Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


Compartí la nota

La Plata en seis momentos

Fundada en 1882 a partir de un proyecto del gobernador Dardo Rocha, la ciudad de La Plata creció rápidamente con edificios, amplias calles, grandes parques y sus famosas diagonales. Fue el poeta José Hernández, autor del Martín Fierro y muy cercano a Rocha, propuso el nombre de La Plata, que le ganó la pulseada a Rivadavia, por el presidente, Mariano Moreno y Nueva Buenos Aires. Entre secretos, misterios y mitos, la capital provincial es un sitio digno de visitar todo el año ya que, además, cuenta con una agenda de espectáculos siempre atractiva.

 


1.- La Catedral

La Catedral de la Inmaculada Concepción, que es el mayor templo neogótico de América del Sur, comenzó a construirse en 1884 y se inauguró en 1932, en coincidencia con el cincuentenario de la ciudad. Con 7 mil metros cuadrados bajo techo, fue construida íntegramente en ladrillos, figura inscripta desde 1996 en los mármoles del piso de la Basílica de San Pedro, Roma, por ser una de las más grandes del mundo. Hoy el edificio mide 120 metros de largo por 76 de frente, y tiene capacidad para albergar a 14 mil personas. Cuenta con 89 ventanales, 37 son vitrales franceses y alemanes, y representan al Antiguo y al Nuevo Testamento. Los confesionarios, en tanto, están realizados en roble de Eslavonia; y en la cripta, se encuentra el sepulcro de Dardo Rocha, y de su esposa Paula Arana. Vale la pena recorrer su museo y sobre todo subir por el ascensor hasta los 63 metros que permite la Torre Jesús para tener una vista increíble de la ciudad.

 


2.- La Casa Curutchet

A la salida del bosque, se puede ver la Casa Curutchet, ubicada en el bulevar 53, y declarada Patrimonio de la Humanidad por Unicef. La vivienda fue diseñada a fines de la década del 40 por el famoso arquitecto Le Corbusier, considerado el padre de la arquitectura moderna. La casa se hizo popular gracias a la película “El hombre de al lado” fue habitada por la familia Curutchet por pocos años ya que la consideraban muy moderna, luminosa y con poca intimidad. De hecho, la obra de construcción demandó seis años, y los Curutchet vivieron en ella sólo siete.

 


3.- El Planetario

Moderno, rodeado de árboles milenarios y con una oferta para toda la familia, el Planetario de la Universidad Nacional de La Plata es un destino ideal para pasar un buen rato. Ubicado en el Paseo del Bosque, dentro del predio de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas, tiene como principal atractivo el equipamiento para la reproducción de imágenes de altísima definición. Recostados sobre mullidos asientos de cara hacia la enorme pantalla en forma de cúpula -el domo posee 187 metros de diámetro-, los asistentes parecen viajar en una nave al corazón de las estrellas.