24.4 C
La Plata
17/01/2021
Inicio Policiales Mujer que quedó ciega por agresión de marido pide protección ante su...

Mujer que quedó ciega por agresión de marido pide protección ante su liberación

Publicidad
Publicidad

La Plata, dic 12 (DIB)-. La mujer que quedó ciega por los
golpes que le dio su marido, en el 2011, pidió hoy a las autoridades de la
Procuración General bonaerense medidas de protección para ella y sus hijos,
ante la inminente salida de su agresor, quien se niega a cumplir con un
tratamiento psicológico sobre la temática de violencia de género.

Se trata de Susana Gómez, quien sufrió el desprendimiento de
ambas retinas cuando su esposo, Carlos Ariel Goncharuk, golpeó su cabeza
repetidas veces contra la pared de la cocina de la casa donde habitaba ella y
sus 4 hijos, en la localidad de Lisandro Olmos, partido de La Plata.

La mujer había denunciado al hombre en 13 oportunidades,
durante los 9 años de convivencia, y al momento del ataque, el agresor violó
una medida de restricción perimetral que le impedía acercarse a ella.

“Cuando empecé a denunciar a este hombre (Goncharuk) yo
todavía veía, y ustedes (en alusión al Poder Judicial provincial) no me
hicieron caso, y hoy ya no veo”, expresó Gómez hoy en su reunión en la
Procuración General bonaerense, donde finalmente no fue recibida por su titular
Julio Conte Grand, sino por un colaborador, Gustavo Campos.

La mujer exigió medidas de protección para ella y sus hijos,
ante el hecho de que en pocos meses recuperará la libertad Goncharuk, y lo hará
sin haber cumplido hasta el momento con un tratamiento sobre temática de
violencia de género.

En el 2015, la justicia condenó en un juicio oral al hombre
a 8 años de prisión y le impuso la obligatoriedad de realizar un tratamiento
sobre la temática de violencia de género, que hasta el momento el condenado no
ha realizado.

Susana Gómez habló semanas atrás con el juez de Ejecución
Penal número 2 de La Plata, José Villafañe, y éste le dijo que “Goncharuk
no quiere hacer el tratamiento y no lo puede obligar” e incluso le dijo
“prepárese cuando salga (Goncharuk), cuídese”.

Gómez trabaja actualmente como telefonista de la Suprema
Corte de Justicia bonaerense, en cumplimiento del cupo de discapacidad, y tiene
4 hijos con su agresor, de entre 13 y 8 años, quienes se han negado a
vincularse con su padre. (DIB) 

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad