13 C
La Plata
20/10/2021
InicioPolicialesMasacre de Monte: entre policías infiltrados y el miedo a la salir...

Masacre de Monte: entre policías infiltrados y el miedo a la salir a la calle

Publicidad
Publicidad

La Plata, jul 5 (DIB).- A un mes y medio de la masacre de
San Miguel del Monte, familiares de los cuatro adolescentes fallecidos durante
la persecución y balacera cometida por agentes de la bonaerense, denunciaron
que dos policías de civil concurrieron hoy a un acto convocado por la Comisión
Provincial por la Memoria (CPM) en esa ciudad.

Los presuntos policías, vestidos de civil, fueron
reconocidos por la comunidad en el Centro Tradicionalista Martín Fierro de
Monte, donde la CPM presentó un informe especial, a 45 días de la masacre.
Según contaron desde el organismo, se trata de dos agentes que no son oriundos
de la ciudad, quienes se acercaron a escuchar parte de la presentación y sin
hablar con nadie, se retiraron de a uno hacia la zona de los sanitarios, para
luego salir a la calle y subirse a un Peugeot blanco sin chapa patente ni
identificación.

Ese mismo auto había sido visto días atrás por los
familiares de las víctimas frente a sus domicilios, “frenando y acelerando de
manera abrupta”, explicaron desde la CPM. Y además, los policías fueron
reconocidos el pasado lunes en otro acto realizado por las familias en la
puerta del municipio.

“Mis hijos no quieren salir ni a la vereda, porque tienen
miedo. Todos los días tenemos que enfrentar algo, pero acá estamos incansables
para que se sepa la verdad y para que no vuelva a pasar. Lamentablemente, los
policías todavía no lo entendieron y siguen cometiendo los mismos errores:
intimidando a los chicos y las familias”, sostuvo Gladys Ruizdia, mamá de
Danilo Sansone, de acuerdo a un comunicado emitido por la CPM.

Además, el organismo informó que los presuntos policías
estuvieron también el martes de esta semana en una actividad realizada en San
Vicente por familiares de Germán Gómez, el joven que fue encontrado muerto en
la comisaria de Alejandro Korn. Y aseguró que este nuevo acto de “intimidación”
forma parte de una “trayectoria de violencia policial en la localidad que por
miedo a represalias, permaneció en silencio hasta el 20 de mayo pasado”.

El hecho fue informado hoy al procurador general de la
provincia, Julio Conte Grand, quien inició una investigación penal preparatoria
y denunció la situación ante Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad.

El informe

En el trabajo presentado por la Comisión se describen “las
prácticas policiales ilegales y violentas previas a la masacre, relevadas a
través de testimonios de vecinos, jóvenes y organizaciones de la comunidad”,
informó el organismo. En el acto participaron también familiares de Camila
López y Aníbal Suárez; el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la
Cámara de Diputados bonaerense, Miguel Funes; el cura “Pepe” Di Paola,
integrante de la CPM; el secretario de la Comisión, Roberto Cipriano García y
la Directora General del organismo, Sandra Raggio.

“Detenciones arbitrarias sin orden judicial, golpes y
torturas a jóvenes, requisas ilegales de pertenencias, amenazas y
humillaciones, coimas y sobornos, aparecen relatados como hechos rutinarios,
como parte del accionar discrecional de la policía sobre los jóvenes: una
relación atravesada por el abuso de poder constante”, detalló el organismo
provincial sobre la situación que se vive en esa ciudad.

Por último, la CPM volvió a pedir a la intendenta local,
Sandra Mayol, que aparte a la expolicía Alejandra Cotignola de la dirección y
coordinación de las fuerzas, por su pasado en la fuerza provincial y por tener
vínculos con uno de los 13 imputados por la masacre. (DIB) DG

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad