17.8 C
La Plata
19/09/2021
InicioPolíticaDeuda: vence plazo y los bonistas develan la primera incógnita de la...

Deuda: vence plazo y los bonistas develan la primera incógnita de la negociación

Publicidad
Publicidad

La Plata, ene 30 (DIB).- La primera gran incógnita de la
renegociación de la deuda bonaerense se develará mañana, cuando los bonistas
que tienen los papeles de la provincia terminen de confirmar si aceptan o no
loa propuesta de Axel Kicillof de postergar el pago del capital hasta mayo pero
adelantar el pago de intereses. Si la respuesta es negativa y la provincia no
paga, el default llegará el miércoles.

El plazo que vence mañana había sido establecido
originalmente para el 22 de este mes, pero Kicillof decidió extenderlo hasta
mañana porque cuando expiró no se había alcanzado el exigente piso mínimo de
aceptación del 75% de los acreedores que permite generalizar a todos los acreedores
la postergación del primer pago del capital el BP21, por USD 250 millones, sin
caer en default.

En busca del acuerdo, el Gobernador propuso esta semana
pagar la totalidad de los vencimientos de intereses del bono y no solo los USD
27 millones que corresponde abonar ahora. Se trató de una mejora de la oferta
inicial cuyo impacto se desconoce: la provincia recién mañana, cuando expire el
plazo, dará a conocer si logró llegar al piso mínimo o no lo hizo.

El lunes pasado surgió la versión de que el ministro de Economía
nacional, Martín Guzmán, había dicho en una reunión del Council Of Americas que
hasta ese momento al propuesta de la provincia había alcanzado apenas el 26% de
la aceptación, lo que pareció contradecir a su par nacional, Pablo López, que
había hablado de un acatamiento “importante” por parte de los acreedores.

Después, voceros del gobierno nacional y provincial pusieron
en duda que Guzmán haya dado esa precisión, aunque DIB pudo constatar que en la
administración bonaerense están convencidos de que ocurrió. Lo atribuyen a la
estrategia nacional de negociación: “se intentó dar una señal de que la
aceptación avanza y a la vez alentar a sumarse”, conjeturó una alta fuente del Gabinete.

Al mismo tiempo, ambas administraciones han insistido en que
las estrategias nacional y provincial está “coordinadas” y que no hay tensiones
entre ambas en este punto. También dijeron que no habrá asistencia del tesoro
nacional al bonaerense si los bonistas no aceptan la postergación que propone
Kicillof. Eso significa que no enviarán a la provincia los dólares necesarios
para pagar.

 

Escenarios

Si mañana se alcanzase el 75% de acuerdo, Kicillof obtendría
un alivio financiero y un triunfo político. Pero si eso no ocurre se habrá un
plazo que vence el miércoles para saber si la provincia entra o no en default:
según los términos del BP21 a partir de ese día la provincia sería considerada
en default.

Ante ese escenario, para evitar la cesación de pagos, la
administración bonaerense debería pagar los USD250 millones que vencen. En
ausencia de un “rescate” nacional, la provincia podría apelar a una oferta de última
hora de los bonistas, que consiste en un crédito “puente” otorgado por bancos
privados.

Otra opción sería recurrir a fondos propios o una colocación
de la deuda en pesos, lo que en principio parece poco probable si se tiene en
cuenta las declaraciones del propio gobernador y varios ministros respecto de
la inviabilidad fiscal de esa opción, que obligaría a la provincia a practicar
un ajuste que no parece dispuesta a hacer.

También se ha hablado de una solución intermedia, que podría
ser debatida en los días que restan hasta el 5 de febrero, que consistiría en
sumar al pago de intereses un pago de capital, pero  solo parcial.

Si hay default, en tanto, la provincia se expone a una
demanda en tribunales internacionales y a una “aceleración” del total de la
deuda, lo que implica que sería exigible en su totalidad ahora. De todos modos,
esto último no ocurriría de manera automática. (DIB) AL

 

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad