Recuperaron en Capital Federal el ecógrafo robado en un hospital platense

La Plata, nov 22 (DIB).- El ecógrafo portátil que había sido robado la semana pasada del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata fue recuperado en horas de la tarde de ayer, después de que una persona que coincidía con la descripción de uno de los sospechosos de haberlo sustraído lo abandonase en un predio del SAME en el barrio porteño de Parque Patricios.

Fuentes policiales informaron que la investigación del robo del ecógrafo había identificado a dos sospechosos que residían en la ciudad de Buenos Aires en una zona sobre la que se comenzó un operativo de saturación, y que ayer a la mañana alguien que coincidía con la descripción de uno de los sospechosos abandonó el aparato y sus accesorios en el predio del SAME, ubicado en Alcorta y Masantonio, de Parque Patricios.

El equipo fue recuperado por los vigiladores del predio quienes dieron parte a la Policía de la Ciudad que tomó la custodia del ecógrafo que hoy iba a ser devuelto al hospital platense, según dijeron fuentes de esa fuerza de seguridad.

Sin detenciones

Por el momento, los sospechosos, identificados como Daniel Muñoz Lillo y Alberto Cáceres, no fueron detenidos. Según los investigadores encabezados por el fiscal Martín Almirón (UFI 2), ambos son de Capital Federal y tienen antecedentes penales por delitos contra la propiedad.

Los ladrones “se moverían por territorio porteño”. “Uno tiene una condena en Morón y fue declarado reincidente”, explicaron fuentes con acceso a la causa, mientras que “el otro fue excarcelado en Mar del Plata y aún no tiene condena”.

Se los investiga por un hurto similar, que ocurrió tiempo atrás en el Políclínico San Martín platense, en el que también fueron filmados por las cámaras de seguridad.

El robo del ecógrafo en el Hospital de Niños sucedió el 15 de noviembre. Los ladrones quedaron filmados por las cámaras de seguridad del lugar y los empleados lograron viralizar un pedido para recuperarlo. Los sospechosos se pasearon durante varios minutos por las instalaciones del centro de salud y en un momento dado ingresaron a una de las habitaciones del área de imágenes y se apoderaron del costoso equipo. (DIB) MM