13.7 C
La Plata
25/09/2021
InicioPolíticaPanorama político bonaerense: Interrogantes de fin de año

Panorama político bonaerense: Interrogantes de fin de año

Publicidad
Publicidad

La Plata, dic 9 (Por Andrés Lavaselli, de la redacción de
DIB).- Cuando todo parecía preanunciar que el fin de año político transcurriría
sin sobresaltos, el oficialismo aparece inesperadamente cruzado por cierta
tensión que, sin llegar a configurarse como crisis, obliga a poner la lupa
sobre algunas iniciativas clave del Ejecutivo, pero también sobre la dinámica
interna de la Coalición en la provincia, sobre todo a nivel parlamentario.

La primera dificultad, evidente, tiene que ver con la ley
para modificar el Gabinete. La idea fue ???vendida??? como una iniciativa para
ahorrar %500 millones, podando solo 220 cargos políticos pero sin afectar a
empleados rasos y fusionado estructuras sin quitar funciones al Estado. Sin
embargo, surgieron rechazos en los gremios y dudas en el mismo oficialismo que
obligarían a retrasar su tratamiento.

La resistencia gremial se vincula con la pérdida de derechos
que, argumentan, supone el traspaso de trabajadores desde un área a otra. Pero la
reforma encierra otros conflictos. La eyección de la Asesoría General de
Marcelo López Mesa, enfrentado a poderoso Federico Salvai, es uno. ???Seguirá ahora
interesado en Gobierno en disolver esa estructura????, se preguntaba hace unas
horas un diputado de Cambiemos.

Si esas son las peleas públicas, otras inconsistencias
podrían darse en forma más reservada. Por caso, en la eliminación de la
dirección de Descentralización del ministerio de Desarrollo Social. Bajo el
nombre institucionalista, era una estructura para ???pagar??? políticamente a
referentes territoriales de Cambiemos de las secciones electorales. Buena parte
de ellos, ahora, trabaja en la Legislatura. ¿Y el ahorro?

El Parlamento que deberá tratar esa ley también ocurren otras
cosas. Una de ellas se ventiló en una reunión de la que participaron días atrás
Maricel Etchecoin Moro ???delegada de Elisa Lilita Carrió- en la cámara Baja,
Maximiliano Abad ???radical, jefe del bloque de Cambiemos- y Manuel Mosca,
presidente del cuerpo, alter ego legislativo de Vidal.

Previsiblemente si se tiene en cuenta las tensiones a nivel
nacional, Etchecoin Moro avisó que La legislatura no será una ???escribanía??? y
que votarán (y discutirán públicamente) más pensando en sus convicciones que en
la disciplina partidaria. Abad sumó así una preocupación: en el radicalismo hay
varios que ya le habían avisado que acompañarán pero que las iniciativas tienen
que ser ???razonables???.

Aunque la advertencia apunta al mediano plazo, podría
decirse que al periodo de concreción de las políticas más genuinamente
macristas, a los radicales les hace ruido también una cuestión de estricta
actualidad: la reforma jubilatoria. Un tema sensible porque, entienden algunos
de ellos, pierde un colectivo que no debería hacerlo ¿Es una reticencia solo
motivada por movimientos nacionales? 

En las últimas horas corrieron versiones, originadas en
gremios ???dialoguistas???, que apuntaban la posibilidad de que la eliminación de
las jubilaciones de privilegio sea la punta de iceberg políticamente correcta
de cambios previsionales más profundos. En concreto: de una armonización de
sistema jubilatorio provincial con el nacional, medida muy resistida por los
gremios porque supone elevar requisitos para jubilarse y recortar beneficios.

Altas fuentes  del
Ejecutivo lo niegan de plano. ???Es algo que los gremios tiran justo en el
momento en que comienza a andar la paritaria, nosotros queremos terminar el año
en paz???, deslizan. Hasta juran: ???no hay nada de nada más allá de lo de las
jubilaciones de privilegio???. Es probable que sea así, pero solo por ahora. En
todo caso la espina quedó clavada para los próximos meses. La armonización
figura en el pacto fiscal que podría aprobar la Legislatura entre fin de año y
principios de enero.

Mientras, el peronismo parece ensimismado, sumido en su
propio juego: el 17 ???día talismán- consagrarán una unidad partidaria ficticia.
Es que los que se unen allí, se desunen en las cámaras, como quedó claro esta
semana, con la oficialización de los bloques legislativos bonaerenses. Las
bancadas ligadas a intendentes ???dialoguistas- son más chicas que las
controladas por el kirchnerismo, que harán una oposición dura.

Sin embargo, son lo suficientemente grandes como para
convertir a ese colectivo en formación en el nuevo aliado estratégico de Vidal,
en reemplazo del massismo y contra el kirchnerismo, que es más numeroso. Eso
ocurre sobre todo en Diputados, donde Cambiemos le cedió una vice a Marisol
Merkel que además todavía es una llave administrativa importante, porque la
anunciada reforma para quitarle ???el poder de firma??? no avanzó aún. Dicen que
cuando lo haga llegará atenuada, de modo que los alcaldes seguirán controlando
parte del manejo de fondos.

En parte por eso y en parte por cuestiones vinculadas a la
historia política de cada cual y a su realidad territorial, es probable que la
bancada K en la cámara Baja no tenga aún su contorno definitivo. Tres ???cuatro
según algunos legisladores- podrían migrar el año que viene hacia el reparo que
ofrecen los alcaldes. (DIB)

 

 

 

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad