33.3 C
La Plata
23/01/2021
Inicio Sociedad Cíclope: pintar para cambiar rutinas

Cíclope: pintar para cambiar rutinas

Publicidad
Publicidad

rmaron Cíclope, empezaron un viaje por el norte argentino que los
llevó hasta México. Fue en ese recorrido largo en el que fueron encontrando una
identidad artística con obras coloridas en la que se cruza la vegetación con
círculos, triángulos y cuadrados, entre otras figuras rígidas.

???El primer mural que hicimos juntos tenía que
ver con la naturaleza. A partir de ahí fuimos generando el estilo y la
estética???, le explica Pilar a DIB. Y Julián agrega: ???La naturaleza fue como
entrada y lo geométrico fue algo como más complementario a eso que se sumó???.

En ese largo recorrido que duró dos años
fueron mutando los dibujos, nutriéndose la geografía de cada región. ???Cuando
llegamos a Medellín empezamos a vivir la vegetación muy de cerca, una
vegetación distinta que empezó a influir en la obra. Así pasaba en cada país
con colores nuevos que identificábamos en frutas, por ejemplo???, explican.

 

Una puerta al mundo

Para Pilar, que viene de la arquitectura, y
Julián, del diseño gráfico, pintar murales es una forma de vida que los
constituye como pareja, pero que también los ha llevado a participar en
trabajos colectivos y sociales con otros artistas.

???Pintar te abre puertas???, advierten los
Cíclope, que con sus colores han ingresado a diversos contextos sociales, desde
barrios privados hasta la cárcel de Olmos (La Plata) o la emblemática Isla
Maciel (Avellaneda). Asimismo, a la vuelta de la experiencia latinoamericana
pasaron a ser parte del grupo Artistas Unidos de Chascomús (Auch), con el cual
intervinieron diversos espacios en aquella ciudad.

???Nosotros ya somos como un clan. Consensuamos
antes de empezar y después pintamos por horas callados. Pero también trabajamos
con otros artistas y eso te hace crecer. Es verdad que siempre se juega el ego
pero hay que ceder cosas porque a veces el otro tiene otras formas de trabajar???,
explican.

 

Epecuén, menos colores

Los Cíclope han intervenido paredes en varias
localidades bonaerenses. A las ya mencionadas, hay que sumarle Madariaga (de
donde es Pilar), Atalaya (Magdalena) y Villa Epecuén (Adolfo Alsina), el pueblo
del sur provincial que quedó destruido y deshabitado tras las inundaciones del
año 1985.

???Hay un contexto que claramente te influye
aunque no te des cuenta. Cuando pintamos en Epecuén usamos mucho el negro. Son cosas
que uno en el momento no las hace conscientemente pero cuando tomás distancia
te das cuenta que había un condicionamiento???, cuenta Julián.

Más allá de esta experiencia particular en el
sur bonaerense, en el último tiempo los Cíclope se han ???reinventado??? y, si bien
los murales mantienen la geometría y las figuras de la naturaleza, la idea es
???pasar del color a la síntesis???, afirman. 

 

Premiados por Casa FOA

Casa FOA es un prestigioso espacio que desde
1985 busca reunir a los más talentosos diseñadores, arquitectos, decoradores y
paisajistas del país. Si bien el mismo se inició con el propósito de recaudar
fondos para la Fundación Oftalmológica Argentina, hoy goza de ser una marca de referencia
sobre las tendencias en el ámbito del diseño.

Pilar y Julián se quedaron este año con el
primer premio de ???Mejor arte aplicado??? de ???Arquitectura y diseño??? y fueron
seleccionados para pintar el Palacio Campos, un edificio de cinco pisos ubicado
en el barrio porteño Las Cañitas, obra que concretaron recientemente. (DIB)  MT

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad