Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


Compartí la nota

Turismo médico: traumatología, cardiología y liposucción, las prácticas más solicitadas

El turismo médico local genera miles de puestos de trabajo y se consolida como una de las mejores opciones a nivel mundial por los bajos costos y por la calidad de los profesionales. Argentina recibe a pacientes de todos los continentes y las prácticas más solicitadas son las relacionadas con la traumatología, la cardiología y también los tratamientos estéticos como la liposucción y el implante mamario.

Así lo expresó Miguel Cané, presidente de la Cámara Argentina de Turismo Médico en el marco del 2° Congreso Argentino del sector que se realizó en Buenos Aires. Según cifras del sector, de los tratamientos que se realizan en el país en materia de turismo médico el 48 por ciento responde a medicina curativa; el 34 por ciento a estética y el 18 por ciento a bienestar. Mientras que los pacientes provienen de  Latinoamérica en un 47 por ciento, en un 24 por ciento de Estados Unidos y Canadá, un 22 por ciento de Europa y el 7 por ciento restantes de otros países.

Asimismo, las prácticas más solicitadas en Argentina son traumatología, cardiología, liposucción, cirugía bariátrica, odontología, oftalmología, implantes mamarios, abodominoplastía, gestión de peso y trasplantes.

 Por su parte, Cané remarcó que “los destinos más elegidos para turismo médico en Argentina se concentran en un 37 por ciento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, le sigue con el 19 por ciento la provincia de Buenos Aires, luego Córdoba con el 15 por ciento Mendoza con el 10 por ciento, Santa Fe con el 7 y el resto de las provincias suman un 12 por ciento”. 

El volumen anual de pacientes se mantiene en el orden de las 14.000 personas, incluyendo acompañantes. La estadía que suele ser más prolongada que un viaje de otro tipo, genera un gasto estimado de 15.000 dólares por cada caso. Hoy representa un ingreso anual de 210 millones de dólares y se espera que esta cifra escale a los 500 millones para 2020.

Según la Cámara que nuclea el sector, el éxito del turismo médico local radica en los precios: mientras que en Estados Unidos un bypass coronario se paga 144.000 dólares, en Argentina cuesta 24.000 dólares, un 60 por ciento menos. Por su parte, un cinturón gástrico con intervención estadounidense cuesta 30.000 y en Argentina 7.000; un reemplazo de rodilla, 50.000 versus 11.000 en el mercado local. Otras de las operaciones que suelen realizarse son estéticas: las clínicas locales cobran 4.000 dólares por implantes mamarios y las estadounidenses 12.000; un lifting 4.300 y 15.000, respectivamente.

 

Trabajo todo el año

 

Cané indicó en el acto de apertura que “el turismo médico se caracteriza por no ser estacional, es decir que se distribuye todo el año y en todo el territorio; más el 20 por ciento de los montos van hacia hotelería, recreación, agencias de turismo”, detalló al tiempo que valoró que el médico “es el segmento del turismo que  genera mayor cantidad de divisas del exterior en forma directa, junto a  la creación de  puestos de trabajo calificados”.

Cané se refirió al exitoso posicionamiento que logró Argentina en siete años. “Cuando comenzamos a trabajar en 2010, el país no estaba ranqueado en turismo médico, y en 2015 ya estábamos en el topfive de Latinoamércia”, expresó. “Hoy existen a nivel mundial mediciones con un índice de competitividad que miden: ambiente/país, industria de turismo médico e infraestructura y servicios; y hemos escalado al cuarto lugar luego de Colombia, Panamá y Costa Rica según el Medical Tourism Index”, valoró el presidente de la Cámara Argentina de Turismo Médico. 

Desde la Cámara Argentina de Turismo Médico llamaron a la creación de un  Observatorio Económico para analizar la evolución del mercado del turismo médico en todo el país y también se refirieron a los problemas que afectan al sector como lo son el cambiario e impositivo, este último uno de los que más castiga al segmento. 

“En alojamiento hemos avanzado con la exención del IVA para extranjeros pero es necesario revisar las cargas impositivas y que  nuestra exportación de servicios profesionales médicos sea como toda exportación eximida de IVA como ocurre en otros países , donde incluso han elaborado leyes de turismo médico en particular, incentivando inversiones y beneficiando la atención medica interna”, finalizó.

 Los pacientes vienen con la presentación médica ya contratada y coordinada. En algunos casos complejos se hace la video consulta con el médico tratante, intercambio de estudios con historia clínica y una vez que está todo claro se coordina el viaje.