer mes del a帽o, por encima de la inflaci贸n de ese mes, mientras que acumula un incremento interanual del 39,8% en los 煤ltimos 12 meses.

En tanto, la Canasta B谩sica Alimentaria (CBA), que mide la indigencia, aument贸 el 4,6% y ya acumula un incremento del 44% en 12 meses. 

La diferencia entre la inflaci贸n y las canastas b谩sicas entre s铆 se explican principalmente por el componente de las tarifas de servicios y de transporte, que se mantienen pr谩cticamente congeladas desde el comienzo de la presidencia de Alberto Fern谩ndez. Por el contrario, el rubro de los alimentos, que m谩s impacto tiene en la medici贸n de pobreza, fue uno de los que m谩s se increment贸 en el per铆odo.

La inflaci贸n minorista fue de 4% en enero y de 36,1% en 2020, y en ese marco se destac贸 la suba de 42,1% en los valores de alimentos y bebidas en los doce 煤ltimos meses, pese a los acuerdo de precios y el establecimiento de “precios m谩ximos” para algunos productos.

No obstante, en enero de 2020 el aumento de la canasta b谩sica alimentaria fue del 55,8% (11,8 puntos superior al registro actual), mientras que la canasta b谩sica total se hab铆a incrementado 52,7% (casi 13 puntos m谩s que los actuales registros).

La canasta b谩sica alimentaria (CBA) toma en cuenta los requerimientos alimentarios que requiere un var贸n adulto, de actividad moderada, durante un mes. En tanto, a la canasta total se le agregan adem谩s bienes y servicios no alimentarios b谩sicos. 

Con estos datos el Indec elabora semestralmente el 铆ndice de pobreza y de indigencia, al cruzar los n煤meros de los ingresos salariales de las familias. No obstante, hay cierto consenso en se帽alar que no se trata de una medici贸n muy exacta, ya que depende de la variaci贸n de los precios y los ingresos, pero no contempla otros aspectos fundamentales como las condiciones de habitabilidad de los hogares, el acceso a servicios b谩sicos como las cloacas o el agua corriente y las posibilidad de tener servicios de educaci贸n, entre otros aspectos. (DIB) JG