Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


13:54 - 23/08/2019

Tras las huellas de los gigantes

La Plata, ago 23 (Nota publicada en el suplemento De Viaje de agencia DIB).- Turistas, aventureros y expertos paleontólogos son atraídos en el país y el mundo por los tesoros de la prehistoria que afloran en reservas naturales, museos y parques temáticos. Un recorrido apasionante nos permite descubrir los secretos del pasado de la Tierra. Desde De Viaje proponemos sólo algunos de los sitios que deben estar en agenda para conocer las huellas de un pasado en la que los gigantes dominaron el planeta.

 

Museo Egidio Feruglio 

Desde febrero de 2017, la enorme réplica del dinosaurio más grande del mundo recibe a los viajeros que llegan al aeropuerto de Trelew, en Chubut. Tres años antes, un equipo de paleontólogos del museo Egidio Feruglio -alertados por un trabajador rural- hallaron los restos fósiles de un titanosaurio de 40 metros de largo y 80 toneladas de peso, extinguido durante el Mesozoico, hace 95 millones de años.           

En la actualidad, concentra los hallazgos fósiles más importantes de la Patagonia. Posee un concepto de museo contemporáneo, diseñado desde el período geológico actual hasta la Era Paleozoica con sus antiguos registros fósiles. Posee más de 1.700 piezas fósiles y 30 ejemplares de dinosaurios, junto a maquetas y láminas explicativas. Entre la colección se encuentra el Giganotosaurus uno de los dinosaurios carnívoros más grandes hasta ahora conocidos.

 


Museo Ernesto Bachmann

A sólo 80 kilómetros de la ciudad de Neuquén se encuentra El Chocón, una tranquila villa que cuenta con un suelo rico en fósiles construida sobre la margen del embalse Ezequiel Ramos Mexía, que propone una amplia variedad de actividades para toda la familia en este fin de semana largo. "El valle de los dinosaurios", como es conocida esta localidad, está enclavado en un área de estepa con un clima seco y ventoso. 

En el Museo Municipal Paleontológico "Ernesto Bachmann", los visitantes pueden observar una gran cantidad de fósiles, entre ellos los restos del Giganotosaurus Carolinii, el carnívoro más grande del mundo, hallado en 1993 por el aficionado a la paleontología Rubén Carolini. Pero los más pequeños también disfrutarán de esta zona neuquina y se deslumbrarán con la experiencia "Paleontólogo por un día", en la que se dedicarán a realizar una búsqueda de fósiles de dinosaurios, recreada en lugares acondicionados para la experiencia, guiados por personal del museo que les brindará chaleco, pincel y pala, y serán ellos mismos quienes descubran y desentierren réplicas de fósiles de los antiguos habitantes de la tierra, llevándose luego el diploma correspondiente.

 


Parque Talampaya 

A través de 16 réplicas en tamaño real, el Sendero del Triásico recrea la vida animal que se desarrollaba durante la prehistoria en este Parque Nacional. Por una senda de 230 metros de largo se muestran, en orden cronológico, las distintas especies de dinosaurios registradas en la zona. 

Se trata de uno de los lugares en Argentina con mayores hallazgos de fósiles animales y de flora, que responden a la población que tuvo lugar en el período triásico de la era mesozoica hace 225 millones.  El Parque ofrece diferentes servicios y hasta se puede acampar en él, que permite disfrutar durante la noche una de las mejores vistas de las constelaciones y la luna del mundo.

 

Valle de la Luna

También conocido como Parque Provincial Ischigualasto, sus geoformas y fósiles de todo el Triásico revelan misterios de entre 180 y 230 millones de años atrás. En el Valle de la Luna se pueden rastrear las huellas de los reptiles más antiguos de la Tierra y fósiles del herrerasaurus -un carnívoro que vivió hace 231 millones de años- y del eoraptor, un saurópodo de casi un metro de largo y 30 centímetros de altura.

Renombrados geólogos, paleontólogos, antropólogos y biólogos suelen trabajar en este territorio árido de 50 km de largo por 15 km de ancho.

 



Museo de la UNAM 

Ubicado en la Ciudad de México, el Museo de Geología de la UNAM concentra las colecciones geológicas más importantes de México. El majestuoso edificio porfiriano que alberga al museo está ubicado en el centro de la colonia Santa María La Ribera. Su escalinata y fachada son una invitación a explorar una institución que también es conocida como el Palacio de las Ciencias de la Tierra.

Algunas de las colecciones que se pueden encontrar allí son el esqueleto de un mamut hallado en la Cuenca de México, los restos de un dinosaurio Pico de Pato, un Ictiosaurio y el cráneo de un Dinoterio. Además de colecciones de Paleontología, cuenta también con Minerales, Rocas y Meteoritos.

 

Museo de Dinosaurios 

Ubicado en Zigong, China, el Museo de Dinosaurios cuenta con 66.000 metros cuadrados dedicados al jurásico en una de las áreas con mayor relevancia a nivel arqueológico, obtuvo el premio en el 2017 al "mejor museo de dinosaurios del mundo" por la Revista American Global Geographic.

La principal atracción de este museo chino se trata de 18 esqueletos completos de entre 200 individuos que se encontraron en este sitio, estos se exhiben junto con huellas, piel fosilizada y otros hallazgos prehistóricos. Estos especímenes son reconocidos entre la comunidad de amantes de los dinosaurios y atraen a cerca de 7 millones de personas al año. Entre algunos de los especímenes exhibidos se encuentran el Omeisaurus, Gigantospinosaurus, Yangchuanosaurus, Huayangosaurus y Xiaosaurus.