Otra vez un pitbull: una nena de dos años fue atacada por un perro en Berisso

La Plata, feb 5 (DIB/AMPLIACI??N).- Una nena de dos años fue
atacada ferozmente por un perro de la raza pitbull en la localidad bonaerense
de Berisso, y por la profundidad de las heridas en una de sus piernas, la madre
de la niña aseguró que los médicos no saben si volverá a caminar bien.

La dueña del perro pidió perdón y dijo que no estaba en el
lugar cuando ocurrió el ataque, aunque reconoció que el animal suele escaparse.

El hecho sucedió el sábado pasado, cuando la mujer y su
pequeña hija Delfina se encontraban en la vereda en la intersección de las
calles Avenida Montevideo y 27 de esa localidad bonaerense.

La mujer contó al portal Berisso Ciudad que el perro
apareció y corrió en dirección a la nena para morderla en una de sus piernas.
Ella intentó levantarla, pero el animal la arrastró por el suelo hasta que tras
la llegada de los vecinos, el pitbull soltó a la menor.

La nena fue llevada al Hospital Larraín donde la asistieron
de inmediato y le hicieron 40 puntos en la pierna izquierda para cortar la
hemorragia.

Desde ese día, se dirige a la Unidad Sanitaria N° 42 para
realizar las curaciones, pero aún los médicos no saben si va a caminar bien,
según contó la mujer.

“No tengo perros porque justamente tengo miedo a que
pasen estas cosas, y no tengo idea si puede ser malo o no por naturaleza, pero
lo que sí sé es que el perro vino directamente a atacar a mí hija. Ella está
traumada y al ver los pedazos de carne y sangre pensé que la mataba. Lo que
expongo

es para que no le pase a nadie más”, concluyó.

“Pido perdón. Yo estaba en Necochea y cuando me
avisaron me vine”, contó por su parte Perla, la dueña del pitbull, quien
dijo estar “mal” por lo que sucedió y rogó “a Dios que la nena
quede bien”.

Respecto del comportamiento de “Apolo”, como se
llama el perro, la mujer dijo que se ha escapado en otras oportunidades
saltando una pared, pero que suele jugar con sus nietos. “Tengo tres
nietos que cuando vienen le tiran la pelota o un palo y él se los trae, juega
con ellos”.

“Me dijeron que había que castrarlo, que por ahí se
pone más bueno. Yo voy a hacer todo lo posible para que no vuelva a
suceder”, dijo con relación a los pasos a seguir, aunque como está sin
trabajo “y sin dinero, lo que puedo hacer es regalarlo”. (DIB) MCH