29.4 C
La Plata
24/02/2021
Inicio Policiales Motín en la cárcel de Varela: al preso muerto lo atacaron con...

Motín en la cárcel de Varela: al preso muerto lo atacaron con balas de plomo

La autopsia determinó que la herida mortal no fue provocada por postas de goma. Relevan a la cúpula de la unidad.

Publicidad
Publicidad

El preso asesinado durante una protesta en la unidad 23 de Florencio Varela tenía al menos tres disparos con balas de plomo en su cuerpo y no murió a facazos como habían informado las autoridades, según reveló recientemente la autopsia al cuero de la víctima.

Por el hecho, el Servicio Penitenciario bonaerense (SPB) dispuso el relevo de la cúpula de la unidad 42 y entregó a la Justicia las escopetas utilizadas en la represión, para identificar a los autores del crimen.

Según la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) el resultado de la autopsia realizada a Federico Rey reveló que el cuerpo tenía al menos tres bala de plomo. El organismo de Derechos Humanos indicó además que las autoridades del penal intentaron encubrir el hecho como si hubiera sido una pelea entre internos.

En tanto, la jefatura del Servicio Penitenciaros bonaerense dispuso el relevo del director de la cárcel, tres subdirectores y el Jefe de la Sección Vigilancia y Tratamiento, e inició un sumario administrativo en el que “se determinará las responsabilidades de los agentes que participaron” de la represión que terminó con la vida de Rey.

La CPM denunció que tras el hecho, “para garantizar la impunidad las autoridades penitenciarias construyeron y difundieron la versión de la riña entre presos, responsabilizando del hecho a otros detenidos”.

En ese marco, el organismo solicitó al ministro de Justicia que “se ponga en marcha un profundo proceso de democratización de la fuerza, se sancione con la exoneración a los responsables directos del hecho y a las autoridades penitenciarias responsables. También se presentó en la justicia como particular damnificado y patrocinará a la familia de la víctima”.

El crimen

Según narró la CPM, el motín en la cárcel se originó luego de que se viralizara un audio en el que supuestamente un médico de la unidad indicaba que tras la detección del primer caso de coronavirus muchos más detenidos “se iban a contagiar y a morir”. Esto provocó el reclamo de dos detenidos alojados en el pabellón de máxima seguridad quienes se subieron al techo de un pabellón.

Al reclamo se sumaron otros internos luego de que los pirmeros dos fueran retirados por la fuerza por los agentes penitenciarios. Fue en ese marco que, en medio de la represión desatada, un agente no identificado disparó a Rey con una escopeta que tenía balas de plomo, lo que produjo la muerte del interno.

El cuerpo de la víctima permaneció varias horas en el techo del penal, y desde el SPB se difundió la noticia de que había muerto a raíz de una pelea con facas de la que habían participado otros internos. Sin embargo, la autopsia concluyó que al menos tenía una bala de plata alojada en el cuerpo, y que el proyectil le provocó la herida mortal.

La muerte de Rey derivó en otro motín, que esta vez fue mitigado tras la intervención de la Comisión por la Memoria.

Tras el hecho, desde el Servicio Penitenciario indicaron que “se puso a disposición de la fiscalía que investiga el homicidio todas las escopetas utilizadas en el procedimiento y las vainas servidas secuestradas en el establecimiento carcelario”.

“Vamos a avanzar con la investigación hasta las últimas consecuencias. La utilización de proyectiles de plomo no está permitida dentro de las cárceles. Se utiliza en la seguridad perimetral, solo en casos extremos y para repeler agresiones externas”, afirmó el titular del SPB, Xavier Areses. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad