Tras el rechazo del Presidente, desde el oficialismo también descartan iniciativa de Vallejos

El dirigente kirchnerista Aníbal Fernández también le bajó el pulgar a la iniciativa de la diputada.

Cocaína envenenada: Para el Gobierno es apresurado hablar de “guerra narco”
El ministro de Seguridad nacional, Aníbal Fernandez.

Luego de que el presidente Alberto Fernández tomara distancia ayer de la iniciativa que había sugerido la diputada del Frente de Todos, Fernanda Vallejos, quien proponía que el Estado sume participación accionaria en las empresas a las que se asiste económicamente, el exjefe de Gabinete kirchnerista, Aníbal Fernández, también rechazó la medida.

“La situación es muy mala, horrible, tenemos que ver entre todos cómo hacemos para salir, pero no sacándole patrimonios a los otros. Es un despropósito sin sentido que no pienso callar”, dijo Aníbal Fernández en declaraciones televisivas.

En línea con lo expresado por el Presidente, quien había hablado de “ideas locas”, el exjefe de Gabinete y actual interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio declaró: “Esa idea no es loca, es recontra loca. Por qué razón tengo que ir yo a sacarle el patrimonio a nadie, si lo que tengo que hacer es una compensación. Hablamos de compensación, de préstamos, subsidios o cosa que se le parezca, lo vengo diciendo desde el primer momento”.

Pese a cuestionar la iniciativa de la legisladora de su propio partido, Fernández aclaró: “No tengo nada con Vallejos, no me interesa personificar la discusión”. “Desde el primer momento estoy en contra de esa apreciación porque estoy hablando de compensación. El Estado tiene que compensar lo que está sucediendo, la situación es muy mala, horrible, tenemos que ver entre todos cómo hacemos para salir, pero no sacándole patrimonios a los otros. Es un despropósito sin sentido que no pienso callar”, enfatizó.

De todas maneras, el exjefe de Gabinete le restó importancia a la iniciativa: “Nunca hubo proyecto, no hablemos de esa posibilidad porque no va a existir nunca. Sin haberlo hablado con el Presidente, sé lo que piensa y jamás haría semejante cosa de manotearle el patrimonio a nadie”.

En contraposición, Aníbal Fernández resaltó la iniciativa del impuesto a la riqueza: “Es otra cosa. En definitiva, este es el país que te dio la oportunidad de que lo hagas. Es una sola vez, no es un impuesto, es una contribución por única vez en la cual esas 12 mil personas -son personas no son empresas- contribuirían para que se pueda ir resolviendo la situación de estas compensaciones que se hacen”. (DIB) MCH