26.7 C
La Plata
16/04/2021
InicioMunicipalesProponen que Fanazul detecte y retire amianto de escuelas bonaerenses

Proponen que Fanazul detecte y retire amianto de escuelas bonaerenses

La fábrica ya reincorporó a nueve trabajadores y busca nuevos perfiles productivos.

Publicidad
Publicidad

Vanina Zurita, dirigente de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), sostuvo que la planta de Fabricaciones Militares en Azul (Fanazul) podría dedicarse a la “detección” y “extracción” de amianto (un material nocivo para la salud) en escuelas de la provincia de Buenos Aires.

“A los últimos anuncios realizados por el gobernador Axel Kicillof respecto al presupuesto para infraestructura escolar, lo que le propusimos es algo que viene siendo una necesidad y que desde nuestra organización venimos trabajando desde hace mucho tiempo: la detección y la extracción de amianto en muchos edificios educativos”, indicó la gremialista en una entrevista con el diario azuleño El Tiempo.

El amianto o asbesto es un material de fibras de distintos compuestos que se utilizó para productos de construcción. Es considerado un material cancerígeno y Argentina prohibió su uso en el año 2001.  

Tal como viene indicando DIB, el Ministerio de Defensa de la Nación, a cargo de Agustín Rossi, trabaja desde hace varios meses en la reapertura de Fanazul, la fábrica que dejó a más de 200 trabajadores en la calle tras su cierre a principios de 2018.

La empresa ya reincorporó a nueve exempleados y en una primera instancia la planta se dedicará a la destrucción de chalecos antibalas, aunque también vienen sonando otras posibilidades productivas como la desmilitarización (destrucción y disposición final de todo tipo de armamentos y municiones) y el cultivo de cannabis medicinal.

Zurita indicó que desde ATE presentaron además un proyecto para que Fabricaciones Militares (no sólo en la planta de Azul) conforme “una empresa binacional entre Argentina y Bolivia para la extracción y la industrialización del litio y electromovilidad, para lo que tiene que ver con la producción de baterías”. “Eso incluso ya está hablado con Evo Morales”, sostuvo.

Tras los despidos en 2018, Fanazul había quedado con 16 empleados: algunos estaban en planta permanente y otros tenían fueros gremiales. A estos, se le suman nueve reincorporados. “Está claro que el tema de la pandemia ha hecho todo más lento, pero nosotros seguimos insistiendo en que creemos que algunos tiempos tienen que acelerarse más”, agregó la sindicalista sobre el proceso de reapertura. (DIB) MT

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad