Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


Compartí la nota

La provincia de Buenos Aires, en el podio de las carnes

Según un informe de FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina), la provincia de Buenos Aires es el jugador más importante en las carnes argentinas, ya que es la primera productora de carne bovina y porcina, seguida por Córdoba. Y también se lleva el segundo lugar en carne aviar, después de Entre Ríos.

David Miazzo, economista jefe de FADA, afirma que estas cifras también generan otros impactos en la provincia: “En relación al movimiento económico, si sumamos consumo interno más exportación, las cadenas cárnicas aviar, bovina y porcina inyectan 11.964 millones de dólares anuales a la economía provincial”.

El ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, remarca que “se están realizando acciones para impulsar el desarrollo de las carnes en la provincia de Buenos Aires, con acciones para incrementar el peso de faena bovina, créditos a la producción a través del Banco Provincia, el plan Megaba con foco en el sector porcino y productores no bancarizados, además de trabajar en mesas sectoriales que se reúnen periódicamente con todos los actores de la cadena”.

“La provincia de Buenos Aires tiene el potencial real más grande de la Argentina, por eso trabajan en conjunto con el sector productivo y el Ministerio de Agroindustria de Nación para potenciar las carnes de la provincia y así crear más empleo y acelerar la actividad económica”, agrega Sarquís.

 

Crecimiento de stock

Miazzo destaca que “más allá de los problemas que generaron las inundaciones a cientos de productores, el stock bovino creció en 2017 un 4% con respecto al 2016, 3% la producción y 9% el ingreso de divisas”. En el caso de la carne aviar, la faena creció un 5% y el ingreso de dólares por exportación un 24%. En carne porcina también crecieron las exportaciones en un 73%, aunque desde un valor bajo y la ovina se incrementó en un 64%.

En cuanto a la carne bovina, Buenos Aires produce 1,4 millones de toneladas, de las que el 71% va a consumo interno, el 13% a exportación y el 16% se comercializa con otras provincias argentinas.

De la carne porcina, de la que es también primera productora del país con el 53% del total nacional, destina el 90% de su producción a consumo interno, comercializando con otras provincias el 7% y un 3% para exportación.

En el caso de la carne aviar, produce el 33% del total nacional. “Aquí se da un hecho llamativo, aún siendo la segunda productora los bonaerenses consumen más de lo que producen, por ello deben “importar” desde otras provincias parte de su consumo”, aclara Nicolle Pisani Claro, investigadora de FADA. Es así que, entre producción propia y de otras provincias, alcanzan un total de 805 mil toneladas de carne aviar, de las cuales consumen el 94% y exportan el 6% restante.

En total, la provincia de Buenos Aires produjo en 2017 2,3 millones de toneladas de carnes, distribuyéndose un 59% de carne bovina, 29% de carne aviar, 11% de carne porcina y un 0,16% de carne ovina.

Para mover esa producción se hacen un total de 268 mil viajes en camión, si se consideran el transporte de animales vivos y faenados. Estos viajes generan alrededor de 1.900 puestos de trabajo directo.

Las exportaciones de las carnes bovina, aviar y porcina, dan origen a un ingreso anual de divisas de US$ 737 millones, provenientes en un 90% de carne bovina, 9% carne aviar y 1% de carne de cerdo.

 

Cifras en mano

En base al total de habitantes de la provincia, que se estima en 16,6 millones de personas para 2017, y el promedio de consumo aparente de carne, la provincia habrá destinado al consumo interno 1 millón de toneladas.

En tanto, la comercialización de la producción de las tres principales carnes produce una actividad económica equivalente a $ 185.095 millones anuales. Y si se suma la actividad económica por consumo interno más exportación de las cadenas cárnicas aviar, bovina y porcina, éstas inyectan  US$ 11.964 millones anuales.