Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


Compartí la nota

Por la sequía, el país importará 120.000 tn de soja

 Argentina importará 120.000 toneladas de soja desde Estados Unidos para poder asegurarse la calidad y el abastecimiento para las aceiteras en el marco de la sequía que afecta a la producción nacional, que alcanzaría los 40 millones de toneladas este año, 7 millones menos de lo proyectado.

Según confirmó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), Argentina importará desde ese país 120.000 toneladas, que llegarían a los puertos argentinos del Gran Rosario cerca de octubre.

Fuentes del sector aceitero explicaron que no se trata de la primera vez que se importa soja desde Estados Unidos y que "la entrega está pensada para octubre y noviembre, cuando la cosecha de soja argentina ya se extinguió".

"Hoy hay problemas con la producción argentina por la sequía y en ese marco es lógico que las grandes plantas de molienda, que tienen que seguir su ciclo continuo, tomen recaudos para mantener el flujo de la producción a lo largo del año".

 

Reducciones

La cifra de la reducción de siete millones de toneladas fue estimada por el USDA. De la misma manera, previó una merma en la recolección de maíz de tres millones de toneladas, al pasar de 36 a 33 millones de toneladas.

Ambos recortes, mayores a lo esperado por el mercado, fueron ocasionados por la sequía que afectó a gran parte de dichos cultivos durante casi cinco meses.

Los operadores preveían un recorte promedio en las estimaciones de producción argentina de soja de 4,3 millones de toneladas y de 2,3 millones de toneladas en el maíz.

Dicha reducción en las estimaciones provocó al mismo tiempo mermas en la previsión de exportación y en los stocks del país.

Según el reporte, la oleaginosa destinada a la exportación fue estimada en 4,2 millones de toneladas de los 6,8 millones previstas en marzo, mientras que los stocks pasaron de 31,2 millones de toneladas a 28,6 millones.

Asimismo, los inventarios de maíz argentino también cayeron, en este caso de 5,3 a 4 millones de toneladas, mientras que el grano destinado a exportación bajó en un millón de toneladas, al pasar de 25 a 24 millones de toneladas.

 

En Brasil

Por el lado de Brasil, la proyección de producción de soja subió en 2 millones de toneladas con respecto al mes pasado y se estipuló en 115 millones de toneladas, unas 300.000 toneladas por debajo de lo esperado por el mercado.

En el caso del maíz, los recortes estimados para la cosecha del país carioca se situaron en 2,5 millones de toneladas, al pasar de 94,5 a 92 millones de toneladas.

En lo que respecta a los números estadounidenses, el informe actual no muestra grandes diferencias a los expuesto en el previo.

Los únicos cambios en las estimaciones correspondientes al país del norte fueron en los stocks de soja, para los cuales se previó una merma de 130.000 toneladas y las situaron en 14,97 millones de toneladas y un aumento en la previsión de crushing de 300.000 toneladas, para situarlo en 53,6 millones de toneladas.

Por último, siempre hablando de los Estados Unidos, previeron un aumento en los stocks tanto de maíz como de trigo, ya que el informe calculó las existencias finales de maíz en 55,42 millones de toneladas, 1,4 millones de toneladas más, mientras que la de trigo subieron casi 900.000 toneladas hasta los 28,96 millones de toneladas.

 

"La entrega está pensada para octubre y noviembre, cuando la cosecha de soja argentina ya se extinguió".