Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar


Compartí la nota

La degradación ambiental es responsable de una de cada cuatro muertes en el mundo

La degradación ambiental es responsable de casi una de cada cuatro muertes en el mundo, reveló el nuevo Informe de ONU Medio Ambiente "Hacia un planeta sin contaminación", que recoge datos recientes de las distintas formas de polución en todos los continentes.

"En general, la degradación ambiental es responsable de casi una de cada cuatro muertes en todo el mundo, lo que equivale a 12,6 millones de personas cada año y está detrás de una avalancha de problemas de salud humana y de la destrucción generalizada de ecosistemas clave", dijo en un comunicado el director ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim.

El documento advierte además que "la población mundial está siendo afectada por la contaminación".

A modo de ejemplo, detalla que algunos se exponen directamente "al manipular productos químicos en el trabajo o al vivir en ciudades cuyo aire no cumple con los estándares de salud de las Naciones Unidas -el 80 por ciento de las ciudades del mundo-".

Otros, en cambio, "están entre los 3.500 millones que dependen de nuestros mares contaminados para obtener alimentos o son parte de los 2.000 millones que aún no tienen acceso al saneamiento", agrega.

El informe revela que "la contaminación del aire por sí sola mata a 6,5 millones de personas cada año, mientras que los 50 vertederos más grandes del mundo amenazan la vida de otros 64 millones y 600.000 niños sufren anualmente daños cerebrales debido a los efectos tóxicos del plomo en la pintura".

 

Vulnerables

Por otra parte, el documento destaca que "las personas más vulnerables también son las más afectadas", incluidos los niños, cuyo desarrollo mental y físico puede atrofiarse por la exposición a la contaminación durante los primeros 1.000 días de vida.

Por último, destaca que los mares ya contienen 500 "zonas muertas" con muy poco oxígeno para mantener la vida marina y que más de 80 por ciento de las aguas residuales del mundo se liberan al medio ambiente sin tratamiento "envenenando los campos donde cultivamos nuestros alimentos y los lagos y ríos que proporcionan agua potable a 300 millones de personas".

"El reporte proporciona la más reciente y clara imagen sobre la magnitud de la amenaza de la contaminación y la escala de acción que se necesitará para enfrentarla. Ninguno de nosotros está a salvo, así que todos debemos actuar", destacó Solheim.