25.6 C
La Plata
24/01/2021
Inicio Política Piden sobreseer al joven de Tapalqué acusado de amenazar a esteba Bullrich

Piden sobreseer al joven de Tapalqué acusado de amenazar a esteba Bullrich

Publicidad
Publicidad

mano empuñando un arma de fuego y una serie de textos que concluía con la frase
“pedazo de gil contesta y deci quien sos ??? o tenes miedo?”.

Después de ser fácilmente identificado por el celular que
utilizó, Di Biasi fue detenido en Tapalqué, en un operativo del que
participaron cerca de medio centenar de policías federales y admitió que había
enviado los mensajes al teléfono de Bullrich, aunque aseguró que no tuvo
intención de amenazarlo, sino que se trató de un malentendido derivado de celos
que sentía hacia su novia.

Según explicó, al revisar el celular a su pareja -con la que
tiene una hija de 2 años- encontró el número de teléfono de Bullrich agendado
como “Kaja”, y al preguntarle sobre ese contacto la mujer le contestó
que lo había guardado a pedido de su madre.

Con la sospecha de que podía tratarse del celular de un
amante, Di Biasi copió el número, al que el 18 de agosto llamó varias veces,
sin obtener respuesta, y luego decidió enviar los mensajes de texto que
derivaron en la causa judicial.

Especialistas de la División Delitos Tecnológicos de la
Policía Federal cotejaron esos detalles y otros aspectos de la declaración
fueron corroborados por su novia y la madre de ésta.

Entre tanto, al retornar de un viaje y brindar su testimonio
a la jueza Arroyo Salgado, el 25 de agosto, Bullrich aclaró que no había
recibido más mensajes como los denunciados por lo que entendía que no había
motivos para suponer que su vida o su integridad física o la de su familia se
encontraran en peligro.

También aclaró que no conocía a Di Biasi o su madre y que el
número de celular donde recibió los mensajes era de carácter público, ya que lo
había publicado en redes sociales.

En ese marco, la defensa de Di Biasi postuló su
excarcelación y lo mismo pidió el fiscal Di Lello, pero la jueza Arroyo Salgado
denegó la solicitud y mantuvo la detención del imputado.

Ahora, en base a nuevas pruebas y testimonios, el fiscal Di
Lello consideró que Di Biasi debía ser sobreseído en la causa de supuestas
amenazas por inexistencia de delito.

“Una amenaza, para ser tal, debe tener visos o
apariencias de veracidad y ser idónea para hacer peligrar la libertad de
decisión y el sentimiento de tranquilidad, extremos que de ningún modo podían
ser alcanzados por la conducta de Di Biasi, pues el nombrado ni siquiera sabía
a quién le estaban siendo dirigidos los mensajes”, sostuvo el fiscal.

Para Di Lello, “el actuar de Di Biasi se encontró
motivado únicamente por sus celos” y no por una intención de alarmar o
amedrentar a Esteban Bullrich, “pues de haber sido así claro es que
hubiese intentado ocultar su identidad para no ser descubierto”.

Por otra parte, concluyó, “el propio Esteban Bullrich
al momento de ratificar su denuncia muchos días después” dijo que no había
recibido nuevos mensajes del tenor de los enviados por Di Biasi y
“entendió también que su integridad física como así también la de su
familia, no corrían riesgo alguno”. (DIB) 

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad