Arroyo dijo que revertirá el resultado y que no lo sorprendió el triunfo opositor

La Plata, ago 14 (DIB).- El intendente de Mar del Plata,
Carlos Arroyo, se mostró optimista y sostuvo que revertirá el resultado de las
PASO en octubre, al tiempo que dijo que “no lo sorprendió” el triunfo de la
oposición y se despegó de aún más del Gobierno. “Afortunadamente no formé parte
de esos errores”, indicó.

A pesar de la fuerte derrota electoral que sufrió en las PASO
del domingo, cuando cosechó apenas el 5% de los votos, Arroyo insistió en que
aún tiene posibilidades de ser electo para un segundo mandato en el Partido de
General Pueyrredon.

“La elección ha sido una especie de prueba”, dijo
el jefe comunal y remarcó que aún resta saber cómo votará el electorado el 27
de octubre. “Me faltó tiempo para demostrarle a la gente todo lo que se ha
hecho. Yo creo que el pueblo de Mar del Plata no tiene ni idea en todo lo que
ha hecho la gestión, pero yo me voy a ocupar de publicarlo y de que lo
vean”, enfatizó, y reparó en el equipamiento de las unidades sanitarias y
la remodelación de las instalaciones del Centro de Salud 1.

“Esto ha sido un golpe psicológico. Yo creo que la
población dijo “tengo que golpear al gobierno para que se dé cuenta de que se
está equivocando”. Bueno, lo hicieron pero ahora cuando llegue el momento del
cuarto oscuro tal vez sea distinto porque la gente va a elegir un gobierno por
cuatro años. Ahí yo creo que las cosas van a cambiar”, remarcó.

Por otra parte, el jefe comunal dijo que no lo sorprendió el
resultado, tanto a nivel provincial como nacional porque “había medidas
que no se habían tomado y que se tenían que tomar, y que eran francamente
perjudiciales” para loa gente, como “el tema del costo de los
servicios”. “Había cosas de la macroeconomía que yo no compartía, lo
dije antes de la crisis y de la votación”, sostuvo, tratando de despegarse
de Cambiemos, espacio con el que llegó a la intendencia en 2015.

Incluso, reconoció que tampoco lo asombró el arrollador
triunfo de Axel Kicillof sobre María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos
Aires. “Hay muchas cosas que se hicieron mal, que se equivocaron y todo
tiene un costo. Afortunadamente no formé parte de esos errores”,
puntualizó. “El ciudadano había sido puesto contra una pared a la que no
podía pasar. Conozco comerciantes que no podían trabajar con costos de las
tarifas, que son impagables”, agregó. (DIB) MCH