Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


Compartí la nota

Planificando las vacaciones


Cada vez falta menos para el receso de invierno y, por ende, para planificar qué hacer. Muchos optarán por vida casera o bien una escapada cerca. Otros, los más afortunados, pueden tomarse unos días en algunos de los tantos destinos que tiene el país preparados para recibir turistas. Desde De Viaje hacemos un repaso por algunas ciudades ideales para disfrutar con los más pequeños.


LA PLATA

Conocida mundialmente como “la ciudad de las diagonales”, La Plata es un sitio repleto de secretos, rincones para descubrir con los más chicos y durante las vacaciones se convierte en una ciudad llena de espectáculos, muchos de ellos gratuitos.

Uno de los recorridos más elegidos por los niños es el bosque. Entre álamos, robles, ombúes, eucaliptos y dos estadios de fútbol (Gimnasia y Estudiantes), uno puede recorrerlo en un bote remando en familia. Pero los mayores atractivos están en el hermoso Planetario y el Museo de Ciencias Naturales, que cuenta con más de tres millones de objetos, entre los que sobresalen colecciones de fósiles, arqueología y etnografía. Las salas de Paleontología recorren distintas eras geológicas (Paleozoico, Mesozoico y Cenozoico), a través de fósiles de invertebrados marinos, peces, reptiles extinguidos, el vertebrado terrestre argentinosaurus y enormes mamíferos prehistóricos, como el megaterio, el toxodón y el gliptodonte.

Si la idea es maravillarse con autos, aunque no sea Rayo McQueen, los chicos (y grandes) quedan con la boca abierta en el Museo Colección Rau, ubicado en avenida 1, entre 34 y 35. En el amplio salón, donde resaltan las antiguas siluetas de veinte surtidores de nafta a manija, hay todo tipo de autos clásicos en impecable estado que acreditan como mínimo medio siglo de antigüedad. La legendaria Cupé Doctor con baúl para maletas o una versión del famoso “Ratón alemán” BMW Isetta, un Messerschmitt de dos asientos con techo de acrílico, son sólo dos buenos ejemplos de lo que se puede encontrar.

Ya fuera del casco de La Plata, y aunque pertenece al partido de Berazategui, está el Parque Pereyra Iraola, un lugar para pasar la tarde entre verdes y el sonido de las aves. Mientras que en Gonnet se puede visitar la República de los Niños, un predio de 53 hectáreas que cuenta con una mini ciudad con edificios hechos a escala de un niño de 10 años. Además de un tren y un barco que son un imán para los chicos, hay un “Aeropuerto”, que incluye un simulador de vuelo, un museo sobre la historia de la aviación argentina y un avión Boeing 707.

 

TUCUMÁN

Cuando sale el sol, la naturaleza y las raíces profundas son la carta de presentación de san Miguel de Tucumán. Al “Jardín de la República” hay que caminarlo. El centro patrimonial está concentrando en los alrededores de la plaza Independencia, nutrida por laureles, naranjos y  lapachos. Allí, se erige la Estatua de la Libertad esculpida por Lola Mora, y la Casa de Gobierno, con sus toques del barroco francés.

Durante todo julio, un grupo de actores vestidos de época recorrerán las calles cercanas a la Plaza Independencia y representarán escenas típicas de la vida colonial y momentos previos a la Declaración de la Independencia, en el mes aniversario. Por las noches de viernes y sábados, los visitantes podrán asistir a divertidas verbenas en las peñas folclóricas que tendrán lugar en espacios gastronómicos y culturales, como El Aljibe, Peña La 9, El Alto de la Lechuza y La Casa de Yamil.
Para los interesados en el turismo religioso, en la Basílica de la Merced habrá dos proyecciones diarias del cortometraje “Virgen de la Merced y Batalla de Tucumán”, y se podrá subir al campanario por medio de visitas guiadas. También de martes a domingos, tendrá lugar un recorrido guiado por los principales templos religiosos del Casco Histórico de la ciudad.

Los más chicos podrán conocer la avifauna autóctona de la región, sus colores y cantos, en el marco del taller “Conociendo nuestras aves”, que se realizará en el Jardín Botánico Fundación Miguel Lillo. Y a unos 20 minutos del centro, y luego de pasar por el paquete barrio de Yerba Buena, se llega al cerro San Javier, donde además de obtener unas de las vistas más hermosas del noroeste argentino se practican trekking y cabalgatas, ideal para los más pequeños.