Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


Compartí la nota

Un periodista alemán denunció maltrato policial por tomar fotos en Vaca Muerta

 

El fotoperiodista alemán Stefan Borghardt, de 28 años, llegó a Neuquén interesado en retratar los basureros a cielo abierto generados por la actividad petrolera, en este caso en el área de Vaca Muerta. De acuerdo con el informe elaborado por perfil.com, el joven cronista llegó el lunes 7 al lote 56 de la empresa Treater Neuquén S.A. cerca de la localidad de Añelo, donde fotografió algunos de esos en los que se almacena petróleo a cielo abierto, hasta que fue interceptado por personal de seguridad de la empresa y luego trasladado a una sede policial, situación que derivaría en una denuncia del reportero alemán por maltratos y golpes durante varias horas.

El tema escaló a nivel provincial y llegó a la intervención de la propia Embajada de Alemania, que dijo "estar estudiando los detalles de la situación" vivida por Borghardt.

 

El relato

"Saqué varias fotos con las dos cámaras profesionales que llevaba encima y alcancé a sacar cuatro fotos con el celular", comenzó contando Borghardt en su Facebook, "ahí me agarró un supervisor y me llevó a la entrada del predio en su camioneta, habló por teléfono con su jefe y este insistió que yo borrara las imágenes. Aparenté que había sacado todas las fotos en rollo, pero llamaron a la policía y me llevaron a la Comisaría 10 de Añelo".

Borghardt agregó que "ya tenían evidencia de que yo era periodista por mi credencial de prensa, pero me hicieron dejar todas mis cosas en la barra de atención. Me hicieron un montón de preguntas mientras la oficial labraba el acta de mis pertenencias. Cuando me apresuró para que lo firmara, insistí en leerlo con calma antes de poner mi firma, para asegurarme que estaba todo documentado de forma correcta, pero se enojó y me llevó a un calabozo, empujándome e insultándome" "En el primer calabozo me pegaron, me patearon y un oficial que me maltrataba con una escoba desde lejos me dijo que odiaba a todos los alemanes", denunció Borghardt. "Después de todo ese proceso me llevaron a otro calabozo, donde permanecí durante aproximadamente dos horas”. “Me sacaron del calabozo por las 22:20 horas (aprox.) y me llevaron de nuevo a la barra de atención, donde firmé lo que creo que era la denuncia contra mi persona, la declaración de la hora de mi detención y de la liberación y además el acta, confirmando que me habían devuelto todas mis pertenencias”, dijo el periodista.

La respuesta oficial a la denuncia llegó por intermedio del ministro de Trabajo, Desarrollo Social y Seguridad neuquino, Mariano Gaido, quién dijo que ya había solicitado al jefe de la Policía provincial, comisario Rubén Tissier, un "informe completo" de la detención de Borghardt.

En tanto, la empresa petrolera implicada denuncia a Borghardt por haber ingresado sin pedir autorización, comprometiendo la seguridad del lugar.