24.8 C
La Plata
24/10/2021
InicioPolíticaTras meses de tironeos, Sergio Torres juró como ministro de la Corte

Tras meses de tironeos, Sergio Torres juró como ministro de la Corte

Publicidad
Publicidad

La Plata, may 30 (DIB).- Tras varios meses de polémicas e
internas, Sergio Torres juró hoy como ministro de la Suprema Corte de Justicia
bonaerense, en un acto del que participó la gobernadora María Eugenia Vidal, y
que fue acompañado, desde afuera, por una protesta de trabajadores judiciales.

Torres asumió hoy tras prestar juramento ante el presidente
del cuerpo, Eduardo De Lázzari, quien encabezó una oposición encarnizada contra
su designación, por considerar que no cumplía con el requisito de residencia
mínimo de dos años establecido por la Constitución. De este modo, el exjuez
federal completó la composición de la Corte, que contaba con una vacante desde
la renuncia de Juan Carlos Hitters, en 2016.

La jura de Torres fue presenciada por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien llegó acompañada por su vice, Daniel Salvador; y los ministros de Justicia, Gustavo Ferrari, y de Seguridad, Cristian Ritondo. También se hizo presente el Procurador General, Julio Conte Grand.

Torres fue recibido por el juez Héctor Negri, quien habló en
nombre del cuerpo y dijo que “nos sentimos honrados por su presencia”. Además,
el ministro se diferenció del presidente del cuerpo, crítico feroz del
Ejecutivo, y elogió a la gobernadora Vidal.

“Hace 36 años que estoy en esta Corte, desde el renacimiento
de la Democracia, nunca jamás existió una presión política o económica que haya
podido torcer un centímetro nuestras decisiones”, dijo, al tiempo que completó:
“No las torcieron porque además esas presiones, esos intentos, no existieron, y
esto vale especialmente para esta gobernación”.

Llegada conflictiva

La jura del juez federal se terminó de definir el 13 de mayo
pasado, en una acordada dividida de la Corte, en donde una mayoría integrada
por los jueces Héctor Negri, Daniel Soria, Esteban Genoud e Hilda Kogan
desestimó los planteos realizados por De Lázzari, al alegar que la elección de
Torres había sorteado el proceso de impugnaciones y obtenido el voto
mayoritario del Senado.

El presidente de la Corte, por su parte, realizó un duro
dictamen para justificar su rechazo, al sembrar dudas sobre el domicilio del
magistrado, asegurando que Torres se encuentra empadronado en Capital Federal,
que votó en esa jurisdicción en las dos últimas elecciones y que en su
documento figura aún un domicilio porteño.

Además, cuestionó que Torres acreditara su residencia en
Tigre a partir del testimonio de dos personas que no viven en la zona cuando
“la acreditación de un lugar de residencia es fácilmente comprobable
mediante la presentación de las facturas de servicios, obra social, tarjetas de
crédito, etc., sin necesidad alguna de aquella gestión judicial”.

Torres fue votado como miembro de la Corte el 11 de abril
pasado, con el voto unánime del Senado. Dos días después, el Ejecutivo
oficializó el decreto y lo envió a la Corte para dar lugar a la jura, pero De
Lázzari pidió frenar el trámite para analizar el domicilio de Torres.

Protesta

La jura de Torres se dio en un marco de protestas por parte
de trabajadores de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) que marcharon a la
sede de la Corte para reclamarle a la gobernadora María Eugenia Vidal la
continuidad de las negociaciones paritarias del sector, en el marco del segundo
día de un paro de 48 horas iniciado ayer.

Los manifestantes se congregaron en el ingreso principal de
la Corte, obligando a los invitados a la jura a ingresar por un costado. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad