Inciar sesión



Si aún no es usuario y desea acceder a este servicio, por favor, comuniquese con agencia DIB de Lunes a Viernes de 13:00 a 20:00 horas al (0221) 422-0084 o por correo electrónico a ventas@dib.com.ar

Martín Raggio

Periodista, fotógrafo, melómano incansable y casi experto en rock.




Compartí la nota

El cantautor catalán presenta "Mapa mental", su undécimo disco en solitario.
13/04/2018

Carlos Ann: "El tarot es inacabable al igual que la música"


Por Martin Raggio (mraggio@dib.com.ar)

De gira por Argentina, el músico, compositor, poeta y tarotista Carlos Ann, nacido en Barcelona, presenta su último disco "Mapa mental", un compendio introspectivo de 8 temas. Un grito desesperado desde la prosa maldita del que ha vivido tiempos salvajes y que ha vestido de una sonoridad lograda de los años sesenta con la obsesión de un convencido.

El catalán lleva una carrera de más de 20 años editando discos. En línea musical con Nacho Vegas y Enrique Bunbury, (con los que ha compartido bandas y temas), viene a exhibir su extenso cancionero, con este último desafío autobiográfico de ir regando emociones reales en un mundo virtual.

El músico a lo largo de su obra ha coqueteado con el rock, el indie, el latin, la electrónica y hoy le toca calzarse sus propios zapatos. En su 11º disco en solitario, editado este año en España y México, hace un paréntesis de los años felices y se enfoca en capitular sus tristezas imaginarias, desde la catarsis de un peregrino en el diván.

Carlos Ann se presenta  hoy en Ciudad Vieja (17 y 71 de La Plata), junto a Canciones para Viajar, y mañana en Makena (Fitz Roy 1519 de CABA), con Chillan Las Bestias y Pablo Krantz.


Recién llegado de México, el compositor charló en la redacción de DIB sobre su auspicioso presente:

¿De qué trata la gira 2018?

Estamos presentando "Mapa mental" que es el nuevo disco, es el 11º en solitario y el 16º sumando otras producciones. Es un disco más introspectivo, más autobiográfico. Es corto de 8 canciones con muchos invitados. El disco cierra con una participación de Alejandro Jodorowsky, está Shuarma, un compañero de Barcelona con el que hicimos un disco que se llamó Bushido, en el que también estaba Enrique Bunbury y Morti. Es un disco bastante poético y sobre todo orgánico, muy tocado con un sonido muy ancho.

¿Cómo fue esto de grabar "Mapa Mental" en cuatro países y con técnicas de los años `60?

Fue una locura. Se grabó entre España, México, Francia y se mezcló y remasterizó en Alemania. No encontraba el sonido que quería y al final con instrumentos del 67 al 69 y con técnicas de grabación de los años sesenta se consiguió este tipo de sonoridad. La preproducción fue poca y lo que es la creación también no fue mucha, si la repetición. El tema es que lo repetí  tres veces para conseguir el sonido que quería.

¿Por qué el nombre?

Creé un mapa mental, o sea físico y además mental de verdad, ha sido como una brújula, una suma de decisiones para poder continuar y para desprenderse de las cosas que realmente no eran necesarias.

¿Qué es lo que más disfrutás de la gira latinoamericana?

La paso muy bien, hay una cosa en Latinoamérica que se ha perdido en Europa que es la frescura. Todos estamos muy estructurados. Está todo demasiado institucionalizado e incluso la música. Y acá hay una inmediatez, una frescura que en particular yo la agradezco mucho.

¿Qué te lleva a componer canciones a 20 años de tu primer disco?

Es siempre intentar hacer una buena canción, e intentar aprender de la profesión. Yo creo que la música siempre ha cometido un error que ha sido siempre la adolescencia. Y ahora afortunadamente en España hay muchos músicos que tienen una edad muy avanzada  y continúan haciendo inclusive sus mejores discos, lo que me da seguir aprendiendo el oficio.

¿Qué recordás de la época de Bushido? ¿Se volverían a juntar?

Era un gallinero. Éramos cuatro gallos en un gallinero. Nos queríamos mucho, nos queremos mucho, pero eso fue peor que la Guerra de Vietnam. Con respecto a juntarnos, todo es posible, pero si se recreara nuevamente, creo que se haría con reglas establecidas de conducta. (Risas)

¿Qué te provoca el paso del tiempo?

Tranquilidad. Desprendimiento de las cosas inútiles, es poder valorar cada momento el paso del tiempo. Estás más selectivo, por lo menos en mi caso, no pierdo el tiempo en cosas estúpidas.

¿Cómo te definís: más como poeta o como músico?

De ninguna de las dos maneras, de verdad; quiero pensar que  tengo actividades sin el peso y la carga de siempre tener que hacer eso. Me gusta pensar que estoy de entrada y a lo mejor de salida y esto me tiene más excitado.

¿Qué momento elegís para recibir a las musas inspiradoras?

Cualquier hora del día. Como decía Picasso: "Que las musas te pillen trabajando". Y es así, tienes que estar trabajando para recibir esa inspiración, información, esa ayuda, canalización o como quieras llamarlo.

¿Cómo es eso que también prácticas el tarot?

Hace más de 25 años que estudio el tarot y digo -lo estudio- porque es inacabable al igual que la música. Es parte de mi vida, es una herramienta. Sería como constantemente un sentido a la existencia de lo que vamos haciendo. Es un ordenador auténtico, es tecnología pura. El tarot no es el futuro, sería más el presente, es como mostrar una radiografía del momento, percibir las diferentes puertas y sobre todo es ordenar de una manera más visual lo que está sucediendo. Prefiero creer que es una herramienta de ayuda. DIB