14.2 C
La Plata
18/09/2021
InicioPolicialesDos detenidos por la entradera en la casa de Adolfo Pérez Esquivel

Dos detenidos por la entradera en la casa de Adolfo Pérez Esquivel

Publicidad
Publicidad

ilio del partido de Esteban Echeverría, ubicado en las calles
Necochea y San Francisco, donde realizaron un allanamiento en horas de la
madrugada tras observar la presencia del mismo Citroën en el lugar.

En ese domicilio capturaron a los dos hombres, identificados
como Sergio Enrique Vázquez (35) y Rubén Alberto Cuttiz (36), quienes poseen
antecedentes penales y fueron liberados este año tras ser condenados por otro
hecho de robo, verificaron los investigadores.

Los voceros indicaron, también, que en dicha vivienda se
secuestraron un revólver Smith Wesson calibre .22 Largo con seis cartuchos, un
handy tipo chino para escuchar frecuencias policiales, la indumentaria
utilizada en el robo a Pérez Esquivel y las condecoraciones internacionales que
él había denunciado como sustraídas.

Además, los agentes incautaron teléfonos celulares, dinero
en efectivo en pesos y dólares, el Citroën C3 Aircross y una camioneta Mercedes
Benz que, según las pericias, habrían utilizado en otros hechos delictivos cometidos
en la zona de San Isidro.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la Unidad
Funcional de Instrucción del Área Criminal de San Isidro, a cargo de Claudio
Scapolán, quien dispuso las diligencias correspondientes para avanzar con la
causa.

El robo al presidente de la Comisión Provincial por la
Memoria se produjo el jueves último cerca de las 14.30 en su vivienda de la
calle Héroes de Malvinas 341 de San Isidro, cuando su nieto salió a tirar la
basura y los dos delincuentes lo interceptaron y lo trasladaron dentro de la
casa.

Según explicó el mismo Pérez Esquivel tras el asalto, los
ladrones “ataron de pies y manos” al joven y “lo llevaron a una
habitación”, donde “se quedaron a esperar” que llegara él.

“Cuando llegamos nosotros, tomaron de rehén a mi señora
y a mi me hicieron entrar el coche al garaje”, relató, y agregó que a su
mujer la llevaron a la misma habitación en la que estaba amordazado su nieto en
el piso, la sentaron en una silla y también la ataron a una silla.

El premio Nobel explicó que su mayor temor “era que
dañaran” a alguno de sus familiares y que, sin embargo, los delincuentes
se mostraban tranquilos: “Eran muy profesionales”, señaló.

Además, dijo que lo “llevaron a buscar el dinero, las
joyas y todos los objetos de valor”, y que “se llevaron las
condecoraciones” que recibió de distintos países, antes de escapar de la
vivienda. (DIB) 

 
 

Últimas noticias

Publicidad
Publicidad