5 C
La Plata
16/06/2021
InicioSociedad“Hoy me preocupa más la situación que estamos viviendo que cómo llego...

“Hoy me preocupa más la situación que estamos viviendo que cómo llego a un posible JJ.OO.”

Rosario Luchetti, capitana de “Las Leonas”, volvió a la Selección para unos Juegos Olímpicos que ahora son una incógnita.

Publicidad
Publicidad

Dos meses para tres de cuarentena. El motivo del llamado es hablar del seleccionado femenino de hockey sobre césped. Un panorama complejo: cada una de las jugadoras se entrena en su casa, como puede; hay incertidumbre porque nadie sabe hasta cuándo será así; y encima los Juegos Olímpicos de Tokio ya no serán este año y quizá, en una de esas, no sean nunca. “Es una situación rara y se va haciendo largo”, sintetiza Rosario Luchetti, la capitana de “Las Leonas”.

Sin embargo, antes de comenzar a desmenuzar este delicado cuadro es necesario poner las cosas en su lugar, darle la dimensión que corresponde: “Yo estoy bien, mi familia y mis seres queridos están bien, estamos todos con salud, no me falta nada. Puedo estar en mi casa, tengo las necesidades cubiertas, sigo entrenando. A mí no me queda otra cosa que ser paciente y seguir transitando este momento de la mejor manera. No me puedo quejar”, le cuenta Luchetti a la Agencia DIB. Y por si acaso, redondea: “Cuando te quedás solo en la actividad que te toca, te fastidiás. Por ejemplo yo, al momento de entrenar, que no tengo el espacio al que estoy acostumbrada. Pero cuando pensás dos segundos, para lo que está viviendo el mundo, es una pequeñez lo que me está pasando a mí”.

Alejada cuatro años de la Selección, “Charo” Luchetti aceptó el desafío y volvió a “Las Leonas” en 2019, con los Juegos Olímpicos de Tokio en el horizonte. La medalla de oro en los Panamericanos de Lima fue un primer paso: título en un torneo que venía siendo esquivo y pasaje asegurado a Tokio. Desde entonces –agosto de 2019-, ahí sí, todo comenzó a girar en torno de los Juegos Olímpicos. Y así fue hasta que: coronavirus.

– ¿Cómo te estás llevando con esto de entrenar en casa?

– Mi cuerpo está acostumbrado a entrenar y a moverse, a estar activa. Y en ese punto mantengo un ritmo bastante parecido, porque todos los días hago actividad. Sí cambian los tiempos, porque no puedo entrenar la misma cantidad de horas que entreno siempre. Y los espacios y los horarios se van adaptando porque ahora todas las actividades son diferentes: que el Zoom, que esto, o lo otro; es acomodarse los días y la agenda.

– ¿Y palo y bocha?

– La realidad es que los espacios son la limitante. Obviamente que al principio uno intentaba hacer algo, por diversión más que por entrenamiento. Pero hoy estamos todos encerrados, pasamos mucho tiempo en nuestras casas y estamos más sensibles a los ruidos y esas cosas. Hay que ser más cuidadosos: palo y bocha los dejamos de lado.

– ¿Están entrenando, o practicando, juego?

– Con el club [Belgrano Athletic] sí. Tenemos algunos encuentros por Zoom en los que, con algún juego o actividad, refrescamos situaciones, bloqueos, defensa.

– ¿Y sabés algo de las otras selecciones, rivales de “Las Leonas”?

– Lo que voy siguiendo por las redes, cómo vienen su actividad. Por ejemplo, Holanda está empezando a entrenar de a poco, en grupos reducidos; ya están en cancha, haciendo trabajos.

– ¿Te genera alguna preocupación eso, o falta tanto que…?

– La verdad, no me preocupa para nada. Hoy me preocupa más la situación que estamos viviendo que si llego mejor o no físicamente a un posible Juego Olímpico, que se corrió de fecha pero hasta que no llegue el momento nadie va a saber si se realiza. Y llegado el momento, aun si estamos encerrados, una si quiere puede entrenarse muy fuerte e intensamente, lo único que falta es la parte de cancha. Pero no me preocupa, no creo que por unos días o meses de diferencia te saquen ventaja.

– En el plantel son más o menos treinta. ¿Tienen sus “reuniones”?

– Sí, nos encontramos para entrenar, a través de Zoom; estamos en contacto. Y hemos hecho algún Zoom de equipo para vernos, charlar un rato, reírnos un poco. Después, obvio, un poco por afinidad y cercanía de edad con algunas charlo más. Pero sí, te vas conectando de alguna manera, y el WhatsApp te acerca mucho.

“Hoy me preocupa más la situación que estamos viviendo que cómo llego a un posible JJ.OO.”
Rosario Luchetti volvió en 2019 a la Selección tras cuatro años de ausencia. (Prensa CAH)

– ¿Y cómo se hace para sostener esa idea de equipo, de grupo?

– Eso no se pierde. Lo que nos une mucho, esa identidad y sentido de pertenencia que tienen “Las Leonas”, es el compromiso: ese compromiso y esa necesidad de siempre estar bien, de querer estar bien siempre. Más allá de que no nos veamos todos los días como estamos acostumbradas, confiamos y sabemos que cada una en su lugar se sigue entrenando y eso para mí genera mucho, porque una quiere seguir perteneciendo.

– Estuviste cuatro años fuera de la Selección, ¿qué fue lo que más te motivó para volver?

– Fueron varias cosas: volver a vestir la camiseta argentina, volver a jugar a este nivel de competencia, y que había un Juego Olímpico por delante fue clave. No es por desmerecer otros torneos, pero entrar en el proceso de un Juego Olímpico es súper interesante, es un desafío. Y además, a la cabeza del cuerpo técnico está el “Chapa” [Carlos Retegui], que ya lo tuve, lo conozco, es un tipo ganador… Sentía que mi tiempo iba a estar bien invertido; está bien invertido. Ese conjunto de cosas fue un buen combo para decir: “Vuelvo, me la juego”.

– Paso intermedio, los Panamericanos de Lima: oro y clasificación a Tokio. Imagino, desde ese momento -9 de agosto- todo comenzó a girar en torno de los Juegos.

– Sí, claro. Los Juegos Panamericanos eran el primer gran objetivo; era todo un desafío ganarlos. Después fue un rato, disfrutar un día mientras estuvimos en Lima. Y cuando volvimos a Argentina, si bien tuvimos un descanso, automáticamente la cabeza empezó a pensar en los Juegos, se puso en función de eso.

– Hasta que todo comenzó a tambalear.

– Cuando los Juegos empezaron a ponerse en duda fue una situación rara: por un lado, la ilusión de quienes pensaban en sus primeros Juegos; y por otro, como en mi caso, la de quienes estábamos pensando el Juego Olímpico como último torneo. Una mezcla de sensaciones y emociones. Fue duro, estábamos muy cerquita. Y ahora pensar en un año más de entrenamiento…

– ¿Ya sabés qué vas a hacer?

– La verdad que no. Sí sabía y sé que Tokio es mi cierre, el último torneo que voy a jugar con la selección argentina, lo juegue o no. En el momento que se postergó se me cruzaron mil cosas por la cabeza: un día sí, un día no; un día llego, un día no llego. Y como esto se fue estirando, porque al principio todos pensábamos que eran diez, quince días más, y en realidad no sabemos cuánto va a durar, este tiempo me hizo relajarme, estar tranquila. Mi cabeza sigue estando puesta en Tokio, sigo entrenando con el equipo; estoy mentalizada y el objetivo está. Llegado el momento, veremos. Me di cuenta que no tiene sentido ponerme a pensar y tener que decidir algo ahora cuando nadie sabe lo que va a pasar mañana.

– Ya estuviste fuera de la Selección. ¿Aquella experiencia te permite transitar este momento, estas dudas, con menor dramatismo?

– Sí, totalmente. Desde muy chica empecé a formar parte del seleccionado y a estar al ritmo del alto rendimiento. Sin darte cuenta estás metida en eso y el mundo pasa todo por ahí. Y en los años que estuve fuera de la Selección, la realidad es que el mundo es mucho más grande y la vida es muchísimo más compleja. Me ha tocado compartir equipo con alguna jugadora que se había integrado de grande al seleccionado, ya había vivido muchas cosas afuera y le quitaba dramatismo. A mí me costaba entender cuando perdía un partido, o una medalla: “No me podés decir que no es grave, o no es importante”. Y la realidad es que esos años que estuve afuera me di cuenta que sí, es deporte. La vida es mucho más compleja que ganar o perder un partido, o ganar o perder una medalla, y eso no quiere decir que cuando estás dentro de la cancha te da lo mismo ganar o perder. Una igualmente lo vive con esa pasión, pero le quita dramatismo. Por eso hoy no me preocupa si llego o no llego, si voy a jugar o no: creo que hay cosas mucho más importantes.

“Hoy me preocupa más la situación que estamos viviendo que cómo llego a un posible JJ.OO.”
Luchetti y “Las Leonas” tenían los Juegos Olímpicos como gran objetivo este año.

Cumple en cuarentena

Rosario Luchetti cumple 36 años este jueves 4 de junio. “Pensé que por ahí zafaba, pero no, voy a ser una de las que cumple años en cuarentena [risas]. Me hubiese encantado no estar en esta situación, festejarlo y disfrutar de mi día con mis amigas, mi familia. Pero no me preocupa, calculo que algo festejaré. Soy consciente de la situación que estamos viviendo y no me voy a preocupar por eso ahora”.

A la vuelta, ¿un hockey diferente?

“Imagino que en el momento en que podamos volver a estar en competencia tal vez haya algunos protocolos como se ve en el fútbol, en Alemania o en Inglaterra, y que haya algunos cuidados. Pero en la cancha yo creo que no se va a poder discriminar ni hacer nada raro: si hay competencia se tiene que jugar como se juega”.

La capitana

Rosario Luchetti, volante de Belgrano Athletic, juega al hockey desde los 4 años. Con la selección mayor ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de 2012 y fue bronce en 2008; fue campeona del mundo en Rosario 2010 y bronce en 2006 y 2014; oro en los Juegos Panamericanos de 2007 y de 2019; oros y platas en Champions Trophy. A comienzos de 2015 se alejó de la Selección y volvió en 2019. Según la Federación Internacional de Hockey, tiene 290 partidos jugados con la camiseta de “Las Leonas”. (DIB) GML

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad