Argentina no postergará presentación a acreedores y pide un “alivio sustancial”

El tema del coronavirus no afectará la negociación con la deuda, según el mandatario. Guzmán mandó un mensaje a los bonistas.

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán. (Archivo)

El presidente Alberto Fernández aseguró este jueves que no se postergará la presentación a los acreedores por el impacto que tiene el avance del coronavirus en el escenario económico internacional, al tiempo que el ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo que Argentina necesita un “alivio sustancial” en la negociación.

“Eso no va a ocurrir. Nosotros tenemos un cronograma que estamos respetando al pie de la letra. Ha habido una demora de siete u ocho días, producto de la definición de un banco de colocación”,  Fernández.

Y agregó: “Es un trámite que hay que hacer y que hemos hecho con absoluta transparencia, pero vamos a seguir adelante con este proceso”.

Por su parte, Guzmán fue el encargado de mandarle un mensaje a los acreedores al asegurar que el país necesita un “alivio sustancial” en la reestructuración de casi 70.000 millones de dólares en bonos públicos.

En una entrevista que concedió a la agencia Reuters, señaló que la fecha límite del 31 de marzo para llegar a un acuerdo con los tenedores de bonos podría modificarse por el brote global de coronavirus, que pone en riesgo los planes de un “roadshow” para presentar la propuesta del Gobierno.

“Hay necesidad de un alivio sustancial”, afirmó Guzmán y agregó que todas las opciones sustentables están en la mesa de negociación y que las conversaciones buscan que se “maximice la aceptación de los acreedores”.

“Si alguien piensa que vamos a patear la pelota de una manera que obligue a otra reestructuración más adelante, deberían pensarlo de nuevo, porque no vamos a hacer eso”, sostuvo.

La Argentina se encuentra en conversaciones para reestructurar su deuda con acreedores como Pimco y BlackRock Inc para evitar una cesación de pagos que dañaría al país. (DIB) FD