11.1 C
La Plata
04/08/2022
InicioSociedadEl astronauta de la NASA Jon McBride aterrizó en el Planetario porteño

El astronauta de la NASA Jon McBride aterrizó en el Planetario porteño

Publicidad
Publicidad

La Plata, oct 16 (DIB).- Este martes el Planetario Galileo Galilei de la ciudad de Buenos Aires recibió al astronauta Jon Andrew McBride, actual jefe de astronautas del Kennedy Space Center Visitor Complex. Realizó actividades educativas con chicos de escuelas y ofreció una conferencia de prensa en la que habló de su vida en el espacio y las fronteras que aún esperan al hombre, como la expedición al planeta Marte. Sus experiencias se pueden resumir en la frase: “Es una fortuna ver al mundo desde arriba”.

McBride, oficial de la Marina de EE.UU., fue parte de la primera promoción de astronautas para los primeros transbordadores espaciales en 1978, y en julio de 1987 fue nombrado subdirector de la NASA a cargo de las relaciones con el Congreso de su país, en Washington. Su visita al país forma parte de la celebración de los 50 años del primer alunizaje, que se cumplieron el pasado 20 de julio.

De hablar pausado y gesto tranquilo, Jon McBride contó que en 1984 fue el piloto en la misión STS-41G, que orbitó la Tierra durante ocho días en el transbordador espacial Challenger. 

“Es una fortuna ver el mundo desde arriba, con los lugares maravillosos que tiene”, comentó. “Teníamos siempre media hora para comer. Media hora para desayunar, media hora para almorzar y lo mismo para la cena. Como cada 45 minutos se hace de noche, y luego de día, eso cambia nuestro metabolismo, por lo que varios días antes de partir nos entrenamos, durmiendo las mismas horas en Tierra y así ir preparados”, afirmó.

Cuando se le preguntó cuál era su mayor miedo cuando estaba en el espacio, su respuesta arrancó risas: “Que nos quedáramos sin Coca Cola”. Después se puso serio y recordó el trágico destino del Challenger, que estalló en su despegue el 28 de enero de 1986. “Allí murieron mis compañeros. Y yo hubiera sido el comandante de su próxima misión. Es que los vehículos espaciales son máquinas tan complejas, que son altos los riesgos que uno toma tanto a la salida como en el regreso”.

La siguiente parada

El viaje a Marte es la próxima frontera de la exploración espacial. McBride comentó: “En los años 80 decíamos que íbamos a llegar a Marte en el 2000. Cuando llegamos a esa fecha, dijimos que hacia 2020. Ahora se está hablando de 2030. La verdad es que tenemos un problema importante que aún no se ha resuelto, y es que entre viaje de ida y de vuelta, más la permanencia allá, hablamos de al menos tres años en el espacio. Y es imposible llevar provisiones para tanto tiempo. Así que estamos investigando cómo reciclar todo, llegar a un régimen de cero desperdicios”.

Esto remitió de inmediato a la película “Misión rescate” (“The Martian”), en la que Matt Damon busca sobrevivir en Marte a toda costa. “Es la más realista de las películas del espacio, y es claro que hubo apoyo de la NASA”, comentó McBride. 

Otra de las preguntas inevitables fue qué opina de los que creen el hombre no llegó a la Luna: “Lo lamento por ellos. Hay multitud de fotografías, material, rocas. ¿Qué más pruebas necesitan? Conocí a los doce hombres que estuvieron en la Luna y todos contaron lo mismo. ¿Por qué mentirían?”.

“Nunca vi nada desconocido”

Además de sus vuelos al espacio, Jon McBride participó en decenas de misiones de combate. Piloto experimentado, afirmó que nunca vio “algo que no pudiera explicar en el cielo. He hablado con gente que ha sido testigo de cosas así, pero yo personalmente jamás vi nada que pudiera calificar de desconocido”. De todos modos, aseguró que cree en la existencia de vida en el Cosmos: “No pienso que haya vida inteligente como nosotros en el Sistema Solar. Pero sería estúpido en creer que no pueda haber algo así en el universo. Tal vez existan humanos que se estén haciendo la misma pregunta que desde la Tierra nos hacemos nosotros”.

El veterano hombre del espacio finalizó su charla con un consejo para aspirantes a astronautas: “Hay que prepararse, ser lo mejor posible en lo que uno haga. No se puede salir de la secundaria directo a ser astronauta, en el mejor de los casos pasarán muchos años antes de ser aceptado. Hay que persistir y trabajar muy duro”. (DIB) MM

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad