Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


Compartí la nota

Diez claves para entender a las compañías "low cost"

1-. ¿Qué son las aerolíneas “low cost”?

En primer lugar, es importante diferenciar entre una compañía que ofrece servicio "low cost" y una aerolínea que vende un vuelo económico o brinda alguna oferta promocional. La frase "low cost" no se refiere a los precios más económicos que se pagan, sino a que los costos de la aerolínea son más bajos que los habituales.

 

2.- ¿Cómo una empresa consigue bajar los costos?

Con algunas “herramientas” claves, como tener una flota con un solo tipo de nave -por lo general, Airbus A320 o un Boeing 737- y que vuelan de manera constante y sin escalas, lo que lleva a lograr grandes índices de "utilización". El personal generalmente trabaja bajo contratos con menores sueldos que en las aerolíneas tradicionales y suelen volar de "ida y vuelta", lo que elimina las costosas estadías en hoteles. Además, los pasajeros pagan por servicios “extra”.

 

3.- ¿Hay aerolíneas “low cost” en Argentina?

No existen para volar en el mercado local. Es verdad que el Gobierno nacional oficializó la concesión de 135 nuevas rutas por 15 años y autorizó a operar en algunas de ellas a tres líneas aéreas: American Jet, Andes y Alas del Sur. Pero la única “low cost” que podría llegar, si es que completa la documentación requerida, es Flybondi. Lo que sí suele suceder es que las grandes compañías brindan tarifas a medida, es decir, vuelos de cabotaje al que uno solo puede subir con una mochila. Esto va a ser cada vez más común, como también cobrar un plus por despachar el equipaje o elegir un asiento.

 

4.- Sky o Level, ¿no son de bajo costo?

Claro que lo son. Pero no operan con vuelos de cabotaje. En el caso de la chilena Sky, a mediados de marzo implementó algo que había anunciado hace un año: se pasó al modelo "low cost". Por otro lado, el grupo de aerolíneas europeas integrado por Iberia, British, Vueling y Aer Lingus lanzó la quinta marca llamada Level, que a diferencia de las otras será de bajo costo.

 

5.- ¿Hay diferencias de precios para volar por Sudamérica?

Sky, por ejemplo, cuenta con dos tipos de tarifas (light y plus) para viajar a Santiago de Chile y la posibilidad de cambiar de fecha o ruta sin penalidad hasta tres horas antes del vuelo. La tarifa light incluye una maleta de mano de 10 kg., asiento aleatorio, un artículo personal y un abrigo. En cambio, la plus contempla una maleta de mano de 10 kg., la elección de un asiento estándar, un artículo personal, un abrigo y un equipaje en bodega de 23 kg. Han ofrecido viajes a Santiago de Chile por 2.000 pesos y despachar una valija tiene un adicional de 40 dólares.

 

6.- Viajar a Europa, ¿puede costar la mitad por una “low cost”?

Depende cuándo y cómo se saque el pasaje. En el caso de Level, que operará tres vuelos semanales entre Buenos Aires y Barcelona, salieron a la venta los primeros boletos a 249 euros, pero solo incluye el equipaje de mano. Despachar una valija cuesta unos 2.500 pesos extras y la comida unos 1.200 pesos. Así y todo, el pasaje termina saliendo hasta unos 6 mil pesos más económico.

 

7.- ¿Son peligrosas este tipo de empresas?

Para nada. En el imaginario colectivo está que las empresas de bajo costo invierten menos en sus aviones. Desde ya que eso no sucede. Hay compañías de “low cost” como Ryanair -que se espera que vuele a nuestro país- que transportan por año diez veces más de pasajeros que Aerolíneas Argentinas.

 

8.- ¿Cuáles serían las ventajas de volar en una low cost?

Los pasajes pueden llegar a costar hasta un tercio de la tarifa en una compañía tradicional. Por supuesto, si se suman los "adicionales" o "extras", los valores van a subir. Otro punto a favor es que los precios, por lo general, no cambian demasiado entre las temporadas. Además, los vuelos siempre son directos, sin escalas.

 

9.- ¿Tiene algún punto en contra?

Sí, claro. Hay que hacer bien los números porque a veces, el dinero que uno ahorra en los pasajes lo termina pagando en comidas a bordo o valijas despachadas en bodega. Si saben que van a tener que despachar equipaje, es bueno que lo compren en el mismo tiempo del pasaje, porque luego irá incrementando su valor. Mientras que otra desventaja es cierta incomodidad en el espacio interior (se viaja más apretado y en asientos que casi no se reclinan), también hay que prestar atención a los aeropuertos de donde parten estos vuelos. Es que muchas veces estas compañías usan aeropuertos secundarios o llegan a localidades que se encuentran en las afueras de las grandes ciudades. Entonces al pasaje hay que sumarle el costo del traslado.

 

10.- ¿Qué otra empresa llegará al país?

Norwegian, una empresa de Noruega, prepara una promoción para su desembarco en el país: para la ruta Buenos Aires-Londres los pasajes costarán entre 400 y 500 dólares ida y vuelta. Se espera que participe de una nueva audiencia pública, para poder iniciar otro proceso de otorgamiento de rutas aéreas a empresas privadas. En Europa, Norwegian -fundada en 1993 y que hoy cuenta con 130 aviones- es la primera low cost en hacer vuelos largos. Además, el ministro Gustavo Santos anunció que Ethiopian Airlines empezará a operar en la Argentina en el segundo semestre vía San Pablo (Brasil). Hoy Argentina no tiene conexión con África.