13.9 C
La Plata
23/09/2021
InicioSociedadMunicipalidad de Gesell deberá indemnizar a mutilado por la caída de una...

Municipalidad de Gesell deberá indemnizar a mutilado por la caída de una garita

Publicidad
Publicidad

La Plata, ago 27 (DIB).- La municipalidad de Villa Gesell deberá indemnizar en más de seis millones de pesos a un hombre que en diciembre de 2012 se le cayó encima parte de una garita de colectivo y le provocó la amputación de ambas piernas, además de lesiones en un brazo y otros problemas de salud, informaron este martes fuentes judiciales.

El fallo dictado el lunes, tras la demanda presentada hace seis años por la víctima, Ramón Amarilla, tiene la firma del titular del Juzgado Contencioso Administrativo de Dolores, Marcelino Escobar.

“Resuelvo hacer lugar en todas sus partes a la demanda de damnificado, contra la Municipalidad de Villa Gesell, condenando a ésta al pago de los resarcimientos de los daños reconocidos; debiéndose actualizarse en todos los casos, los montos resultantes con sus respectivos intereses”, afirmó el juez.

Además, “en la presente, se impone (las costas y costos a la parte demandada (Municipalidad de Villa Gesell), hasta la aprobación de la liquidación a practicarse”. 

Demanda millonaria

La demanda exigía un total de seis millones de pesos al momento del accidente, que deben actualizarse de acuerdo al interés de plazos fijos del Banco Provincia, por lo que se estima que llevaría la cifra a cerca del doble del reclamo original, expresó una fuente de la comuna.

El magistrado sostuvo: “Considero que la acera pertenece al dominio público del Estado municipal y que éste tenía la guarda jurídica y material de la vía pública, entonces la carga de la prueba de los hechos exonerantes de responsabilidad que le alcanzaban como dueño y guardián del lugar en el que se encontraba la cosa riesgosa, pesaba sobre el demandado y la misma no ha sido abastecida”, 

Y continuó: “Entonces, no habiéndose ejercido el correspondiente deber de control o vigilancia sobre las circunstancias descriptas, el que se traduce en la realización de medidas tendientes a prevenir que los transeúntes puedan poner en riesgo su vida”, le cabe la correspondiente sentencia descripta.

Asimismo “en los peritajes se determina que la “garita” no cumplía con las exigencias reglamentarias en las armaduras mínimas en cantidad, diámetros y longitud”, le cabe responsabilizar a la demandada Municipalidad de Villa Gesell, por los daños ocasionados a Amarilla.

La sentencia señala que: “Amarilla sufrió, en el accidente que motiva esta litis, lesiones gravísimas que llevaron a la amputación de sus piernas, y fractura expuesta en brazo derecho, con limitación de movilidad, estas secuelas son irreversibles, con definitiva alteración de su vida, social, deportiva y laboral”. 

“De por vida deberá estar bajo asistencia con equipo multidisciplinarios (médicos especialistas en amputados, técnicos, talleres y ortopedias especialistas en prótesis, asistencia psicológica) ya que deberá controlarse y cambiarse periódicamente”, concluyó el magistrado.

Los argumentos de la Municipalidad

En el proceso judicial, la Municipalidad intentó impugnar el litigio negando que exista por parte de Ramón Amarilla una imposibilidad total y absoluta de trabajar, ya que según sostiene, existen por ley obligación de contratar discapacitados. Además, negó que al momento del accidente el hombre se haya encontrado trabajando para una empresa constructora, pues no tenía obra social, ni seguro médico por trabajar en relación de dependencia. Desde el municipio de Villa Gesell además, “niegan, rechazan y desconocen que el actor sea un condenado a la pasividad por el resto de su vida, dado que esta conducta ???según entienden-, puede ser revertida y motivada con el tratamiento que sigue, que comprende rehabilitación física y psicológica de su salud, que es aportada por el propio Municipio”, según el texto dela sentencia.

Finalmente, desde la Municipalidad concluyen que “en atención a lo informado, respecto del mantenimiento total y absoluto que realiza al momento de contestar demanda, de la totalidad de los aspectos de vida que incumben al accionante y a su familia, se rechace el monto reclamado, en relación a este rubro por ser el mismo abusivo y excesivo”. 

El hecho ocurrió el 26 de diciembre de 2012 cuando Ramón Amarilla, que en ese entonces tenía 22 años, esperaba el colectivo urbano de pasajeros en el boulevard y paseo 133, de Villa Gesell, cuando cedió la estructura de hormigón de la garita y cayó sobre el joven. (DIB) MM

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad