10.3 C
La Plata
18/06/2021
InicioPolicialesMurió el policía que había sido baleado en la cabeza en San...

Murió el policía que había sido baleado en la cabeza en San Nicolás

Publicidad
Publicidad

La Plata, may 3 (DIB).- El policía bonaerense que estaba
internado en la ciudad de San Nicolás tras haber sido baleado ayer en la cabeza
durante la investigación de un homicidio murió hoy en el hospital local,
informaron fuentes policiales.

Se trata del oficial inspector Mauro Ezequiel Maldonado
(33), quien tenía muerte cerebral y esta mañana su familia decidió donar los
órganos al Instituto Nacional Central ??nico Coordinador de Ablación e Implante
(Incucai).

Fuentes policiales informaron que los restos del oficial que
trabajaba en el Grupo de Apoyo Departamental (GAD) serán inhumados mañana a las
14 en el cementerio de San Nicolás.

En tanto, los investigadores detuvieron a dos sospechosos en
el marco de la investigación del crimen de Maldonado, aunque todavía no se pudo
establecer quién fue el que le disparó.

El episodio ocurrió el martes por la noche, cerca de las
20.45, en la puerta de una casa situada en Verdi y Chopin del barrio Las
Mellizas, del citado distrito ubicado en el norte bonaerense, donde se inició
una pelea entre miembros de dos familias de la zona.

En esa disputa resultó herido de un tiro en la cabeza un
joven, identificado como Javier Rivero (27), quien murió horas después en el
hospital local.

Tras ese hecho, cerca de las 0.30, personal de la comisaría
tercera de San Nicolás y efectivos del GAD acudieron al lugar para realizar las
actuaciones por lo ocurrido, pero fueron atacados a pedradas y fierrazos por
los habitantes de la zona, tras lo cual comenzó un enfrentamiento.

En el medio de la oscuridad y solamente iluminados por las
luces de las casas, los policías hicieron disparos antitumulto.

Sin embargo, una persona efectuó al menos dos disparos con
un arma de fuego, uno de los cuales impactó en la sien derecha del oficial
inspector.

Maldonado resultó con gravísimas heridas y fue trasladado al
hospital de San Felipe, de esa ciudad, donde quedó internado con muerte
cerebral.

Además, resultó herido de una pedrada el ex jefe distrital
de San Nicolás, comisario Pablo Scoropad, quien participaba del operativo,
aunque quedó fuera de peligro, dijeron los voceros.

Con investigaciones realizadas luego del ataque, los
pesquisas determinaron la identidad de algunos de los participantes de los
enfrentamientos, dos de los cuales fueron detenidos, mientras que fue imputado
del crimen de Rivero un vecino de Las Mellizas identificado como Jesús
Contreras.

A raíz de ese homicidio, vecinos del barrio cortaron la
avenida Illia, ubicada a pocas cuadras, donde quemaron gomas para pedir mayor
seguridad y que detengan a los autores del crimen de Rivero.

El hecho es investigado por el fiscal Rubén Giagnorio, a
cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial
San Nicolás, quien dispuso diversas diligencias para esclarecerlo.

Los investigadores no descartaban que la pelea entre los
grupos rivales sea de vieja data y por temas relacionados con la venta de
drogas.

En lo que va del año nueve efectivos de fuerzas de seguridad
fueron asesinados en Capital Federal y provincia de Buenos Aires, de los cuales
seis integraban la Policía bonaerense.

El subcomisario Carlos Rupchienski (42) fue asesinado el 12
de enero por delincuentes cuando se resistió al robo del auto en el que
circulaba con una compañera de la fuerza, quien resultó ilesa, en el partido de
Florencio Varela.

El 25 de enero, el oficial Nelson Javier Lillo (27) murió de
un balazo cuando quiso evitar el robo de un camión cometido por dos
“motochorros”, uno de los cuales también murió tras un tiroteo, en la
localidad de San Pedro.

El sargento Diego Auce (38) resultó herido el 13 de febrero
tras ser convocado a una casa de Zárate por una discusión entre un joven y su
padre, quien murió baleado tras un tiroteo, y falleció al día siguiente.

El 6 de marzo el oficial Mauro Alegre (25) fue asesinado de
un balazo en la espalda cuando se movilizaba en una moto con un compañero de la
fuerza y mantuvieron una discusión con otros jóvenes en cercanías de una villa
del partido de Florencio Varela.

Por último, el 15 de abril al oficial Matías Miguel De Marco
(34) lo mataron a balazos al tirotearse con delincuentes que lo asaltaron
cuando llegaba a su casa de la localidad de Villa Madero, partido de La
Matanza. (DIB) 

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad