14.3 C
La Plata
13/06/2021
InicioSociedadA los 100 años, murió el filósofo argentino Mario Bunge

A los 100 años, murió el filósofo argentino Mario Bunge

Fue uno de los científicos argentinos de más renombre y citados a nivel global.

Publicidad
Publicidad

El físico, filósofo y epistemólogo argentino Mario Bunge murió este martes en Montreal, Canadá, donde residía desde hacía décadas. Fue uno de los científicos argentinos de más renombre y citados a nivel global.

Bunge, de 100 años, tenía cuatro hijos y había nacido en Florida oeste, partido de Vicente López. Sus padres fueron un médico y diputado socialista y una enfermera alemana.

Polemista, siempre cuestionó al marxismo, al psicoanálisis, al existencialismo, al posmodernismo, a las tecnologías, a las medicinas alternativas y, fundamentalmente, a todo aquello que no sea reconocido como ciencia.

Bunge, quien estudió física y matemática en la Universidad Nacional de La Plata, residía en el país del Norte desde 1966, cuando se hizo cargo de la cátedra Frothingham de Lógica y Metafísica en la Universidad McGill.

Fundador de la revista de filosofía Minerva (1944-45), fue cofundador de la Asociación Rioplatense de Lógica y Filosofía Científica (1956), de la que fue presidente.

Irrumpió como autor en 1959 en el campo de la Teoría de la Ciencia con su obra “Causality: The Place of the Causal Principle in Modern Science”, traducida a siete idiomas, y en la que defiende un principio ampliado del determinismo en la ciencia moderna.

En 1967 publicó su tratado de teoría de la ciencia, “Scientific Research”, traducido dos años después al castellano, y cuya repercusión entre los estudiosos de la filosofía de la ciencia fue notoria.

Entre sus obras en lengua castellana destacan además “Teoría y realidad”, “Filosofía de la física”, “Epistemología, Materialismo y ciencia”, “El problema mente-cerebro” y “Economía y filosofía”.

Entre 1969 y 1989 Bunge trabajó en la construcción de un sistema filosófico que abarca la ontología, la semántica, la teoría del conocimiento, la filosofía de la ciencia y de la tecnología, la teoría de valores y la ética.

Distinguido con dieciséis doctorados honoris causa y cuatro profesorados honorarios, en 2009 recibió el Guggenheim Fellowship y en 2014 el Premio Ludwig von Bertalanffy después de que en 1982 le fuera concedido el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades en la segunda edición de los galardones que llevan el título del heredero de la Corona española. (DIB) FD

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad