14.5 C
La Plata
28/09/2021
InicioSociedadAcusado de provocar cinco muertes en un choque debe pagar $ 10...

Acusado de provocar cinco muertes en un choque debe pagar $ 10 M para quedar libre

Publicidad
Publicidad

La Plata, ago 30 (DIB).- El acusado de provocar cinco muertes en el incidente de tránsito que el domingo 25 ocurrió en la Ruta 3 en la entrada de Cacharí fue excarcelado, pero para que la medida se haga efectiva tiene que pagar diez millones de pesos y entregar su carné de conducir. Mientras tanto, continuaba internado en el Hospital Pintos de la localidad de Azul, según informó El Tiempo.

Horacio Luis Castilla, procesado por el incidente de tránsito que el domingo pasado derivó en los decesos de cinco personas que murieron calcinadas en el auto en el que viajaban, fue excarcelado “bajo caución real”. El beneficio, otorgado el jueves por el juez de Garantías Federico Barberena, implica que para recuperar la libertad el acusado de los homicidios culposos de las cinco víctimas que tuvo este siniestro vial ocurrido sobre la Ruta Nacional número 3 tiene que pagar, a modo de fianza, diez millones de pesos.

El titular del Juzgado de Garantías número 2 con asiento en los Tribunales de Azul hizo lugar a la excarcelación “bajo caución real” de Castilla -oriundo de Capital Federal, de 67 años de edad y con actual domicilio en Tandil-; aunque previamente a que pague esa cifra de dinero ya mencionada. Una suma, se indicó en lo resuelto, que el imputado deberá formalizar “con el fin de garantizar” su presentación “cuando sea llamado por la Justicia”.

Ese monto de diez millones de pesos de la fianza, escribió el Juez de Garantías en el fallo, es “proporcional con el daño ocasionado”, teniendo en cuenta que en el hecho aún materia de investigación murieron cinco personas.

En el fallo se indicó también que esa llamada “caución real” Castilla podrá fijarla “sobre bienes inmuebles o sobre automotores”.

Además de esa fianza, otro dato importante en lo dispuesto por el Juez de Garantías surge de una serie de “pautas de conducta especiales” que le dictó al acusado de estos cinco homicidios de tipo culposo. En ese contexto, el magistrado Barberena le prohibió “egresar del país” y “conducir vehículos automotores por la duración del presente proceso” en el que figura como imputado, para lo cual está obligado a entregar su licencia de conducir en el Juzgado de Garantías número 2 con asiento en el Palacio de Justicia local.

Internado

Actualmente Castilla está internado, nuevamente, en el Hospital Pintos con custodia policial, hasta tanto pueda cumplir con las obligaciones para obtener el beneficio de la excarcelación.

Fue trasladado al centro asistencial municipal después de que el martes había sido indagado en Tribunales por el hecho donde figura procesado. Ese mismo día, además de declarar en la audiencia llevada a cabo en la UFI 6, la Fiscalía a cargo de Karina Gennuso desde donde esta causa penal se está sustanciando, el productor agropecuario había quedado detenido.

Este jueves, dando lugar a un pedido presentado desde el estudio jurídico “Tancredi & Asociados”, que está patrocinando a Castilla en este sumario penal, el juez Barberena le otorgó el beneficio de la excarcelación, pero con la obligación de depositar diez millones de pesos para recuperar la libertad.

Horror en domingo

El pasado domingo 25 de agosto, a la altura del kilómetro 230 de la Ruta 3 y en jurisdicción del Partido de Azul se produjo el incidente de tránsito que derivó en las muertes de cinco personas que ahora, a título penal, se le imputan a Castilla bajo la figura de un “homicidio culposo agravado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y la pluralidad de víctimas fatales”

Cuando circulaba en sentido Sur-Norte, el Jeep Grand Cherokee que el hombre guiaba impactó al Chevrolet Corsa Classic en el que viajaban las víctimas, que a causa de ese impacto chocó contra la parte trasera del acoplado de un camión Iveco que manejaba un chofer domiciliado en Loma Negra.

Tras circular por la ruta, en el tramo que une a las localidades de Cacharí y Pardo, los tres rodados prácticamente “enganchados”, cuando el auto se desprendió del acoplado fue a parar junto con el Jeep a la banquina.

El Corsa, que tenía colocado un equipo a gas, explotó y se prendió fuego, muriendo en ese entonces sus cinco ocupantes: un hombre, sus tres hijos y una sobrina suya.

La Policía identificó a las víctimas fatales, todas domiciliadas en Merlo, ciudad del Gran Buenos Aires, como Alejandro Daniel Torres, un hombre que tenía 39 años, Daira Micaela Torres (19), Alexis Torres (18) y Mía Torres (6) -sus tres hijos- y su sobrina, que tenía 14 años y se llamaba Lara Abril Torres. (DIB) MM

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad