15.4 C
La Plata
12/05/2021
InicioSociedadSe realizó la apertura de la "Cátedra Libre Cannabis y Salud" de...

Se realizó la apertura de la “Cátedra Libre Cannabis y Salud” de la UNLP

Publicidad
Publicidad

La Plata, sep 24
(DIB).- El lunes a la tarde se realizó la apertura de la “Cátedra Libre
Cannabis y Salud” de la Universidad Nacional de La Plata en el Centro de Arte
“Sergio Karakachoff”.

En el panel de
especialistas estuvieron el médico Marcelo Morante, profesor de la Facultad de
Medicina; Darío Andrinolo, docente especialista del área de toxicología de la
Facultad de Ciencias Exactas; Rossana Zappia, de la Asociación Cultural Jardín
del Unicornio; los activistas y cultivadores Julián Peré y Candela Paula
Grossi, la abogada María Victoria Baca Paunero, y Patricio Lorente, Secretario
General de la Universidad Nacional de La Plata.  

“La experiencia
del cannabis medicinal se merece un espacio de este tipo, con el aval del
rectorado, con miradas diferentes, con un debate muy lógico, muy respetuoso,
con un público muy activo en las preguntas”, contó a DIB Morante, pionero en la
divulgación de los efectos benéficos del cannabis en el ámbito académico, desde
distintos espacios de la carrera de medicina de la UNLP. 

Morante confió que
dada la cantidad de personas que participaron en la coordinación del primer
encuentro le quedó “una sensación muy linda”, por la posibilidad de abrir una
discusión desde “miradas diferentes que se complementan”. En ese sentido,
señaló que el disenso más evidente se dio en el contrapunto de la perspectiva
de Andrinolo, que desde la biología “ve la parte analítica de la planta”, y la
propia, ya que desde la medicina, se encuentra con los pacientes y el dolor y
la necesidad de dar una respuesta inmediata a esa demanda. “Nos peleamos como
se estuviéramos en un stand up pero lo tomo como un dato muy positivo, sobre
todo el hecho de reírnos de la diferencia”, señaló Morante.

Sobre la apertura
de la cátedra libre, el también docente y especialista en medicina del dolor
expresó que “en estos espacios tenemos que empezar a trabajar el sesgo y sobre
el prejuicio de que ???el cannabis es bueno para todo???”. “No es así, tenemos que
entender que las indicaciones que se quieren llamar médicas tienen efectos
adversos, tienen pautas de seguimiento, pautas de dosificación y una evidencia
que las avala”, indicó.

“Yo apunto al
acompañamiento médico, porque quiero lo mejor para el paciente, a mí me tocó
exponer la mirada crítica, porque de repente todos hablaban de las bondades y
nadie hablaba del lado B, ese que exige cualquier herramienta medicinal, ya que
ninguna es toda buena o toda mala”, remarcó.

La “Cátedra Libre Cannabis y Salud” es un
espacio que no tiene una regularidad de encuentros estipulados. Se organiza
como un evento abierto a la comunidad, como un espacio de intercambio y
reflexión. El equipo cuenta además con una 
página de Facebook donde los interesados en ser parte de esta iniciativa
pueden compartir inquietudes y aportes.

El acceso, deuda pendiente

A modo de balance
sobre lo conquistado hasta el momento en materia de cannabis medicinal, y a dos
años de la sanción de la Ley 27.350, Morante reflexionó sobre las deudas pendientes
y el largo camino que queda por batallar. 

“La cuestión no
resuelta en la ley es la del acceso al aceite, no hemos logrado que la gente
acceda a un producto seguro a un costo bajo, así como la regulación del cultivo
a través del Estado para generar las plantas para la investigación”, expresó
Morante.

Asimismo, subrayó
que algo que en su momento él defendió y que hoy ve que no es viable es la idea
de promover la gratuidad del producto. “El producto viene a valor dólar, el
Estado no va a poder resolver el tema de la gratuidad; a la gratuidad la
pensamos como gesto democrático pero hoy me doy cuenta de que genera una
barrera, ya que no se puede resolver, no hay presupuesto que pueda bancar eso”,
reflexionó. En esa línea, consideró que “estos espacios de discusión y de
debate ponen en evidencia muchas cosas, como “la crítica que no conduce, así como
ciertas ideas de que todo que es fácil, pero en realidad es muy complejo; a los
canadienses les llevó quince años regular el uso de cannabis, nosotros no  podemos resolver la situación en dos años”,
concluyó Morante. (DIB) AR

 

 

 

 

 

 

 

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad