Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


Compartí la nota

Por la Ruta 40 a pura propulsión eléctrica

La realización de The Green Expedition en la Argentina despertó un gran interés. La competencia eco-rally, donde vehículos eléctricos recorrieron más de 5.000 kilómetros entre Salta y Río Gallegos, ratificó que el sector automotriz puede alejarse de los combustibles fósiles y dejar de dañar el medio ambiente.

El mayor desafío de Green Expedition fue que "Argentina no tiene puntos de recarga por eso tenemos una organización para garantizarla en cada una de las 19 ciudades, desde Río Gallegos hasta Salta”, dijo el francés Bruno Ricordeau, organizador de la competencia, antes de la partida.

“Me gusta mucho la ruta 40, Argentina, el asado y el malbec”, afirmó Ricordeau, quien desde 2011 organizó cinco rallys con rodados térmicos y por primera vez lo hace con vehículos eléctricos. “La característica distintiva de esta competencia por la Cordillera de los Andes es que no hay cargadores, vamos a depender de la ayuda local y nos vamos a alimentar de redes públicas o privadas, todos están dispuestos a ayudar, tuvimos una excelente llegada”, dijo Ricordeau.

Roberto Stazzoni, gerente técnico de la empresa de materiales eléctricos Scame Argentina S.A. y socio fundador de Asociación Argentina de Vehículos Eléctricos y Alternativos (Aavea), detalló la repercusión que tuvo la expedición: “Nos hemos encontrado con dos situaciones. Por un lado, muchos municipios han declarado de interés el evento antes de que llegáramos por lo que el interés se sintió desde un comienzo. Después, dónde no mostraron interés previo, una vez que llegamos y nos instalamos en el lugar, la gente se movilizó y se movilizaron los medios”.

The Green Expedition es el primer rally ecológico del mundo y en los últimos meses viene recorriendo diferentes países. Es impulsado por la empresa francesa Sojasun, sponsor principal y organizador junto a Atypik Travel Organization (ATO), con el objetivo de expandir el uso de los transportes eléctricos en el mundo y mostrar que pueden afrontar grandes distancias.

En Argentina, el punto de partida fue Río Gallegos, más precisamente el Km 0 de la Ruta 40. Desde ahí, dos Renault ZOE, un Tesla, una motocicleta de trial Eléctric Motion, otra motocicleta de ruta Zero y dos bicicletas Matra con asistencia al pedaleo, iniciaron el desafío, que culminó en Salta, en el Km 4786.

 

Habilitados

Los transportes eléctricos recién fueron habilitados en el país a principios del 2018. Mediante el Decreto 32/2018, el Ministerio de Transporte de la Nación incorporó las motos eléctricas, bicicletas con asistencia al pedaleo mediante motor eléctrico y nuevas categorías de autos livianos dentro de los cuales entran autos eléctricos a la Ley Nacional de Transporte.

En marzo pasado, se presentó el Renault Kangoo Z.E. ($ 700.000 / autonomía de 270 km / velocidad máxima limitada a 130 km/h), el primer coche eléctrico que se puso a la venta en el país. Luego, llegó el Baic EX260 ($ 800.000 / autonomía de 250 km / velocidad máxima de 130 km/h), diseñado por la compañía china Beijing Automotive Industry Corporation (Baic).

 

El problema de la falta de estaciones

Aunque para The Green Expedition hubo surtidores eléctricos instalados en las diferentes etapas del rally, en Argentina aún no hay estaciones de carga operativas. Tanto YPF como Edesur, ambas compañías aprobadas por el Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE) para comercializar energía, anunciaron la instalación de surtidores el año pasado, pero todavía ninguno está en funcionamiento.

Además de participar como auspiciante, la filial argentina de Scame (cuyo origen es italiano) se encargó del soporte técnico y de instalar estaciones para cargar las baterías de los vehículos durante la competencia.

“No en todos los lugares la carga fue fácil, porque no fue fácil encontrar al responsable que autorice realizar las conexiones. En algunos lugares fue la Municipalidad, en otros la cooperativa eléctrica o incluso Turismo. Pero, a medida que avanzamos, nos vamos adecuando a la situación en la que nos encontramos”, dijo Stazzoni.

De hecho, el comunicado de The Green Expedition tras la finalización de la carrera menciona que “gracias a la colaboración y empeño de las municipalidades y de sus técnicos y pobladores y, vía el surtidor portátil provisto por la empresa Scame, The Green Expedition logró acceder a la energía eléctrica necesaria para cargar a los vehículos los cuales alcanzaron un promedio diario de 250 km de autonomía. Asimismo, en dos oportunidades los vehículos se abastecieron directamente en los parques solares de Cañada Honda y Nonogasta, pertenecientes a la empresa sponsor 360 Energy”.

De acuerdo al ingeniero Stanozzi, la fabricación de los cargadores a nivel local dependerá “de que se produzca un volumen mínimo razonable de demanda para que a la empresa le resulte rentable armarlos”.

YPF prometió instalar más de 200 cargadores en 110 estaciones de servicio de todo el país. Mientras que ENEL, empresa a la que pertenece Edesur, colocó un surtidor de energía en la intersección de las calles San José y Alsina, a pocas cuadras del Microcentro porteño. Sin embargo, ninguno opera.

 


El mayor desafío fue que Argentina no tiene puntos de recarga, por lo que la organización se movió para garantizarla a lo largo de todo el camino.