15 C
La Plata
16/04/2021
InicioPolicialesLa embarazada que murió en el hotel se desangró por las heridas...

La embarazada que murió en el hotel se desangró por las heridas en sus genitales

Publicidad
Publicidad

La Plata, oct 16 (DIB).- La mujer embarazada que murió en un
hotel alojamiento de Florencio Varela se desangró producto de las heridas
sufridas en su aparato genital, aparentemente a raíz de un “juego sexual” del
que participó un hombre que, tras escapar del lugar, fue detenido horas
después.

La mujer, cuya identidad era desconocida hasta hoy, fue
reconocida por su pareja, un hombre que un día antes del fallecimiento había
denunciado su desaparición. Al salir de la morgue, el hombre aseguró que “fui a
reconocer el cuerpo y sí, era mi mujer. Me dijo que iba a comprar, que iba y
venía, confié en eso y no pensé que iba a pasar esto. Estaba embarazada,
esperaba para diciembre”.

“Ella estaba siempre en casa. Tenía dos hijos de otra
pareja, una nena de 8 y un nene de 6. No sé si lo conocía al hombre ese, hace
un año y medio que está conmigo y nunca se había ido tantas horas. Para mí se
la llevó el tipo ese… Salió a las 2.30 de la mañana, del sábado, y no volvió
más”, indicó en declaraciones televisivas.

La víctima, identificada como Carolina Medina, de 25 años,
cursaba un embarazo de 7 meses, y fue hallada el sábado por la mañana en la
cama del hotel alojamiento “Susurros”, luego de que su ocasional pareja, Ariel
García, escapara a toda velocidad en el auto con el que ambos habían arribado.
Según los empleados del lugar, la joven estaba acostada boca arriba, ya sin
vida, y cubierta de sangre en la zona genital.

Según las pericias, Medina se desangró como consecuencia de
las “heridas provocadas en su aparato genital, urinario y digestivo”. El
informe preliminar de la autopsia reveló que la causa de la muerte fue un “shock
hipovolémico con lesiones traumáticas en la zona genital y abdominal”.

En tanto, García fue identificado por la patente de su auto,
grabado por las cámaras de seguridad del hotel, y fue detenido a raíz de la
denuncia de su padre, dueño del vehículo, que lo reconoció en las imágenes. Se
escondía en una casa de Bernal, en el partido de Quilmes, que había sido
propiedad de una expareja. (DIB)

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad