20.3 C
La Plata
16/01/2021
Inicio Política ARA San Juan: Aguad negó información oculta, pero admitió que tenían como...

ARA San Juan: Aguad negó información oculta, pero admitió que tenían como hipótesis lugar del hallazgo

El exministro de Defensa del macrismo dijo que si bien el Gobierno tenía “conjeturas”, no había certezas sobre el destino del submarino el 5 de diciembre.

Publicidad
Publicidad

El exministro de defensa, Oscar Aguad, admitió que “una de las hipótesis” del Gobierno de Cambiemos era que el submarino ARA San Juan “estaba donde finalmente fue hallado”, pero sostuvo que solo eran conjeturas y dijo que no tenían “certezas al respecto”, por lo que negó que la administración de Mauricio Macri hubiera ocultado información a las familias y a la sociedad sobre lo ocurrido.

Cabe señalar que el fin de semana el contralmirante retirado Luis Enrique López Mazzeo, excomandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada y uno de los imputados en la causa por el hundimiento del navío, se conoció que declaró que el Gobierno de Mauricio Macri conocía la ubicación del ARA San Juan, al menos desde el 5 de diciembre de 2017, es decir, 20 días después de su desaparición. La posición la habría revelado el buque chileno Cabo de Hornos.

La revelación generó indignación entre los familiares de los 44 tripulantes fallecidos y los abogados querellantes que los representan, entre ellos Fernando Burland, Valeria Carreras y Lorena Arias.

Tras esa polémica, Aguad brindó una entrevista al portal Infobae y aclaró que no está en su ánimo enfrentarse en discusiones personales con ninguna de las partes involucradas en las causas en trámite, al tiempo que brindó precisiones sobre algunos puntos específicos de la búsqueda de la malograda embarcación.

“Nunca tuvimos certezas, sino conjeturas e hipótesis”, respondió ante la consulta sobre si sabían desde el Gobierno o no la ubicación del submarino. “El Ministerio de Defensa jamás dejó de brindar la totalidad de la información que estuvo a su alcance. Lo hizo tanto frente a los familiares como ante la sociedad toda. Se dispuso incluso el levantamiento del llamado secreto militar para que la ciudadanía pudiera estar al tanto de cada una de las novedades que teníamos”, amplió.

Y siguió: “En cuanto a lo que supuestamente ocultamos a partir del 5 de diciembre en relación a la posición del submarino, eso no es correcto: teníamos sí una hipótesis y esa hipótesis se dio a conocer públicamente. Pero en aquel momento no contábamos con los medios para verificarla”.

En ese sentido, dijo que desde fines de noviembre de 2017, “cuando llegó el informe de la CTBTO (el organismo internacional dedicado al monitoreo de explosiones nucleares submarinas), tanto en la Armada como en el Ministerio de Defensa manejamos la hipótesis del área señalada como la de mayor probabilidad de ocurrencia del siniestro. Y conjeturamos que allí muy probablemente se encontraban los restos del San Juan”.

Asimismo, señaló que esa información “fue difundida por el vocero oficial de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi y se hizo una conferencia de prensa con los detalles y un gráfico explicando esa hipótesis”. Y añadió: “La conjetura se basaba en los estudios efectuados a partir de la determinación de las coordenadas correspondientes a la última comunicación emitida desde el submarino hacia la base Mar del Plata y las coordenadas correspondientes al evento hidroacústico consistente con una explosión no nuclear detectada por las estaciones ubicadas en la Isla Ascensión y en las islas Crozet, ambas pertenecientes al organismo internacional que cité anteriormente. Debo agregar que todas las fuerzas navales internacionales que colaboraron en la búsqueda del San Juan conocían esta información. Nunca ocultamos este hecho”.

Consultado sobre las sospechas detrás de la contratación de la empresa Ocean Infinity que finalmente halló el submarino el último día de la búsqueda, Aguad respondió: “La empresa fue contratada luego de un procedimiento licitatorio realizado por la Armada y, por primera vez en la historia de esa fuerza, participaron particulares con legítimo interés en el resultado de la misma (los familiares de los marinos desaparecidos)”.

En ese sentido, recordó que “la contratación fue a resultado es decir que si no encontraban la nave y traían de regreso información fehaciente para corroborar el hecho no cobraban. No importaba los días de búsqueda sino el resultado. A bordo del buque “Seabed Constructor” no iba uno sino cuatro familiares directos de los tripulantes del submarino, dos eran suboficiales de la Armada, una era oficial de la Marina Mercante y el restante, además de padre de uno de los oficiales fallecidos, era querellante en la causa. No creo que pudiera haber algo más transparente que esta búsqueda”. (DIB) MCH

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad