16.6 C
La Plata
26/09/2020
Inicio Pueblos bonaerenses Laprida, la ciudad de Salamone, la cultura y los pastelitos

Laprida, la ciudad de Salamone, la cultura y los pastelitos

La tranquila ciudad del sudoeste bonaerense nació por una ley provincial el 16 de septiembre de 1889. Destaca por su desarrollo agropecuario, las peculiares formas de la arquitectura art decó de la década de 1930 y las posibilidades del turismo aventura.

Publicidad
Publicidad

En el centro de la provincia de Buenos Aires, tirando hacia el sudoeste, hay una ciudad a la que dos enormes construcciones la hacen sobresalir en medio del mar verde de la pampa húmeda. Se trata de Laprida, nacida a fines del siglo XIX como localidad agroganadera y que hoy cuenta con un rico patrimonio histórico, cultural y turístico. Y esas obras gigantescas, el portal del cementerio y la torre de la municipalidad, forman parte de lo que dejó allí la mano del ingeniero arquitecto Francisco Salamone.

La localidad se encuentra sobre el Ferrocarril General Roca a Olavarría, a unos 470 km de Buenos Aires y 450 de la capital bonaerense, La Plata. Pasan por ella las rutas provinciales RP 51, RP 75, RP 76, RP 86. Su superficie es de casi 3.500 km2 tiene unos 10 mil habitantes, repartidos entre la cabecera del partido y el pueblo de San Jorge. Su nombre es un homenaje al sanjuanino Francisco Narciso Laprida, presidente del Congreso de Tucumán del 9 de julio de 1916 que declaró la independencia argentina.

La plaza Pereyra, reformada por Salamone, con su particular estructura central, y la parroquia. (DIB - Marcelo Metayer)
La plaza Pereyra, reformada por Salamone, con su particular estructura central, y la parroquia. (DIB – Marcelo Metayer)

Un poco de historia

Laprida nació el 16 de septiembre de 1889 cuando el gobernador bonaerense Máximo Paz promulgó la ley provincial 2170. Sus tierras hasta entonces habían pertenecido a Coronel Suárez, Juárez y Olavarría. En la misma ley se fijaron sus límites, estableciéndose que sería ejido del pueblo cabecera a fundarse una extensión de 5.400 hectáreas de tierra particular apta para agricultura. El 26 de enero de 1891 asumió el primer intendente, Agustín P. Saffores.

La cabecera del partido fue fundada sobre terrenos de propiedad de Pedro Pereyra, en su campo El Paraíso. Así se declaró el 20 de diciembre de 1890. El 24 de marzo del año siguiente el agrimensor Arturo Philip comenzó el trazado de la futura ciudad: se delinearon 64 manzanas, 80 quintas y cierto número de chacras, además de señalarse reservas para escuelas rurales, servicios municipales y policía, cementerio, iglesia, municipalidad, plaza y escuelas dentro del pueblo. Los trabajos fueron aprobados por el Gobierno el 8 de mayo de 1891.

La localidad había empezado a tomar impulso a fines del siglo XIX, con la creación de distintas instituciones y los primeros equipamientos urbanos para la salud y educación. Ya en 1895 Laprida contaba con 4.290 habitantes.

En 1900 se bendice el primer templo, el que queda bajo la advocación de Santa Ana. El mismo año el mencionado Enrique Santamarina, propietario del establecimiento rural “La Gloria”, hizo instalar la primera línea telefónica.

El ferrocarril General Roca llegó en 1903, cuando se inauguró la línea Olavarría-Bahía Blanca. Con ello, se dotó a la localidad y su zona de influencia de una adecuada accesibilidad y se posibilitó su integración a escala provincial y el acceso a nuevos mercados. Esto dio nuevo impulso al crecimiento poblacional del partido. Allá por 1906 se iluminaron las calles del centro mediante el uso del gas de acetileno, sistema que se usó hasta 1920.

En 1908 se levantó la Casa Municipal y se instaló la primera institución bancaria, el Banco de la Nación Argentina. También se erigió una Central Telefónica, explotada por un tal Ravazzani, oriundo de La Plata.

En 1920, a partir del 1º de enero, Laprida comenzó a proveerse de energía mediante la Compañía de Luz Eléctrica Laprida. También en 1920 se inauguraba el Teatro Hispano Argentino.

El centro de Laprida en 1937. (Archivo José Enrique Doartero)
El centro de Laprida en 1937. (Archivo José Enrique Doartero)

La década del ’30 fue muy auspiciosa para la localidad. Bajo la gobernación de Manuel Fresco, fue el período en el que el ingeniero arquitecto Francisco Salamone construyó sus características obras municipales.

Pasaron los años y Laprida fue creciendo. En 1964 se bendijo el nuevo templo parroquial de Laprida, y en 1975 el hasta entonces pueblo fue elevado al rango de ciudad por la ley 8570, sancionada el 30 de octubre de 1975.

Allá por los años 80 se construyen la Terminal de ómnibus y el Balneario Municipal “El Paraíso”, que lleva el nombre de la estancia original de don Pereyra.

Atracción para viajeros

Una de las principales razones que atrae a los visitantes a Laprida la constituyen las obras de Salamone. Allí, el ingeniero arquitecto levantó el palacio municipal, el matadero, el corralón municipal, la portada del Cementerio -donde se instaló un monumental Cristo, obra del escultor Santiago Chiérico- y la delegación en San Jorge. Además, se remodeló la Plaza Pedro Pereyra. Todos estos trabajos fueron realizados entre 1936 y 1937.

El portal de entrada del cementerio de Laprida. (DIB - Marcelo Metayer)
El portal de entrada del cementerio de Laprida. (DIB – Marcelo Metayer)

Desde hace unos años, el visitante puede encontrar toda la información sobre las obras de Salamone en el Centro de Interpretación. Además, se puede ascender a la torre del edificio municipal y contemplar la ciudad y sus alrededores desde allí.

El museo y archivo histórico Hugo Diez alberga una gran colección de piezas y patrimonio lapridense.

Placas en el museo Hugo Diez. (DIB - Marcelo Metayer)
Placas en el museo Hugo Diez. (DIB – Marcelo Metayer)

En tanto, el Complejo Turístico El Paraíso, ubicado a orillas de una laguna artificial, constituye un lugar espectacular para realizar todo tipo de deportes, acampar o compartir un asado. El complejo cuenta con: restaurante, vestuarios, zona de camping, zona de parrillas y anfiteatro. Se pueden realizar actividades deportivas (futbol, voley, tenis, deportes náuticos, pesca), tiene una gran piscina, juegos para niños y paseos de artesanos. A todo esto se le suma la pesca en la laguna El Paraíso.

La pileta de El Paraíso desborda durante los veranos lapridenses. (Secretaría de Turismo)
La pileta de El Paraíso desborda durante los veranos lapridenses. (Secretaría de Turismo)

Además, enmarcadas por caminos rurales, se desarrollan competencias de Rural Bike, Triatlón y Duatlón. Son actividades deportivas y recreativas que se desarrollan durante todo el año y para todas las edades.

Laprida es una ciudad de obras asombrosas, gente amable y receptiva, y también cuna de los mejores -al menos eso se dice- pastelitos de dulce. Un precioso lugar en el corazón de la provincia, que está cumpliendo 131 años. (DIB) MM

 
 

Últimas noticias

Provincia lanzará un plan de viviendas antes del desalojo en Guernica

Buscan que la mayor cantidad de personas deje el predio por su propia voluntad antes del 1 de octubre. El plan es para toda la provincia.

Vecinos de Mar del Plata repudiaron el arresto domiciliario de Etchecolatz

La medida fue decidida por el TOF 6 de CABA, pero se haría efectiva en el domicilio del boque de Peralta Ramos, en Mar del Palta.

Al final, el PJ celebrará el 17 de octubre sin movilización masiva

El aniversario 75 del Día de la Lealtad será en un escenario marcado por las restricciones que impone la pandemia.

Pandemia: Argentina superó los 700 mil contagios de coronavirus

En las ultimas 24 horas, 11.249 personas dieron positivo. Aún no se cargaron los 3500 fallecidos nuevos que ayer informó Provincia. Las víctimas fatales son por ahora 15.543.

La Corte define el martes si interviene en los casos de traslados suspendidos

El presidente Rosenkrantz convocó para ese día a un acuerdo extraodinario. Definen si se aplica o no el per saltum

Récord: 4 millones de argentinos compraron dólares en mercado oficial

Son datos oficiales del Banco Central para agosto.

Duro cruce político entre Cafiero y Bullrich por el ahorro en dólares

La exministra le mandó una nota al jefe de Gabinete por un supuesto ahorro en moneda extranjera que figuraba en su declaración jurada.
Publicidad
Publicidad