15 C
La Plata
15/09/2022
InicioSociedadEntrevista con Sergei Grosny, el creador de la música de "Monzón, la...

Entrevista con Sergei Grosny, el creador de la música de “Monzón, la serie”

Publicidad
Publicidad

La
Plata, ago 18 (Por Martín Raggio, de la agencia DIB).- A Sergei Grosny, músico
multinstrumentista de formación académica en Dirección de Orquesta y
Composición, le fue encargado componer e interpretar toda la música de la serie
sobre la vida de Monzón. Para este titánico desafío, trabajó incansablemente
más de 10 horas diarias durante seis meses, en dónde tubo que reconstruir  temporalmente desde la música distintas
épocas en las que trascurre la serie.

El
biopic de Monzón es una serie de televisión dramática argentina emitida por la
señal Space, producida por Pampa Films y el INCAA. Cuenta de 13 episodios los
que empezaron a emitirse el 17 de junio y todavía no finalizaron.

Sergei
contento con el resultado final de su obra charló con DIB sobre la majestuosa
puesta musical.

Contame
un poco de tu formación musical.

Empecé
de chico a tocar instrumentos, pero desde los 17 le di mucha importancia al
chelo y la guitarra. Después estudié Dirección de orquesta y Composición en la
UCA. Cuando me recibí en ambas carreras, a través de una beca me fui a vivir y
perfeccionar dos años a Francia. Estudié con un maestro que me gustaba mientras
vivía en París y giraba por los distintos países en donde mi maestro trabajaba,
así que mientras lo seguía, estudiaba con él. Esa fue mi etapa de formación.

¿Cómo
llegaste a ser parte de la serie sobre Monzón?

Me
llamaron de Pampa Films. Yo había trabajado en una película que se llama
“Tampoco tan grande” y les gusto el trabajo que había hecho allí, así que
trabajé para Juan Pablo Buscarini de Pampa Films, un director que hace mucho
para chicos. Musicalicé una peli para España. Después esos dos trabajos siempre
estábamos en contacto.

Toda
la música que aparece en la serie fue compuesta e interpretada por vos ¿Cómo se
encara una obra de tal magnitud?

La
gran mayoría, salvo las canciones reconocibles, que se van a ir escuchando en
el transcurso de la serie (Hay una de Pappo, Enanitos Verdes, Otis Redding y
otros), compuse todo yo, son en total 32 canciones originales, en su mayoría
interpretadas también por mí, salvo una que canta Julio Cesar Crivelli de
Bicicletas, un dúo de pop que se llama Misceláneas y alguna otra. Después está
la parte incidental que son unos 50 tracks hechos contra imagen, eso lo bueno
que tiene la serie.

Generalmente
para las series se hace un paquete de música anticipado según para que tipo de
estilo tiene, una comedia, un drama, etc. Y en este caso se lo trató como en el
cine, contra imagen. Así que imagínate que es un laburo tremendo.

¿Y
cómo fue la dinámica de composición?

Sentándose
todo el día desde las siete de la mañana parando al medio día y hasta las nueve
de la noche. Fueron 10 horas casi todos los días durante seis meses. Fue mucho
trabajo, lo que si de mucha investigación que
incluía: oír mucha música de la época, que instrumento resaltaba, como se
interpretaba, de que traban las letras, etc. La idea era realmente que la gente
disfrutara de volver a recrear ese tiempo, o sea que el trabajo se tan
auténtico que pareciera que se hubiese compuesto en esa época.

El
tratamiento fue como el de una película, no como habitualmente se hace en las
series. Hay mucho trabajo detrás, muchísimas horas, se puso todo en la cancha y
esto se ve en el trabajo final. Cuando trabajas con imagen basas todo tu
trabajo en el pulso, en que velocidad, dinámica en intensidad requiere la
escena, eso te da el marco de lo que se necesita. Inclusive algunos temas
suenan en la escena como de una radio, es muy sutil aunque no por ello dejan de
tener cierto tratamiento. Por ejemplo hay una escena en el que personaje de
Monzón tiene una charla muy emotiva en un baño de un bar y se escucha del fondo
unos parlantes, que si yo no le ponía el ritmo que tenía que tener, la escena
se caía un poco. A veces es muy importante aunque pase completamente
desapercibida.

¿Y qué
consistía esa investigación?

Buscaba
donde podía, desde discos que había en mi casa hasta internet. En mi carrera
siempre me gustó la música clásica y también la música popular, mis dos amores.
Lo que tuve que investigar era como sonaba. Hoy hay temas que suena muy Hi Fi o
HD y en esa época por ahí primaba la voz y la armonía iba de fondo.

Y con
respecto a la música incidental no es necesariamente de la época, lo que
permitió es ir y venir temporalmente sin que sea un cocoliche.

Cuando
tenés que hacer una música en donde la historia es un hombre que vivió dentro
de un contexto de violencia permanente, ¿priman los principios o se aggiorna al
personaje?

Por
eso leí el guión antes y me parecía que era muy bueno como estaba tratado el
tema, fue un punto clave para decir que si al trabajo. Entendía que es una
temática muy sensible, pero cuando tengo que hacer partes dramáticas del
personaje o acentuar partes de él, yo voy a fondo con eso, trato de convencer
al espectador y ayudar al relato. Pero también acentúo la parte de
vulnerabilidad como todo ser humano. Voy a fondo con los dos aspectos, no voy
hacer de juez. Lo que pasa con Monzón es que tenés un amplio abanico emocional
humano del personaje. Es por eso que me sumo a esa cantidad de variables. (DIB)
MR

 

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad