14.4 C
La Plata
30/11/2021
InicioMunicipalesIntendentes ajustan el gasto político: uno dona el sueldo y otro vende...

Intendentes ajustan el gasto político: uno dona el sueldo y otro vende auto oficial

Publicidad
Publicidad

La Plata, dic 22 (DIB).- En sintonía con las intenciones del
Gobierno nacional, algunos intendentes bonaerenses comenzaron a declarar la
emergencia económica en sus distritos y a tomar medidas de ajuste en el gasto
político para tratar de paliar deudas.

Ayer, tras la aprobación de la Ley de Emergencia en el
Congreso, el Jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, adelantó que
“tiene que haber también un ajuste en el gasto político”. En este marco,
algunos alcaldes de la provincia se adelantaron al gobierno de Alberto
Fernández y comenzaron a tomar decisiones en esta sintonía.

Uno de los casos es el del flamante intendente peronista de
Las Flores, Alberto Gelené, quien presentó al Tribunal de Cuentas “un
pedido formal para no percibir el sueldo” que le corresponde como intendente,
“y así tener mayores recursos disponibles para afrontar esta situación de
emergencia económica municipal”.

El jefe comunal del Frente de Todos, quien en las últimas
elecciones fue electo por cuarta vez (tras el mandato de Ramón Canosa, de
Juntos por el Cambio), realizó en las últimas horas una conferencia de prensa
en la que dio detalles sobre la difícil situación que afronta la Comuna.

“Tengo que ser sincero y expresar que la situación del
Municipio es dramática, tanto en lo económico financiero como en lo
estructural, y nos impide actuar de forma inmediata”, sostuvo Gelené.  

En compañía de algunos funcionarios del gabinete local, el
alcalde habló de un endeudamiento de $ 48.000.000, y contó que ya solicitó
ayuda al Gobierno nacional para afrontar los gastos mediatos y cumplir con el
pago de sueldos y aguinaldos.

Otro que decidió avanzar sobre el salario de los puestos
políticos es el intendente de Chicilcoy, Guillermo Britos, quien dispuso por
decreto congelar su sueldo y el de todos los funcionarios hasta el 30 de junio
del 2020.

“La austeridad empieza de arriba hacia abajo. Los aumentos
de sueldo serán solamente para los empleados municipales, priorizando a los que
menos ganan”, detalló Britos.

El intendente señaló que “estarán congelados nuestros
sueldos, independientemente de los aumentos que se establezcan para los
empleados municipales”. “Esto es algo que se impone que haga la clase política
hoy teniendo en cuenta la situación económica que se vive y la exigencia válida
de la ciudadanía para que también la clase política sea parte del ajuste”,
agregó.

También tomó la misma medida Ricardo Moccero, de Coronel
Suárez, quien asumió hace doce días a su sexto mandato (tras cuatro años de
gestión de Roberto Palacio, de Juntos por el Cambio). “Ningún aumento que
reciban los empleados municipales recaerá sobre el sueldo de los funcionarios,
a partir de enero quedan congelados”, subrayó el jefe comunal.

Moccero contó que “asumimos una deuda de $ 42 millones de
recursos afectados que la gestión anterior tomó para pagar sueldos del mes de
noviembre, a devolver antes del 31 de diciembre de este año, al cierre del
ejercicio fiscal”, y habló de un atraso de pago a droguerías que afecta a los
suministros del sistema de salud. 

Moccero anticipó duras medidas de ajuste como el comienzo de
“juicios por viviendas, terrenos, tasa vial, obras, tasas urbanas” y un sistema
de “restricción de agua” para quienes no paguen la tasa. “Realizaremos una
restricción del 50% en el consumo de alumbrado público, apagaremos columna por
medio”, anticipó.

Asimismo, adelantó que “se eliminarán la totalidad de horas
extras pagadas al personal municipal y en forma gradual las bonificaciones”; y anticipó
de venta de bienes municipales, desde el auto del intendente hasta terrenos
municipales.

Además, indicó que dispondrá del 50% de lo recaudado por la
tasa vial para el pago de insumos hospitalarios, el sostenimiento de la
Neonatología y Desarrollo Social. Hoy, el 70% de lo recaudado se utiliza para
reparar caminos. 

“Les pido solidaridad a todos los que más poder adquisitivo
tienen, porque deberán aportar más en esta crisis, porque más de 24 millones se
otorgan de asistencias alimenticias y para cubrir las necesidades del sector
más carenciado de nuestra comunidad”, dijo. (DIB) MT

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad