8.2 C
La Plata
13/07/2020
Inicio Especiales Radiografía de las villas, el nuevo epicentro del coronavirus en Argentina

Radiografía de las villas, el nuevo epicentro del coronavirus en Argentina

Aunque la atención esté puesta en Villa Azul, existen 1.700 asentamientos en toda la provincia, con condiciones de vida similares. Allí viven 2,3 millones de bonaerenses.

En las últimas semanas, el centro de atención de la emergencia del Coronavirus se trasladó a las villas y asentamientos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA): primero fue el barrio 31 de Retiro, en Capital Federal, y más tarde Villa Azul, un conglomerado en el que viven cerca de 5 mil personas repartidas en unas 600 viviendas distribuidas en 10 hectáreas de terreno, entre los partidos de Quilmes y Avellaneda.

Pero aunque los flashes hoy se encuentren sobre estos barrios populares a raíz de la explosión de casos de coronavirus, el problema ya estaba desde hace mucho tiempo atrás: según los últimos registros oficiales, hasta 2018 (último relevamiento publicado) había en la provincia de Buenos Aires 1.700 asentamientos precarios y villas, de las cuales 1.400 estaban en el Conurbano (primer, segundo y tercer cordón) y las 300 restantes en el interior bonaerense. 

Esto, claro, solo contempla los barrios inscriptos en el Registro Público de Villas y Asentamientos de la provincia: existen cientos de tierras ocupadas irregularmente que no aparecen en la estadística, y que tienen incluso más problemas sanitarios y de infraestructura que los “oficiales”.

Vista aérea de Villa Azul, el principal barrio afectado por la pandemia de coronavirus. (Seguridad)

Con todo, según los registros disponibles las villas y asentamientos de la provincia ocupan unas 15 mil hectáreas en total, en donde habitan unas 500 mil familias. Siguiendo las proyecciones de la Fundación Techo, que utiliza la media nacional de 4,6 personas por familia, se trata de 2.300.000 personas: unas 150 por hectárea.

El distrito con mayor cantidad de familias viviendo en villas y asentamientos es Lomas de Zamora: son 51 mil familias, más de 200 mil personas distribuidas en 64 barrios que ocupan mil hectáreas totales. Le siguen Quilmes (42.000 familias), La Matanza (38.000), Lanús (21.500) y La Plata (21.000).

Condiciones extremas

El Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap) define a los barrios populares como “al menos ocho familias agrupadas o contiguas, donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad del suelo ni acceso regular a dos o más de los servicios básicos (red de agua corriente, red de energía eléctrica con medidor domiciliario y/o red cloacal)”.

Sobre el acceso a los servicios básicos, un relevamiento de la ONG Techo en 2016 daba cuenta de que el 70% de la población de las villas no tiene acceso a la red eléctrica, el 87,7% no cuenta con acceso a las cloacas y el 95% está privado de agua potable.

Cualquier solución en materia de infraestructura siempre corre por detrás del crecimiento poblacional: un informe de la Universidad Nacional de General Sarmiento daba cuenta de la velocidad de crecimiento de la población de los asentamientos: entre 1981 y 2006 había aumentado a un ritmo del 220%, mientras que el promedio para el resto del Conurbano en ese período fue del 35%.

El caso de Villa Azul

El barrio Azul es considerado como una villa por el registro público bonaerense. Esta categoría hace referencia a “urbanizaciones informales producto de ocupaciones de tierra urbana vacante o de la afectación de tierras fiscales por el Estado para asentar a las familias provisoriamente, cuyas características son tramas irregulares”. Las características de este tipo de barrios es que están organizados en “intrincados pasillos”, con “viviendas construidas con materiales precarios, alta densidad poblacional, escaso o nulo espacio verde e infraestructura autoprovista”.

Vista aérea de Villa Azul. Enfrente, separado por el Acceso Perón, la Villa Itatí.

El asentamiento nació originalmente en 1951 en Wilde, partido de Avellaneda, pero en 1960 se expandió hacia tierras de Don Bosco, en Quilmes, donde se encuentra actualmente la mayor porción de su territorio. De acuerdo a los últimos relevamientos viven allí 930 familias (unas 4.500 personas) en un terreno de 10 hectáreas.

Según el Renabap, la mayoría de los vecinos no cuenta con título de propiedad, la conexión eléctricas es irregular y no existen las cloacas ni el agua potable. La mayoría utiliza gas en garrafa y se calefacciona con aparatos eléctricos. Por todo esto, el organismo lo calificó como “precarias” las condiciones de vida de la población. (DIB) JG

Últimas noticias

Confirman otros 14 fallecimientos y suman 1.859 los muertos por coronavirus

Los infectados en la Argentina ascienden 100.166. La tasa de letalidad es del 1,8%.

Crece el foco en Dolores: 62 casos y más de 300 personas aisladas

La municipalidad confirmó 14 positivos de coronavirus en las últimas horas.

Chaco: natural y cautivante

Una naturaleza atrapante, rodeada de sitios históricos, el turismo aventura y variadas propuestas para despuntar el ocio, hacen de la provincia de...

Para Quirós, más del 10% de los porteños ya tuvo coronavirus

El ministro de Salud porteño considera que la Ciudad vive “una curva madura” de la pandemia.

Ocho comunas dejaron la fase 5 por nuevos contagios y Bahía Blanca retrocedió a fase 3

La buena noticia está dada por Necochea que avanzó hacia la etapa de mayores reaperturas tras superar el brote.

Aprueban nuevos protocolos para diversas actividades en la provincia

Reparto a domicilio, lavandería, vigilancia, limpieza y guardia, son algunos de ellos.

Nordelta: ingresó en kayak a un country, robó US$ 100.000 y fue detenido

El hombre, de 38 años, tenía una mochila con el dinero robado. Había cometido robos similares en 2010.