18.9 C
La Plata
20/04/2021
InicioSociedadMurió el músico, poeta e historiador Gabo Ferro

Murió el músico, poeta e historiador Gabo Ferro

Tenía 54 años y estaba en uno de los mejores momentos de su carrera. Su estilo, único, se despegaba de la figura del cantautor más tradicional.

Publicidad
Publicidad

El músico, poeta, compositor e historiador Gabor Ferro, uno de los trovadores más eclécticos e innovadores de la escena argentina falleció hoy a los 54 años.

“En este triste día, despedimos al adorado artista Gabo Ferro. Nos abrazarán siempre sus canciones, su poesía y su generosa sonrisa. Sabemos que es una persona y artista muy querido. Agradecemos el respeto en este momento para con sus familiares y amigxs”, informó su mánager en un comunicado.

Gabriel Fernando Ferro, tal el nombre con el que nació el 6 de noviembre de 1965 en el barrio porteño de Mataderos, fue historiador, narrador, dramaturgo y docente, todas facetas que abrazó con hondura y pasión.

Ferro irrumpió en la música como fundador y cantante de la banda de hardcore Porco que marcó huella en el under de la ciudad de Buenos Aires entre 1992 y 1998, con distintas formaciones.

Tras la disolución del grupo, se recibió de historiador y en 2005 volvió a bateas con su primer álbum solista, “Canciones que un hombre no debería cantar”.

Con una sonoridad elegida y minimalista, a pura guitarra, poesía y voz, fue un arquitecto de canciones, a través de las palabras y las armonías, así como también de los juegos tímbricos.

Bajo el sello propio, independiente y autogestivo Costurera Carpintero hizo otras siete placas en solitario, entre las que se destacan “Boca arriba”, “La aguja tras la máscara” o “El lapsus del jinete ciego”, y se puso en diálogo con artistas de otras tradiciones, enlazando un encuentro musical y humano único con Luciana Jury, con quien grabó el “El veneno de los milagros”.

De ese profuso e inspirado cancionero destaca el desgarro de piezas como “Soy todo lo que recuerdo”, “Hay una guerra”, “Soltá”, “En el fondo del mal”, “Porque se desobedece”, “El ojo del cazador”, “Mi testamento en tu espalda”, “Para traerte a casa” o “Dicen”, pero cualquier recorte es parcial e injusto.

En materia literaria y ensayística figuran el poemario “Recetario panorámico elemental fantástico & neumático” y los ensayos “Barbarie y Civilización. Sangre, monstruos y vampiros durante el segundo gobierno de Rosas” y “Degenerados, anormales y delincuentes. Gestos entre ciencia, política y representaciones en el caso argentino”, además de “200 años de monstruos y maravillas argentinas”.

En su faceta interpretativa más allá del rock y la canción, participó junto a Haydée Schvartz en la puesta de “Four Walls”, de John Cage, para el Centro de Experimentación del Teatro Colón, protagonizó la ópera “Ese grito es todavía un grito de amor”, sobre textos de Roland Barthes con música y libreto de Gabriel Valverde, dirección musical de Juan Carlos Tolosa y regie de Rubén Szuchmacher, y junto a Emilio García Wehbi “Artaud: lengua madre”

También en clave performática protagonizó “Diabólico. La partitura y el mapa” compuesta junto con Pablo Lugones, “Derivas de La Tempestad” y la ópera contemporánea “El astrólogo”, con música y libreto de Abel Gilbert y dirección de Walter Jakob.

En 2015, mereció el Premio Konex como una de las cinco mejores figuras de la década 2005-2015 en la disciplina Canción de Autor y en abril del año pasado fue reconocido como Personalidad Destacada de la Cultura por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

De inmediato, las muestras de afecto y de dolor comenzaron a recorrer las redes sociales, no solo de fans y seguidores sino de artistas y colegas.

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad