24.3 C
La Plata
26/10/2021
InicioEconomíaLa inflación rebotó y en marzo fue del 3,3%, empujada por la...

La inflación rebotó y en marzo fue del 3,3%, empujada por la alta demanda de alimentos

El Indec informó que hubo subas del 12,3% en las verduras y 4,1% en las carnes. Fuerte impacto de las compras en cuarentena.

Publicidad
Publicidad

La inflación de marzo se disparó al 3,3% luego de experimentar una desaceleración en los dos primeros meses del año, empujada por el impacto del incremento en la demanda de alimentos durante los días previos a la cuarentena y la suba estacional del rubro educación.

Según el informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) el incremento del índice de precios al consumidor (IPC) fue del 3,3% en marzo, lo que representa una suba del 7,8% en el primer trimestre de 2020 y un acumulado de 48,4% en los últimos 12 meses.

El dato de marzo marca un “rebote” del incremento de precios luego de dos meses sin sobresaltos (en enero el Indec informó una suba del 2,3% y en febrero del 2%), y lleva la inflación a niveles similares a los de diciembre, cuando marcó un 3,7%. De todos modos, comparada interanualmente, la evolución de los precios fue inferior a igual mes de 2019, cuando dio 4,7%, el segundo mayor salto de ese año después de septiembre (5,9%).

El mes pasado, la suba estuvo altamente influenciada por el rubro de alimentos (el de mayor peso en la canasta básica), que se incrementó un 3,3%, empujado principalmente por las verduras y la carne. Esto se debió principalmente al incremento de la demanda por parte de la población en los días previos e inmediatamente posteriores al dictado de la cuarentena, cuando cientos de personas se volcaron a los supermercados generando desabastecimiento en productos clave y presionando a la oferta. Más tarde, el Gobierno ordenó retrotraer los precios a valores del 6 de marzo, pero recién con el dato de abril se podrá medir el éxito o fracaso de esa decisión.

Verduras y carne, claves en la suba

En la región del Gran Buenos Aires, donde el rubro alimentos se incrementó un 3,8% en marzo, la suba estuvo principalmente impulsada por las verduras y legumbres, que mostraron un salto del 12,9%. En efecto, éste fue el sector donde más se sintieron los efectos de la cuarentena. En tanto, la carne y derivados mostaron una inflación del 4,1% mientras que azúcar y dulces se movieron un 3%.

En tanto, el rubro educación tuvo un incremento general del 17,5%, impulsada por el retorno a clases y el aumento de las cuotas de los colegios privados.  

Le siguió el rubro comunicaciones, con una suba del 8,3%, principalmente por aumentos en telefonía ­fija, móvil e internet, aunque los aumentos de telefonía ­fija y móvil se retrotrajeron los últimos días de marzo, lo cual redujo su incidencia en la división.

Luego se destacaron el rubro vestimenta (4,2%), bebidas alcohólicas (2,9%), mantenimiento del hogar (2,9%), salud (2,7%) y recreación y cultura (2,5%) y transporte (1,6%). En tanto, el rubro de servicios públicos (Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles) registró la menor suba en marzo por las bajas observadas en las tarifas de electricidad, gas y otros combustibles en las regiones del Gran Buenos Aires, Pampeana, Cuyo y Patagonia.

El impacto del coronavirus

El Indec aclaró que las restricciones a la circulación de las personas a raíz de la cuarentena obligatorio por el avance del coronavirus “alteró el normal desarrollo de los operativos de campo” del organismo, por lo que “en el caso del IPC se decidió tomar medidas en forma temprana, tanto para el relevamiento de campo como para el trabajo de gabinete”.

En ese sentido, el organismo que conduce Marco Lavagna señaló que “se avanzó intensa y anticipadamente en la captura de datos y análisis de relevamiento por vías no presenciales tales como la consulta telefónica, el correo electrónico y la modalidad online con los informantes que habitualmente utilizan estos medios para comunicarnos sus precios y cuyos valores no dependen del día de relevamiento”.

Además, “los relevamientos presenciales de la última semana se adelantaron, al mismo tiempo que se analizaban formatos de captura alternativos para reemplazar las fuentes primarias de información. Estas fuentes alternativas no fueron incluidas en el informe técnico de marzo, pero son utilizadas habitualmente para validar los precios efectivamente relevados y sostener la calidad metodológica del indicador”. (DIB) JG

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad